La UE sitúa a Trump como "amenaza" al nivel de Rusia, China y el terrorismo

5
Juncker, Dusk y Tajanio en la recepción de Año Nuevo en Bruselas.
Jean-Claude Juncker, izquierda, Donald Tusk, centro, y Antonio Tajani, respectivos presidentes de la Comisión Europea, del Consejo Europeo y de la Eurocámara, durante la recepción de Año Nuevo ofrecida a las instituciones europeas, el pasado 25 de enero, en el Palacio Real, en Bruselas. / Olivier Hoslet (Efe)

BRUSELAS.- La Unión Europea ha roto el silencio sobre las políticas que Donald Trump ha llevado a cabo en sus primeros días en la Casa Blanca. En una carta a los líderes de la Unión Europea, con vistas a la cumbre que se celebra el próximo viernes en Malta, Donald Tusk ha incluido el relevo en la presidencia de los Estados Unidos junto con el autoritarismo de China, la "agresiva política de Rusia" y las guerras en Oriente Medio y África, "en las que el yihadismo juega un papel determinante", entre las amenazas a las que se enfrenta la Unión.

El presidente del Consejo considera que las políticas de la administración Trump, que esta semana vetaba la entrada al país a los nacionales de siete países musulmanes, ponen a la Unión en "una situación muy difícil". Tusk acusa además al presidente de Estados Unidos de "poner en entredicho" 70 años de política exterior americana y advierte de la necesidad de mantener un vínculo fuerte entre ambos lados del Atlántico "sin el cual el orden global y la paz no pueden sobrevivir".

Tusk que advierte que estas amenazas "hacen nuestro futuro altamente impredecible", ha aprovechado el mensaje para llamar al "orgullo europeo", a la unidad y a la "integración" para hacer frente a "los argumentos populistas". Y es que el presidente reconoce también que la mayor amenaza interna para la UE es precisamente el aumento del "sentimiento nacionalista y la xenofobia". De hecho, en medio del silencio de los presidentes de la Comisión, Jean-Claude Juncker y la Eurocámara, Antonio Tajani, los líderes de la extrema derecha europea que lideran las  encuestas para las próximas elecciones en Francia y Holanda, aplaudieron las acciones de Trump.  Marine Le Pen apoyó la medida y dijo que "lo que molesta a los medios es que Trump cumpla sus promesas". El holandés Geert Wilders felicitó al presidente de Estados Unidos y advirtió: "Yo haré lo mismo".

También el Parlamento Europeo ha reaccionado a las decisiones de Washington y, a petición del grupo de los Verdes, mañana debatirá de urgencia en el pleno el veto de Trump a los portadores de pasaportes iraquí, sirio, iraní, somalí, sudanés, yemení o libio.

(*) Beatriz Ríos es periodista.

5 Comments
  1. eleusipo says

    DONALD TRUMP (31.01.2017) : …. a este hombre le es imposible ver, sentir, expresar y actuar como lo harían otras personas del común conocido y esperado, dado que se encuentra encerrado muy profundamente dentro de «su propio muro». Su fondo personal no es de humanista ni de demócrata, sino el de un furioso déspota, irracional e incontrolado. Ése es el problema planteado y completamente inesperado para todos. Sus «valores íntimo-sociales» (no en cuanto espíritu o Ego para los creyentes) por ancestrales y densos, por cristalizados y caducos, han dejado de ser útiles para la construcción del futuro ¿ es que no lo perciben o intuyen claramente que así es a través de sus dicciones y primeros dictados y que es cierto, ciertísimo…? Sin embargo, él es el «palo idóneo» que remueve y continuará removiendo con estrépito» la masa adormilada en que se había tornado la pionera sociedad norteamericana, una parte de la cual, y en algún grado, comparte tales valores o aspectos con el actual Pte., de ahí que le hayan votado; por tanto, y a través del ejercicio de su cargo, tendrán obviamente los norteamericanos la oportunidad – y los demás de forma indirecta – de despertar de su ensoñamiento y de luchar y construir un nuevo peldaño para una costosa y brillante civilidad en el mundo, como asimismo, y, también, de libertad. Saludos.

  2. javier says

    Trump comprendió que el desequilibrio del libre comercio estaba a favor, ya no de Estados Unidos, sino de China y las llamadas “economías emergentes”. Paul Samuelson, economista galardonado con el Premio Nobel, un ardiente partidario del libre comercio, ya en 2004 (artículo en Perspectivas Económicas) sugirió que el creciente poder económico de China pone en duda si el libre comercio convierte en un ganador (winner) a Estados Unidos. El miedo de la superpotencia a la economía china ha transformado a este país de posible socio estratégico en una amenaza actual, que se enfoca principalmente, en palabras de Henry Kissinger, en “el debilitamiento psicológico del adversario”, por lo cual “el imperialismo militar no es el estilo chino”.
    Esta es una amenaza que tiene como sustento el espectacular aumento del poder económico de China, que asimismo cuenta con la población más grande del mundo, lo cual tendría un fuerte efecto desestabilizador. Esto ha llevado a que China sea ubicada en el centro de la globalización. A decir del keynesiano Thomas I. Palley, asesor Senior de Política Económica de la AFL-CIO, “la globalización se ha transformado gradualmente en un proyecto de “globalización centrada en China”. Este fenómeno tiene graves consecuencias económicas y geopolíticas para los Estados Unidos”

  3. javier says

    La propuesta comercial de Donald Trump representa ciertamente una ruptura con el consenso de las clases dominantes posterior a la Segunda Guerra Mundial. Este consenso en torno al libre comercio perduró en los últimos 50 años mientras la economía estadounidense experimentaba un enorme aumento de su producto interno y de la participación del comercio en éste, pero comenzó a resquebrajarse desde la Ronda de Doha de la OMC iniciada en 2001 (negativa a retirar los subsidios a los productores de algodón estadounidenses, entre otros), pasando por la promoción de acuerdos de libre comercio “bilaterales”, hasta el TPP que evidenciaba con claridad sus afanes “proteccionistas” supra regionales que excluían a China.La gran mayoría de los economistas estadounidenses -neoclásicos y (pos)keynesianos- soslayan el hecho que el libre comercio mundial es llevado a cabo bajo la hegemonía del dólar donde Estados Unidos fabrica dólares de papel y el resto del mundo produce mercancías reales que los dólares de papel pueden comprar .El verdadero dato que importa, es considerar que el creciente déficit estadounidense con China entre 2001 y 2013 eliminó o desplazó 3.2 millones de empleos en el país y ha sido uno de los principales contribuyentes a la crisis del empleo industrial en los últimos 15 años. (Kimball y Scott 2014)

  4. juanjo says

    Para Europa el Trump
    ….
    Pero para los españoles el Rajoy y sus mafias.
    …….
    y sus

  5. Etxea says

    Gracias Javier.

Leave A Reply

Your email address will not be published.