ENTREVISTA

Manu Pineda: “La UE debería reconocer los próximos resultados electorales en Venezuela”

  • Conversación con el eurodiputado de Unidas Podemos Izquierda Unida, presente en el país latinoamericano

0

El eurodiputado de Unidas Podemos Izquierda Unida, Manu Pineda (Málaga, 1965) se encuentra en Venezuela donde se celebran elecciones legislativas este domingo. Desde allí actuará como observador internacional de los comicios. Por ello, en cuartopoder le preguntamos sobre el contexto en el que se celebran estas votaciones y por los distintos actores implicados en ellas. Pineda es presidente de la Delegación del Parlamento Europeo para las relaciones entre la UE y Palestina. Además, es el secretario de Relaciones Internacionales del PCE.

-¿Qué se juega Venezuela en estas elecciones?

-En estas elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre, el Estado venezolano se juega seguir afianzando el camino de pacificación iniciado desde hace más de un año, cuando se instaló una mesa de diálogo entre Gobierno y oposición. Esta mesa de diálogo ha ido avanzando mediante conversaciones y acuerdos, como por ejemplo en lo relativo a las condiciones para la celebración de estas elecciones. Un paso importante fue la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral, una demanda reclamada durante años por la oposición venezolana y que fue atendida en esta mesa de diálogo.

"Estas elecciones pretenden seguir avanzando en el entendimiento y la reconciliación del pueblo"

Venezuela ha ido así dando pasos hacia la estabilidad política, después de la terrible crisis violenta que se desató hace unos años. El sentido común se ha impuesto y se ha visto reflejado en distintos acuerdos, si bien la parte más radical de la oposición, liderada por el autoproclamado Juan Guaidó, no reconoce esta mesa de diálogo. Creo que el sentir mayoritario en Venezuela sabe que los cambios se dan con el voto y con el diálogo, no con la violencia. La violencia sólo polariza más las sociedades, mientras que estas elecciones pretenden seguir avanzando en el entendimiento y la reconciliación del pueblo.

-¿Qué se juega el chavismo en estas elecciones?

-Para el chavismo está en juego recuperar la mayoría parlamentaria en la Asamblea Nacional, para poder aprobar medidas legislativas en beneficio de la mayoría social venezolana. En las elecciones de 2015, fueron las fuerzas opositoras las que ganaron la mayoría en la Asamblea Nacional, aunque debido a irregularidades en el nombramiento de unos diputados opositores, irregularidades que rechazaron subsanar, esta Cámara fue declarada en desacato. Esto no evitó que las fuerzas opositoras designaran presidente de la asamblea a Juan Guaidó y, en base a esta designación, mas tarde se autoproclamó presidente encargado de Venezuela acogiéndose a un artículo de la Constitución, el 233, que hace referencia a que serán faltas absolutas del presidente de la República “su muerte, su renuncia, su destitución decretada por el Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica, abandono del cargo o revocación popular”.

Evidentemente, ninguno de estos supuestos se cumple en el caso de Nicolás Maduro, por lo que dicha autoproclamación estuvo totalmente fuera de la legalidad y al margen de la Constitución. El chavismo sabe de la importancia del poder legislativo y de la Asamblea Nacional, sabe que es un espacio imprescindible para el debate político, los consensos y el diálogo. Y este es precisamente el reto del próximo 6 de diciembre, volver a la Asamblea Nacional y seguir avanzando en una solución política y democrática.

-Como observador internacional, ¿cree que se cumplen las garantías democráticas para que se consideren válidas?

"Venezuela tiene un sistema electoral al que la Fundación Carter considera el mejor del mundo"

-Sin lugar a dudas. La República Bolivariana de Venezuela tiene un sistema electoral al que la nada sospechosa de bolchevique Fundación Carter considera el mejor sistema electoral del mundo. Además, estas elecciones son convocadas acorde al derecho venezolano y es la propia constitución de Venezuela la que las convoca, no el presidente Maduro ni el Gobierno. La Constitución marca de forma clara cuándo comienza y cuándo finaliza cada legislatura. La petición de una parte de la oposición de que se aplazasen no es mas que una maniobra para justificar su no participación. Esta petición no puede ser atendida de ningún modo ya que supondría un incumplimiento del mandato constitucional.

-Distintos medios de comunicación y analistas internacionales consideran que estas elecciones suponen el uso de métodos democráticos para legitimar un régimen autoritario. ¿Qué opina?

"Venezuela siempre ha estado abierta a la llegada de observadores internacionales"

-Calificar de régimen autoritario al Gobierno de Venezuela, simplemente, no se sostiene. Estas elecciones, sobre las que se quiere poner tanto el foco, son unas más de entre tantas, porque no podemos olvidar que Venezuela es uno de los países en América Latina que más elecciones ha celebrado. Y lo ha hecho mediante un sistema electoral que, como decía anteriormente, el propio Jimmy Carter, fundador del Centro Carter, calificó ya en 2012 como el mejor del mundo. ¿Por qué? Porque se dan las garantías. Por supuesto, el voto es secreto y directo, pero, además, se vota de manera electrónica y en papel, lo que facilita la verificación de los votos y del resultado final. Además, cada elector se tiene que identificar no solo con su DNI, sino también con su huella digital, para evitar que una persona pueda votar más de una vez.

Son métodos que han existido desde hace años. Asimismo, como ya he dicho antes, este año se ha renovado el Consejo Nacional Electoral, que viene siendo una demanda de la oposición, por lo que el argumento de no votar porque no hay renovación del Consejo Nacional Electoral, ya no vale. Por otro lado, Venezuela siempre ha estado abierta a la llegada de observadores internacionales, lo que tampoco es una novedad en estas elecciones. Y existen diversos medios de comunicación que pueden dar cuenta como quieran de lo que sucede en el país, de hecho, la mayoría de los medios venezolanos están alineados con la oposición. Son unas elecciones donde se van a elegir a 277 diputados y diputadas, en lo que sin duda es un proceso democrático normal y pacífico.

-¿Qué ambiente percibe en Venezuela previo a las elecciones?

"Este es un pueblo valiente que resiste de forma heroica en unas condiciones muy difíciles"

-El pueblo venezolano está muy acostumbrado a ser llamado a las urnas. Esta es la vigesimoquinta vez en 20 años. Son conscientes de la agresión que está sufriendo desde Estados Unidos y algunos países seguidistas de Washington, y saben que no acatar los dictados de Estados Unidos tiene un coste. Pero también sabe quiénes son los suyos, los que defienden sus intereses, los que se enfrentan abiertamente contra quienes quieren expoliar sus recursos naturales y que Venezuela vuelva a ser una colonia económica de las grandes compañías multinacionales. Este es un pueblo valiente que resiste de forma heroica en unas condiciones muy difíciles.

Por otro lado, hay una oposición democrática que defiende políticas neoliberales dentro del marco legal e institucional, que quiere echar al presidente Maduro y al chavismo para llevar a cabo otras políticas. Esto es totalmente legítimo. Y, por último, hay sectores de la oposición que son violentos y están intentando que el pueblo venezolano se rinda a las sanciones, a la guerra económica, al robo de los activos financieros venezolanos en el exterior, en definitiva, al asedio medieval al que Estados Unidos está sometiéndolo, sin descartar una posible intervención militar por parte de Estados Unidos, Colombia o Brasil.

Esto ha creado un clima de polarización que va a costar distender. Confiemos en que estas elecciones puedan ayudar a que este sector entienda que su vía es una vía muerta y decidan incorporarse a la normalidad democrática e institucional.

-¿En qué contexto afronta estos comicios la izquierda venezolana? El Partido Comunista de Venezuela se presenta, junto a otros partidos de izquierdas que fueron afines a Hugo Chávez, en una candidatura alternativa a Nicolás Maduro, Alternativa Popular Revolucionaria.

-El contexto en el que la izquierda venezolana se presenta a estas elecciones es simplemente el reflejo de la libertad de actuación de cada partido en el país, porque cada fuerza política es autónoma para decidir su estrategia política, siempre en el marco constitucional. Yo creo que es importante apostar por la unidad de la izquierda para consolidar los avances sociales del país, que han sido muchos y han sacado de la pobreza a millones de personas, además de otorgar condiciones de vida digna gracias a las políticas públicas puestas en marcha en materia de educación (recordemos que la UNESCO declaró a Venezuela como territorio libre de analfabetismo), de salud, de vivienda, entre otros.

Sin embargo, los retos que el país tiene por delante también son muchos, más aún en un contexto donde Estados Unidos intenta constantemente desestabilizar económica y políticamente a Venezuela, por lo que creo que la unidad de las fuerzas de la izquierda es de una necesidad vital. Considero legítimo y legal lo que han decidido estas fuerzas, pero políticamente creo que es un error. Frente a la agresión que está sufriendo el pueblo venezolano desde el exterior, es necesario profundizar en la unidad de las fuerzas revolucionarias. Espero que después de estas elecciones se pueda avanzar en este camino.

-Estas elecciones también han dividido a la oposición. Mientras Henrique Capriles ha llamado a las fuerzas opositoras a participar en las mismas, Juan Guaidó las ha tachado de “fraude”.

"La reconciliación en Venezuela pasa por el entendimiento entre todas las fuerzas"

-Lo primero, creo que es importante entender que la oposición ya estaba fragmentada antes de la decisión de Capriles de dialogar con el Gobierno y valorar la posibilidad de presentarse a las elecciones parlamentarias. El objetivo de la oposición es destituir a Nicolás Maduro, y cada organización tiene su estrategia para ello. Quizá la apuesta de Capriles, más proclive al diálogo que Guaidó, evidenció esta fragmentación de la oposición venezolana, en un momento además donde la imagen de Guaidó estaba debilitada.

La realidad es que los partidos opositores al Gran Polo Patriótico que han querido concurrir a estas elecciones han podido hacerlo, como ha sido el caso de Avanzada Progresista, Primero Venezuela, El Cambio, Acción Democrática o Soluciones para Venezuela, entre otros. Por su parte, Voluntad Popular no se presenta porque así lo ha preferido. La reconciliación en Venezuela pasa por el entendimiento entre todas las fuerzas, no por actuaciones al margen de la legalidad y mucho menos por actuaciones violentas. Cada actor valorará el papel que quiere jugar para ser parte de la solución.

-¿Cómo valora la actitud de la Unión Europea con respecto a estas elecciones y a Venezuela en general?

-Creo que la Unión Europea debería reconocer los resultados electorales de los próximos comicios, sean cuales sean, y aceptar que las decisiones de Venezuela son soberanas, exactamente como las de cualquier otro país. El Gobierno de Venezuela ha sido elegido con votos, y lo democrático desde la sería reconocerlo, independientemente de que su modelo económico y social sea diferente al de los gobiernos europeos. Venezuela recibe constantemente sanciones y bloqueos que afectan a su economía, a su comercio internacional, y que este año se ha agravado especialmente con la covid-19. El país lo ha pasado mal porque ha tenido trabas para acceder a medicamentos u otros materiales de primera necesidad en la lucha contra la pandemia y la comunidad internacional es consciente de ello.

La UE debería desmarcarse de todo esto y señalarlo directamente, porque es una gran injusticia contra el pueblo venezolano. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ya mostró su preocupación por las medidas coercitivas unilaterales e hizo un llamamiento a la no injerencia y a una solución por la vía pacífica y constitucional. Es importante que la Unión Europea esté en esta línea no injerencista por la que aboga Naciones Unidas, que sea valiente para tener una política exterior europea propia y autónoma, y deje de estar a la sombra de las decisiones de Estados Unidos.

-¿Cuál debe ser la postura del Gobierno español, por vínculos históricos con Venezuela, para ayudar a resolver la actual crisis política?

"El Gobierno español debería dejar de reconocer a Guaidó como presidente"

-Del mismo modo que la UE, creo que debería haber enviado observadores internacionales para verificar la limpieza del proceso. Creo que debería inmediatamente dejar de reconocer a Guaidó como presidente encargado o como presidente de la Asamblea Nacional, y otorgarle credenciales de embajador al nuevo jefe de la misión diplomática venezolana en Madrid. Al mismo tiempo, debería trabajar para que la UE anduviese en este mismo sentido. Esperemos que más temprano que tarde trabajemos claramente por la resolución de las diferencias por la vía política y diplomática, respetando el Derecho Internacional y la soberanía de los pueblos.

-¿Cree que la llegada de Unidas Podemos al Gobierno puede influir en la política exterior española?

-Yo creo que algo está influyendo, aunque mucho menos de lo que quisiéramos. En el conflicto que hay ahora mismo en el Sáhara Occidental, a raíz de la ruptura de alto el fuego por parte de Marruecos y el incumplimiento de los acuerdos y resoluciones de la ONU que mandatan a la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, el Ministerio de Exteriores ha sacado una nota en la que, por primera vez en muchos años, hace un llamamiento a que se cumpla con estas resoluciones. Es un avance muy tímido, pero en el buen sentido.

Unidas Podemos, con la fuerza que tiene, que es la que le ha dado la ciudadanía, está trabajando para garantizar que la política exterior del Gobierno español vaya en la línea de la defensa de los derechos humanos, del respeto a la soberanía de los pueblos, del derecho internacional y del multilateralismo.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.