JOAQUÍN MAYORDOMO | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 02:10

De izquierda a derecha, José Giner y Julio Bobes, psiquiatras
Los psiquiatras José Giner (izda.) y Julio Bobes en el Congreso celebrado en Sevilla. / Docor Comunicación

Por primera vez en España mueren más jóvenes por suicidio que por accidentes de tráfico. Pero, ¿qué lleva a una persona joven a suicidarse? Según el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, Julio Bobes, “su limitada capacidad para asumir la frustración”. “Un desengaño amoroso, que para una persona mayor no va a tener más consecuencias que las lógicas de toda ruptura, en una persona joven puede suponer un deseo profundo de desaparecer”, explica. Y si a esto se añade que la juventud, hoy, tiene a su alcance infinitos “recursos” para suicidarse —drogas, alcohol, coches, libertad de movimientos, etcétera—, y que las sociedades avanzadas propician un incremento paulatino de los cuadros ansioso-depresivos (lo que ya se conoce como patologías de la vida cotidiana), el coctel está servido. Menos mal que, en un alto porcentaje, el suicidio puede evitarse (sólo uno de cada 20 intentos se consuma) e incluso, según los psiquiatras, prevenirse; es decir, que bastaría con prestarle más atención “a lo que ocurre a nuestro alrededor y aplicar unas políticas de prevención adecuadas”, explica Bobes, para que el número de suicidios se redujera. Pero la realidad es distinta y, en términos globales, el suicidio es ahora mismo la primera causa de muerte en España, al margen, claro está, de las muertes por causas naturales.

De este y otros temas han hablado en Sevilla estos días más de 400 psiquiatras. El estado actual de la psiquiatría en España les preocupa. De paso han presentado una guía, Suicidio y Psiquiatría, con la que pretenden llamar la atención sobre “el abandono y el consiguiente incremento de suicidios que en las últimas décadas se ha producido en el Estado español”, comenta José Giner catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla y uno de los promotores de este encuentro científico. Antes que nada, Giner quiere dejar claro que “el suicidio sí se puede prevenir”. Y recalca lo de ese “sí”. Los psiquiatras se quejan del abandono de las autoridades sanitarias en este campo, tanto en la Unión Europea —en la que hace falta una estrategia común para el abordaje de salud mental— como en España.

En nuestro país se ha pasado en poco más de 30 años de 6 suicidios por cada 100.000 habitantes a 11; muy cerca ya de la media europea, que está en 14. “Teníamos el semáforo en verde y ahora está en naranja, muy cerca del rojo”, explica, gráficamente, Bobes. Los 14 suicidios por cada 100.000 habitantes que contabiliza Europa de media no es un consuelo, pero avisan de que aquí se puede ir a peor. Claro que si nos comparamos con los países del Este (en donde más se suicida la gente; hasta 45 suicidios por 100.000 habitantes tiene Rumanía) o con los nórdicos (suicidas “reconocidos” si se atiende a los tópicos), no estamos mal. Llama más la atención que en Francia, país vecino en donde se dice que “se vive muy bien”, se suicide la gente tres veces más que en España. Esto significa que “los factores genéticos no son tan determinantes como pueda pensarse y sí los de tipo ambiental”, comentan Bobes y Giner.

Los psiquiatras insisten en esa falta de política preventiva en el campo de la psiquiatría en nuestro país; reclaman más medios. Medios que permitan la adecuada detección, diagnóstico y tratamiento de los trastornos depresivos, establecer protocolos de intervención, disponer de registros y ejecutar políticas a medio y largo plazo que faciliten la evaluación de las posibles conductas suicidas y hacer un seguimiento de estos pacientes. Y es que en la mayoría de los casos los suicidios son evitables si se detectan a tiempo. Una detección que pasa por trabajar en tres frentes. Uno primero en el que se presta atención a factores de riego primarios (médico-psíquicos) como las variaciones de conducta o de personalidad; un segundo (problemas psicosociales) en el que, por ejemplo, el aislamiento debido a un divorcio o a la pérdida de trabajo pueden ser determinantes; y un tercer frente (conflictos de tipo demográficos) en el que algunas personas son especialmente vulnerables; tal es el caso de aquellas que se sienten muy afectadas e influidas por los cambios estacionales (la primavera) o por pertenecer a una minoría sexual, por ejemplo.

Es decir, los psiquiatras abogan por una labor preventiva y una continuidad asistencial para estos grupos de riesgo, si es que verdaderamente se quiere disminuir la tasa de suicidios. Pues, como dice Bobes, los enfermos diagnosticados con problemas psiquiátricos, pero con un seguimiento, no se suicidan. Se suicidan esas otras personas “invisibles” que nadie detecta y a las que no se les hace caso ni se les presta atención cuando empiezan a tener conductas extrañas. Personas que esconden dentro de sí, con toda seguridad, una causa psíquica. “Pues no se olvide que detrás del 95% de los suicidios consumados hay una patología mental”, recuerda Giner.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2008 se suicidaron en España 3.457 personas; de éstas, 2.676 fueron hombres y 781 mujeres. ¿Por qué más mujeres que hombres? Los psiquiatras no tienen respuesta para esto. Como no la tienen tampoco para explicar por qué en las comunidades autónomas de Galicia, Asturias y Andalucía la tasa de suicidios es la más alta. Siempre por cada 100.000 habitantes, los gallegos con 10,58 suicidios, los asturianos con 10,41 y los andaluces con 9,91 encabezan la lista fatídica. En el otro extremo se hallan los ceutíes, madrileños y cántabros con 2,5 suicidios, 2,8 y 4, respectivamente. Por provincias la palma se la llevan Lugo, Almería y Salamanca (12,38, 12,27, 12,12 suicidios) Pero, ¿que tienen en común los lucenses, almerienses y salmantinos para “suicidarse” más que el resto? Tampoco para esto hay respuesta. “No obstante” explica Bobes, “hay que aclarar, para evitar toda suspicacia, que al ser tan pequeño el número de suicidios globales, un simple aumento o disminución de uno o dos casos por año pueden hacer variar notablemene la estadística”. O sea, que ni almerienses (84 suicidios en 2008), lucenses (44) ni salmantinos (43) son especialmente suicidas; han sido los datos del INE de 2008 los que los han colocado ahí, en primera fila, pero que, en 2009, 2010… puede que ya sea otros los que se lleven la palma por dar rienda suelta a sus instintos suicidas.

Porque el suicidio está ahí; es algo que con frecuencia ronda a la vida. Cuando ésta se tuerce, o se enquista, y aparece ese túnel para el que no se halla salida, “las ganas de desaparecer” asaltan nuestro cerebro. ¿O no? Afortunadamente tenemos el motor de la vida que siempre es más potente que el de la muerte, y esa Vida (con mayúsculas) nos salva. Y tenemos a los psiquiatras… Aunque estos se quejan y dicen que de momento no les dejan hacer mucho más… Porque si tuviesen más recursos, podrían salvar muchas vidas, aseguran.

Páginas web para consultar:

http://www.fepsm.org/

http://sepsiq.org/

http://www.cfnavarra.es/salud/anales/textos/vol25/sup3/suple7a.html

Artículos Relacionados

  • lavidamisma

    Recientemente he vivido una experiencia de suicidio por parte de un jóven, que afortunadamente se abortó. Motivo, la falta de trabajo prolongada en una persona que carece de entorno familiar. Esta es la sociedad que hemos “desarrollado”

  • Se vive peor, se tiene la sensación de vivir peor (esto es importante), y pasa esto. Dicho lo cual, a veces suicidarse es la mejor de las soluciones, hay vidas que vividas suponen las sufrimiento. No pretendo generalizar, es sólo un apunte.

  • Acabados

    Yo que tengo 30 años 3 en paro con una carrera aeronáutica, inglés etc etc. La mala suerte se ceba cada vez mas conmigo y no se como voy a terminar. Dado el estado he navegado por internet y he encontrado éste foro.

    Por mas que he tratado salir de ésto, no hay manera. Me niegan créditos para poner en marchas proyectos de empresa que eran muy chulos, me niegan puestos de empleo porque no tengo experiencia, me niegan ayudas de cualquier tipo… Todo es un NO tras NO. Entonces ¿ Que coño pinto aqui? ¿ A quién le importa si me suicidio ?

    Tanto he pensado sobre mi pésimo futuro, busqué y encontré la medicación que necesito para poner fin a ésto.

    Estoy tan cansado tan decepcionado de mi, de mi vida de mi persona, que cuando ponga fin a ésto que descanso.

    Así que no sorprenda que ésto crezca mas y mas .

  • amargo

    pues yo ya llevo como 5 meses keriendo terminar con mi vida, tengo 35 años, no tengo trabajo, ni pareja, ni casa`particular, vivo con mis padres causandoles mas molestias

  • caroll

    Estimados todos aunque no os conozco.Si existen formas de salir adelante. Un abrazo. caroll.

  • MeinZiv

    Pues yo cuando diga de suicidarme pienso llevarme a alguien por delante. Me pondré una cámara de estas pequeñitas en la cabeza que lo grabe todo. Después lo colgare en internet para que los demás lo vean. Seguro que así todos me recordaran como yo recuerdo a Cho-Seung Huí. Ese chaval si que lo vio claro y le hecho dos huevos.

    También lo que pasa muchas veces es que mientras mas joven sea el camicaze mas chulo queda. De haber sabido el día de la masacre en Virginia la crisis que se nos iba a dejar caer yo me hubiera inmolado al día siguiente. Porque sinceramente desde que empezó la crisis en 2008 mi vida es una mierda. Ya lo era antes. Era neutra. Ahora es negativa. Estos últimos siete años la verdad es que me los podía haber ahorrado, y encima cada vez mas mayor (tengo 31) y mas amargado.

    Sinceramente, a quien vamos a engañar, no saldremos nunca de la crisis y cuando lo hagamos seremos unos calvods que no han sabido lo que es vivir los 20′. Y ha este paso ni los 30′.

    Lo bueno que tiene también haberte jodido los veinte una puta crisis es que te plantas en los treinta hecho un pedazo de hijo de puta. Y eso la peña lo nota y uno personalmente lo agradece. Por ejemplo, en mi pueblo la guardia civil no tiene huevos no ya de multarle por ir fumando porros sino que ni de mirarme siquiera.

    Esos cabrones lo saben, meterse conmigo o tocarme los huevos es ganas de acabar en un ataud junto conmigo.

    Si pudiera volver a tener catorce años sabiendo lo que ahora se…… !madre mía! Pero ya es tarde. En fin, algún día mi puta cara abrirá todos los telediarios de este país de mierda. Pero antes he de acabar el libro que estoy escribiendo que mandare a todas las TVs para que no puedan manipular mi mensaje.

    Fijaros como a todos los que lían una matanza los ponen de enfermos mentales y de aburridos y de que no servían para nada. Pero yo se que es todo lo contrario, los que nos pasa a todos los camicazes es que nadie valoro nunca todo lo que tenemos dentro que empuja por salir. Somos mas interesantes y mas místicos que el resto de la peña, y mas inteligentes y mas emocionantes. Por eso estamos amargados, porque en este mundo de ovejitas o eres una ovejita estúpida y tonta y vacia o ciertamente acabas mal.

    Así que mas que un problema económico es un problema reparto de riqueza, de avaricia y de quitate del medio que voy yo…..

    …hasta que un día hable mi AK-74 y el libro que escribo. Ese día tendrán que reunirse los expertos para definir mejor que es un terrorista y que es un castigador.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend