La colaboración con los tuareg abre el camino hacia los santuarios de Al Qaeda

2
Manifestación en Kidal el pasado día 27, nada más huir los yihadistas, exigiendo la negociación con el MNLA. / Tamazgha

La colaboración entre el Ejército francés y los tuareg del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) en la ciudad de Kidal, la tercera en importancia del norte de Mali, abre las puertas a una nueva fase de la guerra en el Sahel que, con toda seguridad, no tendrá nada que ver con lo ocurrido en Tombuctú y Gao, tomadas a los grupos yihadistas prácticamente sin pegar un tiro.

Resulta obvio que los muyahidines de Ansar Dine (Soldados de la Fe), Aqmi (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y el Mujao (Movimiento para la Unicidad y la Yihad en el África Occidental) no han desaparecido por arte de magia y que se han replegado a los santuarios de los que surgieron hace un año, de forma especial al Adrar (montañas en lengua tuareg) de los Iforas.

Publicidad

Este impresionante macizo de unos 200.000 kilómetros cuadrados (la tercera parte de la Península Ibérica) ha sido epicentro de todas las rebeliones tuareg en Mali y en los últimos años se había convertido en base de operaciones para los grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda que actúan en el Sahel.

La entrada de las tropas francesas en Kidal gracias a la ayuda del MNLA y la notoria ausencia de tropas malienses en esta operación indica que Francia se ha comprometido finalmente a buscar una solución al problema del Azawad. El Azawad, que forma parte del desierto saharaui y está habitado en su mayor parte por árabes y tuaregs, siempre ha sido una región abandonada por el Gobierno central, lo que ha provocado sucesivas revueltas armadas e infructuosos acuerdos de paz con los partidos tuareg.

La profunda crisis del Estado, sobre todo el enfrentamiento entre “boinas rojas” y “boinas verdes” dentro del Ejército, permitió que el MNLA, con ayuda de excombatientes de la revolución libia y de un nuevo grupo de orientación islamista –Ansar Dine-, expulsara al Ejército maliense del Azawad y que, de esta forma, el MNLA pudiera proclamar la independencia de esta región el 6 de abril de 2012.

Sin embargo y de forma inmediata, el MNLA –con posiciones laicas y democráticas- fue progresivamente desplazado de todas las localidades bajo su control por un Ansar Dine ahora reforzado por el Aqmi y el Mujao, grupos a los que el MNLA siempre ha estado dispuesto a expulsar de su territorio.

La intervención francesa y de varios países vecinos ha colocado las cosas como estaban hace un año. El MNLA ha retomado las ciudades mayoritariamente habitadas por tuaregs –Kidal, Leré, Tessalit, Tinzawatene, Anefis, In Jalil, Tessit, Talatayt…- y los grupos yihadistas han regresado a sus refugios en las zonas más inaccesibles del desierto.

La diferencia entre ambas situaciones estriba en que Francia, con el apoyo de la Unión Europea y a cambio de frenar el avance de Al Qaeda hacia el centro del país, ha impuesto al Gobierno interino de Dioncunda Traoré dos draconianas condiciones. La primera es celebrar elecciones libres antes del 13 de julio, y la segunda consiste en negociar con los grupos armados que no cuestionen la integridad territorial de Mali ni el carácter laico del Estado.

Los asteriscos rojos señalan localidades recuperadas por el MNLA y el círculo, la zona central del macizo Iforas. / Gráfico: Manuel Martorell

Según acaba de reconocer el presidente de Mali, el MNLA estaría dentro de esta negociación ya que, en sus últimos posicionamientos, renuncia expresamente a la independencia y acepta la creación de un Estado federal en el que el Azawad tendría una amplia autonomía. No queda claro, de acuerdo con estas declaraciones, si el Movimiento Islámico del Azawad (MIA), escindido de Ansar Dine hace dos semanas y que acusan a su líder, Iyad Ag Ghaly, de haber traicionado al pueblo tuareg aliándose con los yihadistas, entraría o no en la ronda de negociaciones.

Al parecer y según las informaciones que llegan de la zona, un avión francés ya se habría encargado de trasladar a los representantes del MNLA a Uagadogu, capital de Burkina Faso, cuyo presidente, Blaise Compaoré, está mediando entre los rebeldes y el Gobierno de Bamako. Por su parte, las tropas de la CEDAO (países del África Occidental) asumirían el papel de fuerzas de interposición mientras Francia se encargaría, con la ayuda de los tuareg, de continuar la guerra contra los focos yihadistas.

Así lo ha dejado entender el ministro galo de Defensa, Jean-Yves Le Drian, quien no ha dudado en calificar a los miembros del MNLA como “nuestros amigos”, situación que ha levantado las primeras críticas dentro de Mali, llegando algunos medios de comunicación a acusar a Francia de haberles traicionado.

Como también declaró, nada más acabar la cumbre de la UE sobre Mali, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, el MNLA será una pieza clave en la estrategia europea. La realidad es que la colaboración con los ahora federalistas tuareg tiene otras dos grandes ventajas. La primera de ellas es que sus militantes –se habla de una 3.000 personas con formación política- pueden ser el germen de una nueva administración en esa región sumida en el caos y la inestabilidad.

La segunda es que el MNLA asegura controlar ciudades que, como Kidal, Tessalit, Tinzawatene o Anefis, están situadas justo en la periferia del Adrar de los Iforas; adquieren, por lo tanto, un valor estratégico para continuar la lucha contra los movimientos yihadistas, mucho más si las tropas francesas cuentan con el apoyo de las milicias locales. Como no se cansan de repetir, nadie como ellos conoce los caminos, escondites y los pozos de agua sin los cuales es imposible ganar esta guerra en la inmensidad del desierto.

2 Comments
  1. enante says

    El papel de España ha sido bastante triste. Se estaba construyendo un estado criminal a las puertas de nuestras fronteras y nuestra colaboración ha sido ceder un avión a los franceses. Y además los fanáticos se reforzaron con el rescate de los rehenes españoles. Si bien las familias deben intentar por todos los medios rescatar a sus familiares, los estados no deben ceder al chantaje ya que se evita un mal actual para conseguir uno mayor en el futuro.

  2. islmael says

    DEJAD EN PAZ TERRITORIO MUSULMAN INFIELES Y CRUZADOS OCCIDENTALES Y SIONISTAS

Leave A Reply

Your email address will not be published.