Mandatarios de todo el mundo destacan la figura de Fidel Castro

Europa Press (YouTube)

Las reacciones en España y en el resto del mundo sobre la muerte de Fidel Castro han sido tan diversas como controvertida fue su figura en vida. La mayoría de los mandatarios, desde el Papa Francisco a Barack Obama han destacado diferentes aspectos de su trayectoria, pero ha habido excepciones notables. La principal, la de Donald Trump, que le ha calificado de “brutal dictador”. En sintonía con el presidente electo, cientos de cubanos exiliados en Miami han salido a las calles para expresar su alegría por la muerte de Castro.

Publicidad

Anuncio

Reacciones en España

También en nuestro país se han producido muestras de desafecto frente a la embajada cubana en Madrid. Los opositores se han encontrado con un numeroso grupo de personas que expresaban su apoyo a Fidel, y entre ambos grupos se han producido conatos de enfrentamiento, lo que ha obligado a la policía a separarlos.

ticketea

En cuanto a las reacciones institucionales destacan las del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha expresado sus condolencias al gobierno cubano y ha subrayado el “calado histórico” de Castro, y del rey Felipe VI, quien por su parte ha destacado el “indiscutible significado histórico” del dirigente fallecido ayer.

La noticia muerte del histórico mandatario cubano Fidel Castro ha coincidido con la despedida de otro histórico comunista, el poeta español y expreso del franquismo Marcos Ana, que fallecía este jueves a la edad de 96 años. Varios representantes de la izquierda española que han acudido este sábado a dar el último adiós al escritor al Auditorio Marcelino Camacho se han referido también al líder de la Revolución Cubana y lo han recordado como uno de los grandes personajes y emblemas del siglo XX, según informa María F. Sánchez

Los paralelismos entre ambos comunistas, que fallecían siendo nonagenarios, eran inevitables este sábado en el auditorio de CCOO de Madrid, donde se han acercado representantes políticos como el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, o la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Iglesias ha indicado que tras la muerte de Castro, el último icono mundial del comunismo, “se va una figura fundamental para entender el siglo XX”. Para el líder de Podemos, al margen de que el exmandatario sea un personaje “con sus luces y sus sombras”, Castro y la Revolución Cubana “le enseñaron al mundo la palabra soberanía” y marcaron “una senda de dignidad para los pueblos de América Latina”.

Respecto a los cubanos que residen en Miami y que hoy han salido a celebrar la muerte de Castro, Pablo Iglesias ha manifestado que no tiene “nada que decir” porque “la historia habla por si misma”, aunque ha querido recordar logros de la Revolución Cubana como que ningún niño cubano sufre la falta de educación, sanidad o pobreza que padecen otros menores en América Latina. “Muchos dirán que ojalá hubiera habido en Cuba un sistema político distinto, que es algo que hubiéramos deseado todos, pero hay que entender los contextos históricos y que, a los que lo intentaron por otras vías como Salvador Allende, Estados Unidos les organizó un golpe de Estado”, ha recordado el dirigente.

Por otro lado, Garzón se ha referido a Castro como “una parte incuestionable de la historia” y ha subrayado la necesidad de seguir defendiendo los valores del histórico presidente cubano. El líder de Izquierda Unida se ha referido al bloqueo económico que ha sufrido la isla y ha recordado que el exmandatario puso en marcha una revolución “con obstáculos de países enormes y grandes empresas que luchaban para impedir que se desarrollara el pueblo cubano”. En este sentido, ha alabado a los cubanos que “con su contribución humilde y sincera” han contribuido a “la emancipación de los pueblos” y han colaborado contra adversidades climáticas y guerras “siempre en favor de todos los pueblos que sufrían las injusticias del mundo”.

Mientras tanto, Carmena ha destacado que el expresidente “tuvo esa capacidad para luchar por un mundo más justo” y ha recordado la buena situación de Cuba “en materias tan importantes como la enseñanza” y en la eliminación del hambre. “Fidel Castro será un emblema del siglo XX y hay que seguir luchando por conseguir más justicia y más solidaridad”, ha señalado la alcaldesa.

A las reacciones también se han sumado voces como el secretario general del Partido Comunista, José Luis Centella, y el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún. Mientras que Centella ha destacado que “Cuba es un ejemplo de solidaridad y dignidad que es obra, entre otros muchos, de Fidel”, Cedrún ha remarcado que el histórico líder “pasará a la historia como un hombre que ha luchado por el bienestar y la libertad de su pueblo”.

También se han producido numerosas reacciones de dirigentes socialistas. El expresidentes del Gobierno y exlíder del PSOE, Felipe González, ha enviado su pésame a la familia y amigos y ha recordado la “relación franca y directa” que tuvo con Castro durante varias décadas. El también expresidente y exsecretario general socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha recordado como una figura clave de la historia contemporánea. También la dirección provisional del PSOE ha calificado al dirigente muerto ayer como “una de las figuras históricas de mayor trascendencia en el siglo XX”.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que la muerte de Fidel Castro abre una “nueva oportunidad para que los cubanos avancen a un nuevo tiempo de reconciliación, libertad y democracia”.

Europa Press (YouTube)

Reacciones en el resto del mundo

Al grito de “libertad para Cuba”, las celebraciones se sucedieron en Miami, principal lugar de acogida de los cubanos exiliados en Estados Unidos, ante el anuncio de la muerte de Fidel Castro. Centenares de personas salieron a la calle a celebrar el fallecimiento del líder de la revolución cubana. Las manifestaciones de júbilo han tenido principalmente en la zona de la Pequeña Habana y han dado lugar al corte de calles debido a la afluencia.

Dos de las reacciones más esperadas hoy eran las del presidente saliente, Barack Obama, y el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump. Tanto el magnate como su vicepresidente, Mike Pence, calificaron al mandatario de “brutal dictador” el primero y “tirano” el segundo. Ambos han ofrecido al pueblo cubano su apoyo en la lucha por la libertad.

Una reacción, la de Trump, que poco o nada tiene que ver con de Barak Obama, quien lamentó la muerte de Castro y ofreció sus condolencias a la familia del comandante y al pueblo cubano, destacando la normalización de las relaciones entre ambos países que él mismo ha impulsado en los últimos meses. Para Obama será la historia la que juzgue “el enorme impacto de su singular figura en la gente y el mundo”.

Probablemente una de las condolencias más polémicas ha sido la del primer ministro canadiense Justin Trudeau quien ha definido a Fidel Castro como un “legendario revolucionario y orador”, responsable de “mejoras significativas en el sistema educativo y sanitario” de la isla. Trudeau ha querido unirse al duelo de los cubanos que pierden “un líder destacado”.

Sin embargo, uno de los mensajes más emotivos ha sido el del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Según Maduro, con su muerte, Fidel Castro “parte a la inmortalidad de los que luchan toda la vida” y ha destacado su papel al frente de la revolución de los pueblos. En la misma línea se expresó Evo Morales, dirigente boliviano, que ha expresado su dolor ante “la partida del comandante Fidel Castro”. Para Morales, el revolucionario cubano es “comandante de las fuerzas libertarias no solamente de América sino de todos los pueblos del mundo”. Por su parte, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, ha querido destacar el rol de Castro en el proceso de paz entre el gobierno y las FARC. Para la chilena Michelle Bachelet, se va “un líder por la dignidad y la justicia social en Cuba”. El presidente de Argentina, no tan afín al ideario de la revolución cubana, simplemente ha expresado sus condolencias al gobierno cubano.

Al otro lado del charco, el presidente ruso Vladimir Putin también se ha referido al fallecimiento de Castro al que ha destacado como hombre de Estado y ha calificado de “símbolo de una era de la historia”.

En la Unión Europea, han sido Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión, y Federica Mogerini, jefa de la diplomacia europea, quienes han expresado su pésame a la familia y a los cubanos. Juncker ha destacado a Castro como “un héroe para muchos” y una de las “figuras revolucionarias del siglo XX”. Como Obama, el luxemburgués cree que debe ser la historia quien juzgue su legado. No así la comisaria de Comercio, Ceclia Malmström que ha calificado a Castro de “dictador” y se ha mostrado “sorprendida” por los homenajes en la prensa a su figura en el día de hoy.

Entre quienes han expresado su “pesar” por la muerte de Castro ha estado el Papa Francisco, quien ha enviado un telegrama a Raúl Castro donde dice que rezará por su “descanso”.

RT en español (YouTube

Publicidad