TELECOMUNICACIONES / Downdetector informa sobre problemas en las conexiones

Cómo comprobar si tu red social favorita o tu conexión a Internet se ha caído

MANUEL MORENO | Publicado:

Los españoles pasamos, de media, dos horas y cuarenta minutos al día conectados a Internet. / Foto: Freepik

Según el último informe sobre Internet y redes sociales de la Interactive Advertising Bureau (IAB), la asociación que representa al sector de la comunicación y publicidad digital en España, los españoles pasamos al día, de media, dos horas y cuarenta minutos conectados a la red de redes y a nuestros perfiles 2.0.

No es tiempo excluyente, sino que pueden ser momentos en los que compaginemos la actividad en Internet con otras tareas, gracias a que principalmente nos conectamos desde el teléfono móvil en cualquier lugar, pero sí que es tiempo suficiente como para hablar de una cierta dependencia. El sistema de mensajería instantánea WhatsApp es el que acapara mayor porcentaje de este tiempo diario dedicado a la tecnología, pero el uso de redes sociales como Instagram o Facebook también ha aumentado considerablemente en los últimos meses.

Precisamente estas dos plataformas han sufrido constantes interrupciones de servicio esta semana que han afectado a miles de usuarios en todo el mundo. Aunque las principales caídas ocurrieron el pasado miércoles por la tarde, momento en el que estas plataformas llegaron a estar inactivas durante más de una hora, los microcortes en el servicio se han estado experimentando también durante las últimas horas, a pesar de que Facebook ha confirmado que los problemas que impedían a algunos usuarios acceder a la red social han sido subsanados.

Según la compañía, no han sido más que tareas de mantenimiento las que han dejado fuera de servicio durante un breve espacio de tiempo tanto a Facebook como a Instagram. Sin embargo, los usuarios, cuando ocurren estas situaciones, parecen entrar poco menos que en pánico. Las caídas no sólo afectan considerablemente a los community managers, que no pueden desempeñar su trabajo gestionando los perfiles corporativos de una empresa en las redes sociales, sino a todo internauta que ve que el funcionamiento de sus perfiles no es el habitual.

En ese momento, la mayor parte de los usuarios echa mano de otras redes sociales –como Twitter- para quejarse o preguntar a otros si también están sufriendo los cortes en el servicio. Existe una interesante página web que puede satisfacer las dudas de los internautas más impacientes en estos casos. Se llama Downdetector y recoge información sobre más de 80 servicios de Internet e incluso ofrece un mapa en tiempo real en el que muestra aquellos lugares del mundo en los que otros usuarios también están sufriendo irregularidades en el uso de las principales plataformas digitales. Con ella podemos comprobar si sólo se nos ha caído a nosotros la conexión o si otros usuarios están experimentando el mismo problema y se trata de una incidencia de mayor trascendencia.

Además de monitorizar el funcionamiento de las redes sociales, esta página web también rastrea quejas y fallos en el servicio de los principales proveedores de Internet. Así pues, hubiera podido ser muy útil también durante la importante caída que sufrió esta semana la red de Internet de Movistar.

La mayor parte de los usuarios de la operadora de Telefónica, tanto los de ADSL como los de fibra, experimentaron una desconexión total durante más de una hora y media en la tarde del pasado martes.

Según reconoció la propia compañía, un fallo técnico impidió el acceso a Internet a los clientes de las principales ciudades del país (Madrid, Barcelona y Valencia, sobre todo) y ello provocó también el colapso del número de atención al cliente, el 1004. Al parecer, miles de usuarios llamaron alertados ante la imposibilidad de navegar desde sus ordenadores, ya que la avería tan sólo afectó a las conexiones fijas de Internet y desde los teléfonos se podía navegar con normalidady tampoco se vio interrumpido el servicio de televisión.

 

Google Drive cerrará en marzo de 2018

Por otra parte, Google ha anunciado esta semana el cierre de Google Drive, su servicio de alojamiento de archivos en la nube, que se producirá en marzo de 2018.

En realidad, este disco duro virtual, que permite alojar documentos en Internet para consultarlos posteriormente en cualquier momento y lugar, tiene ya sustituto: Drive File Share, y habrá que migrar a él antes de que llegue la fecha indicada. Google ha creado una guía de ayuda para que el usuario complete el cambio de Drive a File Stream lo antes posible, y facilitará la migración para que ningún contenido se pierda en este traslado forzoso.

Sin embargo, aquellos que no quieran continuar utilizando la nube de Google podrán también optar por otros sistemas disponibles en el mercado. Uno de los más usados es Dropbox, que permite realizar envíos de archivos o guardarlos en la red para tener un repositorio online a modo de copia de seguridad. También se puede optar por FreeFyleSync, muy básico pero que permite almacenar archivos en la nube de forma gratuita, o por One Drive, el entorno ‘cloud’ de Microsoft, entre otros sistemas.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend