Los chinos plantan cara al BBVA: “Tenemos los mismos derechos que cualquier otra persona”

  • El BBVA tiene unos 40.000 clientes chinos, de los que 37.000 se han visto afectados. El bloqueo duró trece días en los que la gente no pudo ni sacar ni disponer de su dinero. No hubo preaviso
  • "No se dicen las causas concretas porque nadie, salvo unos pocos del departamento de riesgos, conocen estas reglas. Es algo muy confidencial por lo que implica", apunta García Wang, experta en sistemas bancarios

El 10 de febrero, la comunidad china salió a las calles: era la Fiesta de la Primavera, una celebración que reúne a toda la familia. Madrid se llenó de carteles que animaban a conocer el ‘Chinatown’ castizo, Usera, pero en pleno festejo corrieron como la pólvora el desconcierto y enfado ¿El motivo? El BBVA había bloqueado a miles de clientes chinos. Lo que era un colorido desfile se transformó en una de las primeras manifestaciones abiertamente reivindicativas de los migrantes chinos en España.

La protesta surgió por mensajes privados. Se pasó de mandar ‘hongbaos’ -sobres rojos con billetes como regalo- a despertar la voz de alarma porque no podían usar su dinero. El conflicto se ha elevado de estos canales informales y minoritarios -el ‘le ha pasado a un familiar’- a los oficiales y colectivos. Por ahora, el Defensor del Pueblo exige explicaciones al Ministerio de Economía, el Ministerio de Exteriores chino presiona por restituir los derechos de sus ciudadanos y el Banco de España respalda a la entidad financiera.

La reivindicación ha escalado sobre todo a partir de la manifestación con pancartas antirracistas del pasado 15 de febrero frente a la sede del BBVA, en la calle Recoletos de Madrid. Una acción, impulsada por la Asociación de Chinos, que cuenta con una red de cincuenta voluntarios en toda España y que ha roto la prudencia asociada a los chinos. Una población de más de 183.000 habitantes que, a día de hoy, no había reaccionado ni en plena Operación Emperador contra la corrupción vinculada al mayor polígono industrial de comercio chino al por mayor en la capital, pese a que dejó una mala imagen para el conjunto.

Publicidad

El bloqueo de cuentas del BBVA ha cristalizado en un millar de personas frente a las oficinas del banco visibiliza un cambio. Ese día se puso número al total de afectados: 37.000, según los portavoces presentes en la negociación, cifra que el BBVA no confirma a cuartopoder.es, amparándose en la Ley Orgánica de Protección de Datos. La empresa sí ha pedido disculpas por la demora en el desbloqueo de cuentas. Sin embargo, ha negado que haya habido racismo institucional y ha justificado la paralización de las cuentas en la aplicación de la Ley de Prevención contra el Blanqueo de Capitales, una medida que exige la justificación de la actividad profesional o empresarial y el seguimiento continuado de estos ingresos para contrastar que no existen discrepancias, que de existir podrían tratarse de movimientos ilícitos de fondos, lo que serían indicios de dinero ilegal.

Las explicaciones no convencen a la comunidad asiática, que ha dado los primeros pasos para iniciar una acción judicial conjunta. Para conocer mejor la situación hablamos con la asesora voluntaria Beini Qian.

Cajero de BBVA con pegatinas de protesta de la comunidad.
Cajero de BBVA con pegatinas de protesta de la comunidad.

Ahora mismo, ¿qué acciones legales estáis organizando?

Estamos reclamando de manera individual. La mayoría de afectados son trabajadores, estudiantes y pequeños comerciantes. Hay jubilados también. Pero hay de todo, cada caso es distinto. Date cuenta de que el BBVA tiene unos 40.000 clientes chinos, de los que 37.000 se han visto afectados. El bloqueo duró trece días en los que la gente no pudo ni sacar ni disponer de su dinero. No hubo preaviso, sino que se les dijo después del 2 de febrero, con lo que incumplen la ley. En realidad ya estábamos movilizados en diciembre, y siendo exactos, todo empezó en agosto pero a menor escala. Desde entonces acumulamos testimonios y lo hemos difundido en medios chinos. Y por el canal de WeChat (el WhatsApp chino) tenemos a unos 5.000 ciudadanos perjudicados (Aquí puedes apuntar tu caso si eres un afectado).

¿Sabéis si ha pasado en otros países de la Unión Europea?

Nos centramos en el caso de BBVA y de España. Que a mí me conste, no.

¿Cómo transcurrió la negociación con BBVA y con la presencia de los representantes del Gobierno chino?

Hubo un primer encuentro por la mañana, en la que presentamos la carta de queja. Fue muy breve. Y esa misma tarde, en la que vinieron dos personas de la embajada. Pero antes de ésas, ha habido muchas más reuniones previas en la que ya se había hablado tanto con BBVA como con otros bancos de esto mismo. Porque la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales es de 2010, lo podrían haber aplicado antes y no de manera masiva. Hace tres años todos los bancos de España actualizaron sus documentaciones. BBVA ha sido el más radical.

Una de las quejas que destacáis, además de la que mencionaste del preaviso, es la demora del desbloqueo, ¿os dijeron cuánto tiempo calculaban? ¿Y está ya solventado?

No existe un plazo estimado de espera porque su departamento está colapsado. Nos han desbloqueado parcialmente: no podemos hacer ni ingreso en efectivo en cajero ni transferencia online internacional. Esta semana va a haber reuniones, en principio este jueves sabremos si se soluciona del todo. Pero hay gente a la que ya bloquearon las cuentas antes de febrero, y que presentó su documentación, y aún así estuvo tres meses sin sus recursos.

Entonces, si este jueves no conseguís lo que queréis, ¿seguiréis con la vía judicial?

Tenemos los mismos derechos que cualquier otra persona, lo tienen que solventar. O si no, esto es un caso de discriminación, no les queda otra.

¿Pero quiere eso decir que habrá denuncia? Lo digo por las personas que, como dices, aún siguen sin una operativa normal de sus cuentas o aquellas que lidiaron con tres meses de bloqueo.

Nuestra prioridad es la vida de la gente. Hay que ir poquito a poco con el proceso. Pero sí, vamos a reclamar por perjuicios, por supuesto.

“El bloqueo de las cuentas es algo muy sistemático”

Laura García Wang es economista y trabaja con sistemas bancarios.

“Un banco tiene una parte visible, que es internet, y luego está el corazón bancario donde realmente ocurre todo. Cualquier transacción pasa por un motor que dice si esta transferencia o pago se puede hacer o no, filtrado por la normativa tanto del Banco de España como del Banco Central Europeo. Es decir, ocurre que la Unión Europea dicta una normativa que los países incorporan con una ley».

Manifestación de la comunidad china contra el BBVA. /Usera Antirrumores, Fu Yue.
Manifestación de la comunidad china contra el BBVA. / Fu Yue.

«Después de esos pasos los bancos se ponen al día en un tiempo que en general no es un año: tarda más. Y esto con un límite de aplicación o les sancionan», apunta la experta. «Lo que suele pasar es que se implemente a lo bestia, en el último momento, y que eso provoque que sea de manera masiva. Se ha de informar al cliente con un preaviso pero puede pasar que las entidades no dispongan de un modo de contacto o que por coste no opten por la vía telefónica. Aunque haya afectado a la comunidad china no considero que sea discriminación lo que ha ocurrido, sino que ha operado un centro automático», analiza García Wang.

«No se dicen las causas concretas porque nadie, salvo unos pocos del departamento de riesgos, conocen estas reglas. Es algo muy confidencial por lo que implica. Seguramente se ceba en la población más vulnerable que carece de educación digital financiera. Puede también ser que estos algoritmos pongan el foco en mirar hacia casos como los de Gao Ping. Depende de cada banco el nivel de desarrollo de este motor de riesgos. Y en cuanto a la demora del desbloqueo de cuentas, se trata no de tecnología sino de gestión», resume.