ENTREVISTA

Helena Villar: “Trump está consiguiendo erigirse en el presidente de la ley y el orden”

  • La corresponsal de RT en Washington DC habla sobre las protestas y la represión de los últimos días en Estados Unidos

0

El asesinato de George Floyd a manos de un policía hace diez días en Minneapolis ha desatado una histórica ola de protestas contra el racismo estructural en Estados Unidos. Desde entonces, el descontento se expresa en movilizaciones multitudinarias en las grandes ciudades norteamericanas. Allí, en Washington DC, se encuentra Helena Villar (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 1985), corresponsal en Estados Unidos de RT.

Villar, que ocupa esta función desde junio de 2017, cubre la actualidad desde la capital estadounidense y realiza distintos viajes por el país para realizar diferentes coberturas. Antes, fue corresponsal del medio ruso en España, con movilidad por toda Europa, desarrollando trabajos periodísticos sobre los atentados de enero y noviembre de 2015 en París, el atentado de diciembre de 2016 en Berlín, el de mayo de 2017 en Manchester, el Brexit, cubriendo la crisis de los refugiados en Europa y la crisis de Grecia, sobre los refugiados saharauis en Tindouf (Argelia), o las elecciones en Catalunya y generales en España.

-La situación en Estados Unidos mantiene expectante al mundo entero. Fuera de Estados Unidos, la mayoría de los medios de comunicación dan especial relevancia a algunas escenas de violencia y pillaje de los manifestantes. ¿Se podría decir que es la tónica general? ¿Cómo definirías el ambiente generalizado de las protestas?

- Por lo general, las cientos de miles de personas que están saliendo a la calle a pedir justicia y el fin de la violencia policial contra la comunidad afroamericana se están manifestando de manera completamente pacífica. El hecho de que los medios de comunicación en el exterior den especialmente relevancia a las escenas de violencia y pillaje creo que se debe a que estas imágenes venden bastante más y atraen mucha más audiencia que las protestas sin altercados. Por otro lado, deberíamos ser conscientes de que alimentar esa percepción sirve como justificación para aumentar el despliegue policial y militar y en última instancia la represión.

Buena parte de la violencia que se está registrando es precisamente desde las fuerzas y cuerpos de seguridad hacia manifestantes pacíficos e incluso periodistas que simplemente están haciendo su trabajo.-No es la tónica general. Es cierto que se han registrado numerosos actos de saqueo, vandalismo y violencia que, incluso, han supuesto la muerte de al menos una decena de personas, incluido un policía afroamericano retirado que fue tiroteado por quienes estaban asaltando una tienda. No obstante, en la mayoría de los casos, las circunstancias de lo sucedido no han sido todavía esclarecidas del todo y, por lo tanto, tampoco el vínculo directo con las protestas.

-Entre los círculos de periodistas y de corresponsales en Washington, ¿qué importancia se le da a lo que está ocurriendo? ¿Un momento histórico?

"En los últimos meses más de 40 millones de estadounidenses se han declarado en situación de desempleo"

-Lo es, aunque todo parece histórico en esta era del Gobierno de Donald Trump. Cabe destacar que este no es el único caso de una persona afroamericana muerta a manos de la policía (según un recuento de The Washington Post, el pasado 2019 más de mil personas en general murieron en este país a manos de la policía, un fenómeno prácticamente inexistente en la mayoría de países europeos). En otras ocasiones, también ha habido protestas, recordemos Ferguson en 2015 o Baltimore en 2014, pero de forma más localizada y sin desatar esta ola de carácter tan masivo.

Yo creo que en esta ocasión se juntan diversos factores. Uno, que la gente está realmente harta de que esto suceda y está harta de que se haya salido a protestar, se hayan organizado movimientos como Black Lives Matter y todo siga igual. Otro, que el inquilino de la Casa Blanca, en lugar de apostar por un mensaje de asunción de que hay un racismo estructural y por lo menos prometer hacer algo para evitarlo, hace todo lo contrario, negar la mayor y criminalizar a los manifestantes. Finalmente, creo que también hay que tener en cuenta el contexto general derivado de la crisis generada por la pandemia.

En los últimos meses más de 40 millones de estadounidenses se han declarado en situación de desempleo, existen encuestas que arrojan resultados tan alarmantes como que el 44% de los ciudadanos no saben si podrán pagar su comida, un tercio de los hogares han registrado una merma considerable de sus ingresos… En medio de una pandemia que ha golpeado sobre todo a minorías por ser las más expuestas, la muerte de George Floyd ha sido la gota que ha colmado el vaso.

-Hemos visto cómo, en algunas ocasiones, ha habido agresiones a periodistas e informadores durante las protestas de los últimos días. ¿Es algo generalizado? ¿Hay quejas en este sentido de los colectivos de periodistas?

“Nunca en la historia reciente de EEUU se había agredido a la prensa como en estos días”

-Nunca en la historia reciente de Estados Unidos se había agredido y maltratado a la prensa como en estos días, aunque cabe señalar que la tierra de la prensa libre y la libertad de expresión no es tan ideal como suelen pintarla, sobre todo cuando hablamos de medios y periodistas alternativos, y que ya durante la jornada de asunción de la presidencia de Donald Trump en 2017 se registraron arrestos y violencia. Sin embargo, los niveles de esta última semana son realmente alarmantes.

Colectivos y organizaciones de periodistas han condenado lo sucedido y se han mostrado preocupados por una situación que vinculan al discurso acusador y de demonización de la prensa del presidente. Un discurso que no solo ha calado en buena parte de la sociedad estadounidense, sino que ha servido como caldo de cultivo para justificar la violencia contra los medios.

- ¿Cómo puede afectar esto a la presidencia de Donald Trump? ¿Y a las elecciones presidenciales de finales de este año?

- Lo que está sucediendo tristemente beneficia a Donald Trump, que está actuando plenamente en clave electoral, poniendo el foco en los incidentes violentos, en lugar de la violencia estructural policial o el racismo. Trump está consiguiendo erigirse en lo que pretende ser: el presidente de la “ley y el orden”, que es lo que su base votante pide. El mostrarse como el candidato que tiene a dios de su lado, Biblia en mano; el apelar a la segunda enmienda que es la del derecho a las armas y por tanto hacer un guiño a las milicias supremacistas o el mostrar su intención de declarar organización terrorista a Antifa, una organización que estructuralmente ni siquiera existe, es un regalo para los oídos de la mayoría de sus votantes.

- ¿Está tensionando la actitud del presidente al Partido Republicano internamente? ¿En qué medida?

"La mayoría en el Senado le da a Trump prácticamente carta blanca"

- Donald Trump lleva tensando la cuerda a todos los niveles prácticamente desde que llegó a la Casa Blanca y el Partido Republicano ni se ha resquebrajado, ni le ha retirado el apoyo. Al revés, el hecho de que tenga la mayoría en el Senado le da prácticamente carta blanca para hacer y deshacer, así que no creo que esto último traiga cambios en el seno de su partido.

- ¿Cómo calificaría la respuesta del candidato demócrata Joe Biden, a las protestas y represión gubernamental?

- Tibia y con una clara ausencia de liderazgo. Sin embargo, en mi opinión, nadie esperaba ni espera mucho más de Joe Biden, quien el pasado día 1 y con semejante panorama fue capaz de decir que lo que debe hacerse es enseñar a los policías a disparar en las piernas en vez de al corazón.

- ¿En qué medida pueden los demócratas canalizar este descontento social en las próximas elecciones de noviembre? ¿El ala izquierdista demócrata de Bernie Sanders o Alexandria Ocasio-Cortez podría ser mejor referente para los manifestantes?

"Los demócratas llevan sin hacer una oposición real a Trump desde que llegó a la Casa Blanca"

- Los demócratas llevan sin una estrategia clara y sin hacer una oposición real a Donald Trump desde que éste llegó a la Casa Blanca. La primera mitad de la legislatura básicamente se encargaron de alentar el Russiagate para intentar conseguir que un juicio político acabase con el mandato del presidente. Tras ese fracaso, continúan a la deriva y la autocrítica brilla por su ausencia. De hecho, si algo han dejado claras las primarias es el uso de toda la fuerza institucional, política e incluso mediática del establishment para frenar el auge del sector más izquierdista del partido.

En este sentido, dicha ala puede ser referencia, pero la pregunta es si realmente tienen margen de maniobra suficiente para implementar cambios en el seno del partido. Por otro lado y como he dicho antes, hay que tener siempre presente que el Partido Republicano, el del presidente, es mayoría en el Senado, por lo que a los demócratas les es muy difícil conseguir la aprobación de leyes y ejercer de contrapeso real.

- Hemos visto una militarización de las calles. ¿Cómo puede afectar esto al imaginario colectivo norteamericano?

"La gente está acostumbrada a que eso solo suceda en los países que invaden"

- La sociedad estadounidense es una sociedad muy militarizada, donde el culto al ejército y los servidores a la patria está presente de forma cotidiana, desde el homenaje inicial en los partidos de cualquier deporte mayoritario hasta las incontables vallas en las carreteras, pasando por el saludo especial que el piloto puede hacer a los veteranos que van a bordo de un vuelo comercial. Son sólo algunos ejemplos. Las imágenes del despliegue estos días, sin embargo, han conseguido sobrepasar todos los límites imaginables, la gente está acostumbrada a que eso solo suceda en los países que invaden o con los que están en guerra.

No obstante, la polarización de la sociedad es tal que, en mi opinión, el imaginario variará dependiendo del individuo, desde el votante de derechas que lo recordará como una exhibición de músculo y poderío frente al riesgo de caos, hasta el votante más progresista, que lo considera una manera de coaccionar y amordazar la libertad de manifestación y un atentado contra los valores democráticos más puros.

- ¿Existe reacción en la calle de manifestantes contrarios a las protestas de la población negra? También se ha dicho que hay infiltrados generando disturbios o actos de pillaje en los comercios. ¿Es así?

"La cuenta de Antifa en Twitter había sido creada por supremacistas blancos"

- Sí, aunque por el momento es minoritaria. No obstante, por ejemplo, es realmente preocupante ver milicias supremacistas desplegadas, pese a que debe recordarse que es algo amparado por la Constitución estadounidense y en este caso apoyado por el actual presidente. Ha habido algunos casos de infiltrados e, incluso, miembros de la policía instigando saqueos o violencia, pero de manera puntual. En mi opinión, hasta ahora el caso más llamativo y a la vez peligroso es la cuenta Antifa de Twitter que llamaba a la violencia en las calles y que, una vez desactivada, se comprobó que había sido creada por supremacistas blancos.​

Leave A Reply

Your email address will not be published.