Arranca la Caravana Abriendo Fronteras para denunciar “el avance de espacios neofascistas”

  • 300 personas participan en la iniciativa que viajará a la frontera sur de Europa: Andalucía y Ceuta

Casi 300 personas parten este viernes 12 hacia la frontera sur, Andalucía y Ceuta, para denunciar "la vulneración de derechos humanos, la criminalización de la solidaridad y el avance de los espacios neofascistas".

Después de recorrer Grecia, Melilla e Italia, la Caravana Abriendo Fronteras parte un verano más desde diversos lugares y viajará durante nueve días, hasta el domingo 21, a la frontera sur de Europa pasando por Granada, Motril, Tarifa, Ceuta, Algeciras, Jerez, Sevilla y Huelva. En cinco autobuses viajan personas, -un 70% mujeres-, de Catalunya, País Valencia, Euskal Herria, Cantabria, Madrid, Aragón, Castilla-León, Salamanca, Islas Baleares y la propia Andalucía.

Publicidad

En esta ocasión la caravana tiene carácter internacional y participarán, entre otras organizaciones que desarrollan su labor en la frontera sur, integrantes de la organización italiana Carovane Migranti. La explotación de decenas de miles de personas migrantes, especialmente mujeres, en los campos andaluces ha sido uno de los motivos de elección de este destino, según han apuntado desde la organización. El segundo guarda relación con el hecho de que Andalucía se ha convertido en la región de Europa con mayor número de llegadas de personas migrantes y esto ha provocado un aumento sustancial de las personas muertas, lo que ha sacado a la luz las deficiencias del sistema institucional de acogida, así como la involución en la política migratoria del gobierno de Pedro Sánchez.

Por último, en la elección del destino ha influido el avance de las políticas neofascistas en Andalucía, -y en el mundo-, que "utilizan a las personas migrantes como chivo expiatorio y plantean un gran reto a todas las organizaciones sociales y a quienes pretendemos poner en el centro la vida y la defensa de los derechos humanos".

Los colectivos y personas de Caravana Abriendo Fronteras reivindican la buena acogida y los derechos de libertad de movimiento para todas las personas. Se centran en el cumplimiento de los derechos humanos y de los acuerdos internacionales en materia de refugio e inmigración, visibilizando y denunciando las situaciones donde no se respetan y las causas que obligan a las personas a desplazarse. El conocimiento de las buenas prácticas de acogida y las dificultades que se encuentran colectivos de allí será una referencia, según refiere una portavoz. "Nos encontraremos con los precarios medios de atención y acogida mientras crecen los instrumentos de detención-expulsión. Nos acercaremos al conocimiento y denuncia de los CATE (Centros de Atención Temporal de extranjeros), y entablaremos un diálogo de primera mano con profesionales del rescate y Salvamento Marítimo".