300 ejecuciones en Irán al cumplirse 100 días bajo la Presidencia de Hasán Ruhani

1
El presidente iraní, Hasan Ruhani, en una imagen de archivo. / Efe
El presidente iraní, Hasan Ruhani, en una imagen de archivo. / Efe

Hasán Ruhani, el presidente iraní que ganó las elecciones de junio con un mensaje reformista, acaba de hacer balance de sus 100 primeros días de Gobierno guardando un silencio cómplice sobre la situación de los derechos humanos y en concreto sobre la oleada de ejecuciones que sacude de nuevo a la República Islámica.

Como era de esperar, Ruhani basó su intervención ante las cámaras de televisión el pasado 26 de noviembre explayándose sobre las ventajas económicas que tendrá el acuerdo nuclear de Ginebra para la población iraní. Además del desbloqueo de las cuentas bancarias en todo el mundo y el indudable aumento de las exportaciones en gas y petróleo, se espera que el acuerdo firmado con EEUU, Rusia, China, Alemania, Gran Bretaña y Francia permita la revaluación de la moneda, la normalización de las importaciones en bienes de consumo y materias primas, un mejor abastecimiento de los mercados, bajada de los precios y amortiguar una inflación que ya se había situado en el 40 por ciento.

Publicidad

Habibulah Golparipour, uno de los presos kurdos ejecutados.
Habibulah Golparipour, uno de los presos kurdos ejecutados.

Sin embargo, según Ruhani, no hay que echar las campanas al vuelo porque, en su opinión, además del daño causado a la economía iraní por las sanciones internacionales, también hay que tener en cuenta la mala gestión de la anterior Presidencia por haber multiplicado la dependencia de Irán respecto a las importaciones del exterior. No cabe duda de que, como dijo en su discurso televisado, el acuerdo nuclear tendrá efectos positivos sobre la economía iraní, aunque varias organizaciones han aprovechado para denunciar su silencio respecto a la situación de los derechos humanos, teniendo en cuenta que este asunto fue esencial en la campaña electoral que le llevó a la victoria.

Silencio no solo a la hora de hacer este balance de los 100 primero días sino, como señalan Amnistía Internacional, la Campaña Internacional y el Centro de Documentación sobre los Derechos Humanos en Irán, durante las más de 300 ejecuciones que se han llevado a cabo desde que ganó las elecciones en junio.

Sherko Moarefi, preso kurdo ahorcado el 4 de noviembre.
Sherko Moarefi, preso kurdo ahorcado el 4 de noviembre.

Especialmente llamativo resulta que no tratara este problema cuando se dirigía el 24 de septiembre a la Asamblea General de las Naciones Unidas, sabiendo que solo en las dos semanas anteriores se había llevado al patíbulo a medio centenar de condenados a muerte. Al mes siguiente, en octubre, destacaron las ejecuciones de dos presos políticos kurdos –Habilolah Golparipur y Reza Esmaili-, ahorcados el día 26, a los que seguiría Sherko Moarefi el 4 de noviembre. Aún más escandalosa fue la ejecución de 16 presos baluches el día 26 de octubre en un acto de descarada venganza por la muerte 14 guardianes de la Revolución en un atentado ocurrido en la región rebelde de Baluchistán.

Silencio también ante el cierre del diario reformista Bahar por haber publicado un artículo cuestionando la interpretación oficial de la Historia del islam y silencio cuando su autor, el periodista Ali Asghar Garavi, fue detenido y encarcelado por escribir ese artículo, o cuando las hijas del dirigente opositor Musavi, en prisión domiciliaria desde hace tres años, denunciaron haber sido golpeadas y vejadas por oponerse a un humillante registro corporal. O cuando esta misma semana eran detenidos ocho blogueros por difundir vía internet “contenidos blasfemos” y provocar “alarma entre la población”. Mohamed Baquer Nobajt, portavoz de la Presidencia, ha salido al paso de las críticas por este silencio cómplice asegurando que el Gobierno está preparando una carta de derechos civiles y que también realiza gestiones para que tanto Musavi como su compañero Karrubi puedan quedar en libertad.

Habrá que seguir de cerca estos pasos porque, como dice la Asociación española pro Derechos Humanos en Irán, en estos 100 días Hasán Ruhani ya ha sembrado la duda de que vaya a cumplir las promesas realizadas durante la campaña electoral, a las que, en buena parte, debe su triunfo en las elecciones presidenciales.

1 Comment
  1. Piedra says

    tos hijoputas son iguales

Leave A Reply

Your email address will not be published.