Twitter, en caída libre: despide al 9% de la plantilla y cierra Vine por sorpresa

vine
Vine, que cerrará sus puertas "en los próximos meses", fue comprada por Twitter en 2012 y lanzada como app propia en enero de 2013. / Vine

Que la situación de Twitter como compañía es bastante más que delicada es algo de lo que ya habíamos hablado en otras ocasiones, pero pocos podían imaginar lo crucial que iba a ser para la supervivencia de la red de microblogging la semana que acaba de terminar.

Twitter se había puesto como objetivo para salir a flote encontrar un comprador antes del jueves 27 de octubre, fecha en la que tenía que realizar la comunicación de los resultados correspondientes a su tercer trimestre fiscal.

Publicidad

Sin embargo, la compañía no sólo ha visto en las últimas semanas cómo se han descolgado, uno a uno, los principales candidatos a realizar la adquisición (Google, Disney y Salesforce, principalmente) sino que vivió el pasado jueves uno de los días más amargos de su historia.

Los resultados presentados no fueron malos del todo: la compañía ingresó 616 millones de dólares durante el trimestre y alcanzó los 317 millones de usuarios activos al mes, lo que supone un incremento de 4 millones de usuarios con respecto al periodo anterior y un crecimiento interanual del 3%. El crecimiento es muy escaso si se compara con el que registran otras plataformas como Instagram o Snapchat, pero teniendo en cuenta que a principios de año Twitter perdía usuarios, al menos se ha conseguido revertir la marcha negativa.

Sin embargo, junto a los resultados, Twitter comunicó dos noticias que reflejan la complicada situación que vive la compañía. Por una parte, anunció un total de 350 despidos, lo que supone que la red social prescindirá en las próximas semanas del 9% de sus empleados. Los recortes afectarán a todas las áreas de la firma, pero fundamentalmente a los departamentos de ventas y márketing, no sólo en Estados Unidos, sino también a los que se encuentran en la veintena de oficinas comerciales que la compañía tiene distribuidas por todo el mundo, entre ellas la de Madrid.

Pero además de los despidos, Twitter comunicó también que “en los próximos meses” cerrará Vine, la aplicación que permite realizar vídeos de hasta 6 segundos que adquirió en 2012. El anuncio pilló por sorpresa hasta al propio CEO de Vine, tal como manifestó en un mensaje publicado precisamente en su cuenta de Twitter. La compañía decide prescindir de Vine, que en octubre de 2015 contaba con 200 millones de usuarios en todo el mundo –según datos hechos públicos por Twitter y que después de esa fecha no volvió a actualizar- para concentrar recursos y esfuerzos, ser más eficiente y buscar el camino de la rentabilidad, según señaló en un comunicado.

Lo cierto es que ante el empuje de aplicaciones como Instagram y Snapchat, Vine se había quedado rezagada tanto en crecimiento como en desarrollos que hicieran más atractivo el producto. Cuando la app cierre sus puertas, Twitter mantendrá “viva” la web para que los usuarios puedan seguir contemplando las creaciones en vídeo de menos de seis segundos que los viners subieron a la plataforma.

Otras noticias tecnológicas de la semana

Un día antes de que Twitter comunicara sus resultados trimestrales, Apple también tuvo que rendir cuentas ante público y accionistas y sus cifras también hicieron saltar todas las alarmas.

La compañía de la manzana recortó tanto ingresos (un 7,7% menos que en el ejercicio anterior) como beneficios (un 14% menos) por primera vez desde 2001. Pero no es la única cifra en la que Apple  presenta números titubeantes, dado que las ventas del iPhone, a pesar de repuntar, tampoco convencen.

En el último ejercicio las ventas del teléfono han caído un 13% con respecto a 2015, aunque es cierto que comparándolas con el trimestre anterior se registra un aumento del 17%. En cuanto a número  de unidades, el iPhone cae un 5% con respecto al año pasado, aunque sube un 15% con respecto al segundo trimestre del año.

Aún así, las cifras no convencen, puesto que la dependencia de los números de la compañía con respecto al smartphone es muy importante: los iPhone suponen más del 60% de los ingresos de la  compañía, que no logra diversificar el peso que en sus cuentas tiene su portfolio de productos.

En otro orden de cosas, LinkedIn ha lanzado esta semana en España su funcionalidad “Open Candidates”, que hasta ahora sólo podían utilizar los usuarios de la red profesional en Estados Unidos. Esta curiosa característica permite mostrar a los responsables de Recursos Humanos nuestro interés por cambiar de trabajo sin que otras personas –como compañeros de trabajo o superiores- lo sepan. Para habilitarla, es necesario utilizar en el móvil LinkedIn Jobs, la app específica de la compañía para quienes buscan empleo.