El ‘boom’ de los contenidos efímeros en las redes sociales

  • Más de 500 millones de personas utilizan cada día las Stories de Instagram, la red social que más ha crecido en el último año
  • Los contenidos que desaparecen a las 24 horas triunfan también en Facebook y WhatsApp, donde pronto comenzará a mostrarse publicidad
  • Snapchat, aplicación que ideó los contenidos efímeros, logra resistir el empuje del imperio Facebook y ya posee más usuarios diarios que Twitter

Instagram es la red social que más crece de todas, con diferencia. Mientras Twitter ha perdido cinco millones de usuarios activos en el último trimestre (en el universo del social media se consideran usuarios activos aquellos que han realizado alguna acción en la plataforma en los últimos 30 días) y Facebook ya no suma adeptos tan rápido como antes -sobre todo entre los más jóvenes-, la app social de fotografías ha conseguido sumar casi 200 millones de nuevos usuarios en el último año y ya supera ampliamente los 1.000 millones de usuarios activos mensuales.

¿A qué se debe este crecimiento? Principalmente al auge de los contenidos efímeros, las Stories, esas publicaciones lanzadas en verano de 2016 y que desaparecen a las 24 horas de ser publicadas en la red social. Según los datos hechos públicos esta semana por Facebook -compañía que compró Instagram en 2012 por un millón de dólares- al comunicar los resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2018, de los 1.000 millones de usuarios que tiene la app de fotografías, más de 500 millones utilizan las Stories cada día.

Los contenidos efímeros -responsables de este éxito- permiten a los usuarios ofrecer imágenes y vídeos más desenfadados, que muestren su vida cotidiana sin necesidad de aparentar. En ellos el “postureo” es menor porque lo que se publica no va a quedar para la posteridad. Es más, con las Stories se puede experimentar, ya que se les pueden añadir efectos, filtros, máscaras, todo tipo de gráficos y archivos GIF…. e incluso música.

Publicidad

instagram-stories-DAU-january-2019
Gráfico con la evolución de crecimiento de las Stories en Instagram. / Facebook

Instagram no para de innovar y lanzar nuevas funciones para que el público se comunique a través de las historias. En las últimas semanas se ha añadido un sticker de cuenta atrás, otro que permite realizar preguntas a los usuarios e incluso uno que permite desarrollar encuestas. Mientras que prácticamente no se desarrollan nuevas funciones para las imágenes del feed de publicaciones tradicional -muchos usuarios critican que Instagram no muestre las publicaciones cronológicamente sino que recurra a un tedioso algoritmo para tratar de identificar aquellas fotos que, supuestamente, al usuario le gustaría ver primero- para las Stories se lanzan funciones nuevas prácticamente cada semana.

La compañía ha puesto en ellas el foco a sabiendas de son el motor de su crecimiento en cuanto a número de usuarios, pero también en cuanto a ingresos. Según los resultados del cuarto trimestre de 2018, más de dos millones de empresas en todo el mundo se anuncian ya habitualmente en las historias de Instagram, promocionando sus Stories o creando contenidos patrocinados, lo que ha contribuido a catapultar las cifras de la compañía, que ingresó un 39% más en 2018 con respecto al año anterior.

Su matriz, Facebook, tiene claro que los contenidos efímeros son la clave para seguir apuntalando el imperio. Es por eso que cada vez se destacan más en la red social e incluso la compañía ha estado realizando pruebas para que cuando un usuario suba un contenido se publique, por defecto, en las Stories de Facebook en lugar de en su muro, como es habitual. De momento se trata sólo de una prueba, que quizá no llegue a implementarse oficialmente, pero las Stories de Facebook también reciben constantemente nuevas funcionalidades en un intento de Mark Zuckerberg de “meterlas hasta en la sopa”.

Algo similar ocurre con otra aplicación del conglomerado Facebook, el sistema de mensajería instantánea WhatsApp, donde los contenidos efímeros no se llaman Stories, sino Estados. Aunque parezca que se emplean menos que en otras plataformas, no es así. Según los datos que maneja la compañía, más de 400 millones de personas emplean los Estados de WhatsApp cada día.

Zuckerberg ha visto también en ellos la posibilidad de ganar dinero. De hecho, a pesar de que cuando adquirió WhatsApp en 2014 por 19.000 millones de dólares, se comprometió a que no llenaría de publicidad el servicio de mensajería, el directivo ha encontrado en los Estados la manera de comenzar a rentabilizar su inversión. A lo largo de este año las empresas podrán empezar a anunciarse en los contenidos efímeros de WhatsApp.

Facebook copió los contenidos efímeros a Snapchat, una aplicación popular entre los jóvenes que los creó en 2012. Mark Zuckerberg, viendo su éxito, trató en varias ocasiones de comprarla, y ante la negativa de sus creadores decidió imitar su principal funcionalidad. A pesar de la copia y de no registrar las mismas cifras de usuarios que Instagram, Snapchat ha conseguido capear el temporal y alejar los rumores de su posible desaparición. En el último trimestre del año ha logrado unos ingresos récord, gracias a la publicidad en los contenidos efímeros y, además, ha conseguido frenar la sangría de usuarios.

De hecho, Snapchat conserva los 188 millones de usuarios activos al día que mantenía en el tercer trimestre de 2018 y se sitúa muy por encima de la cifra que atesora Twitter. La red social del pajarito posee únicamente 126 millones de usuarios activos al día en todo el mundo, aunque su popularidad es ciertamente mayor que la de Snapchat, al menos en mercados como el español.