MÓNICA G. PRIETO | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 21:00

bershka_camiseta_santa_muerte
Una modelo de Bershka, con una camiseta de la Santa Muerte. / blogbaladi.com

Una prenda mostrada en el catálogo online de la marca española Bershka, del grupo Inditex, está levantando ampollas en el Líbano. La camiseta ni siquiera está disponible en el país del Cedro y, según las disculpas de la compañía, podría no estarlo a nivel internacional, pero su mera presencia en la tienda digital ha suscitado una fuerte polémica entre la comunidad cristiana del país árabe, que ha llegado a pedir un boicot a la marca española.

Se trata de una prenda estampada con una imagen de Santa Muerte, una figura de la iconografía popular mexicana, en una postura que recuerda a la Virgen de Guadalupe e identificada con la leyenda La señora de las calaveras. La estampa ha generado una oleada de indignación en los foros sociales, donde se le han dedicado comentarios del tipo “Escándalo Bershka: Humillando la imagen de la Santa Madre María de Guadalupe”. “Qué vergüenza! Compártelo. Qué la gente lo sepa!”, decía un post que fue compartido por 400 usuarios. La comunidad cristiana libanesa, un 39% del total de la población, se distingue por su especial devoción a símbolos y festividades, en la línea de las otras grandes religiones que conviven en la pequeña nación mediterránea.

Las primeras denuncias, aparecidas en medios cristianos libaneses el pasado martes, avivaron rápidamente el escándalo. “Boicot a Bershka. Comparte para que el mundo entero sepa que la madre de Dios está siendo insultada”, se leía en otro comentario aparecido en un grupo juvenil cristiano ortodoxo. La noticia no tardó en saltar a medios de comunicación como el canal de televisión MTV, que dedicó un espacio de sus informativos a la misma resaltando que “se han degradado símbolos religiosos atravesando las líneas de lo aceptable, usando una imagen de la virgen mezclada con el diablo” y destacando que, para que la camiseta llegue supuestamente al Líbano, “se ha tenido que pasar por controles superiores. Las leyes libaneses sancionan la degradación de cualquier imagen de símbolos religiosos”, buscando así responsables en una controversia que parece haberse limitado al ámbito digital. En un programa de televisión, incluso se informaba de que las fuerzas de Seguridad libanesas habían visitado establecimientos de la marca -hay seis en el Líbano- en busca de las prendas satánicas. No encontraron rastro alguno.

La camiseta en cuestión no está disponible en las tiendas libanesas, y desde el escándalo tampoco en la tienda online. Según la compañía, la prenda no está, de hecho, en el mercado. Bershka ha explicado en su página web que el producto en cuestión no está disponible en Líbano y ha emitido una disculpa mediante su página web. “Queremos disculparnos por la impresión que hayáis podido recibir, lejana de la intención de Bershka de ofender las sensibilidades de los clientes”“Lo cierto es que en este caso, el modelo al que se refieren nunca ha sido vendido. Un error técnico ha ocurrido en nuestra página online y puede haber sido visto en algunos sitios. Pedimos disculpas por ello. Este producto, inspirado por un icono religioso de devoción en México llamado Santa Muerte, sólo servía como ejemplo de inspiración interna para nuestro equipo de diseño”. En respuesta al escándalo, la empresa importadora de la marca española en Líbano, Azadea Group, ha anunciado que la camiseta, en cualquier caso, no entrará en el país árabe.

Varios blogueros intentaron aliviar la indignación popular explicando que Santa Muerte no tienen ninguna relación con las vírgenes cristianas, aclarando de dónde viene la veneración de esta figura en determinadas culturas. BlogBaladi escribía: “No creo necesario que montemos un gran escándalo sobre esto. De hecho, estoy seguro de que hay toneladas de camisetas similares (en términos de ser irrespetuosos con la religión) en el mercado libanés que nadie ha descubierto aún. Si vamos a señalar todos estos productos, necesitamos un ministerio especial para eso”. Por su parte, la activista y fotógrafa libanesa Abir Ghattas señalaba en su blog que “la tendencia de este verano, si visitáis todas las tiendas, es mexicana, así que es normal que haya diseños mexicanos”.

Difícil ya parar una polémica fomentada por las redes sociales, si bien está destinada a eclipsarse. Como recuerda la autora del blog Red Lips High Heels, Pamela Chrabieh, “no es la primera vez que vemos indignación por imágenes religiosas. En 2011, el Daily Star informaba que el propietario de una tienda chií fue obligado a cerrar por vender sandalias estilo flip flop con cruces, lo cual inició un debate masivo online. En las sociedades occidentales, cosas de este tipo son consideradas normales. La cuestión es ¿somos demasiado sensibles cuando se trata de religión? ¿O es que ellos ya están acostumbrados?”. 

  • Platha Ferreti

    Neta no mamen

  • xerman

    demas se roban la fotografia, que no es original de la empresa española…

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend