Un sorprendente hallazgo de científicos españoles que puede acabar con el cáncer

3
Imagen de archivo de Carlos Cordón-Cardó, uno de los científicos españoles que ha dirigido el equipo responsable del descubrimiento contra el cáncer . / Efe

Puede que el hallazgo en el hospital Monte Sinaí de Nueva York de un equipo de científicos, entre los que se encuentran dos españoles como investigadores principales — Josep Domingo-Domenech y Carlos Cordón-Cardó—, no sea, como la llegada del hombre a la luna, más que un pequeño paso para la ciencia, pero es casi seguro que será “un gran avance para la humanidad”, al menos en lo que a investigación y tratamientos del cáncer se refiere. Los investigadores han dicho, tras su descubrimiento, que creen que a partir de ahora habrá un cambio de paradigma en el abordaje tumoral.

La publicación en la revista Cancer cell de un trabajo en el que se da cuenta, por primera vez, de que son las células madre la causa de que algunos cánceres —en este caso, de un determinado cáncer de próstata—, se resistan a los tratamientos e incluso propicien que éstos se reproduzcan, está provocando entre la comunidad científica que se dedica a desentrañar los misterios del cáncer, que empiece ésta a mirar de otra forma a la enfermedad. Por primera vez se vislumbra la posibilidad de hallar tratamientos dirigidos a combatir las causas, no sólo a los síntomas.

Publicidad

En síntesis, lo que los investigadores han descubierto es que el tipo de cáncer de próstata sobre el que han investigado se produce a partir de unas células madre programadas para dividirse de forma ordenada y jerárquica, como las que intervienen en cualquier otro tejido —lo que hace que sean resistentes a la quimioterapia y propicien su reproducción—, y no cómo se creía hasta ahora, que se consideraba que los tumores cancerígenos eran una consecuencia de un crecimiento caótico de células. Es decir, pudiera ser, que, en general, el cáncer tuviese el mismo proceso de gestación, crecimiento y desarrollo que tiene cualquier otro tejido u órgano de nuestro cuerpo. Esta es la hipótesis.

Las células madre identificadas en el trabajo de investigación referido carecen, por decirlo de algún modo, de código de barras, lo que las hace “invisibles” al sistema inmune y eso propicia que éste no pueda atacarlas. Su HLA, una especie de huella dactilar que hay en todas las células, es negativo en estas células madre ahora descubiertas y eso significa que, cuando se emprende un tratamiento en tumores en los que hay células de estas características, la respuesta parece que es negativa. Sin embargo, al ser células madre, y por tanto estables, tiene la ventaja de poder ser atacadas una vez descubiertas; de hecho ya existen fármacos en procesos de ensayo, señalan los investigadores.

Sea como fuere, el vuelco que darán las investigaciones si se confirma el hallazgo podría ser radical. De entrada se abre ya un campo distinto para avanzar en la investigación, diseñar nuevas terapias y para encontrar nuevos fármacos. Así se podrá ir, quizá, con más precisión y certeza a la raíz de cada tumor cancerígeno, si es que en los próximos años se confirmara, en otros tipos de cánceres, el hallazgo de los investigadores españoles. Aunque puede que aún falte tiempo para que esto sea así.

Lo que si es cierto es que los oncólogos empiezan a creer en esta nueva hipótesis y a mirar al cáncer de otra forma; no la que permitía hasta ahora deducir que el tumor maligno procedía de un “enloquecimiento” celular, sino la que propone explicar el proceso cancerígeno a partir de unas células “programadas” para ello.

Y en esas están. Desde luego da miedo pensar que nuestros genes disponen de mecanismos “normales” para generar tumores igual que generan otros tejidos y órganos. Claro que si aceptamos, por ejemplo, que hay “seres humanos buenos” por naturaleza, por la misma razón deberíamos aceptar que también los hay “malos”. ¿O no? Pues así puede que ocurra con la formación de tejidos y órganos: que hay células madre embrionarias para conformar tejidos u órganos “buenos” y las hay para conformar los “malos”, a los que llamamos tumores.

El cáncer de próstata —al que los oncólogos de Monte Sinaí le han encontrado una explicación de por qué es resistente a la quimioterapia o por qué es persistente en su reproducción, con resultados fatales en muchos casos— causó en 2010, en España, según el Instituto Nacional de Estadística, 5.875 muertes. Tras el de pulmón, es el segundo tipo de cáncer con más incidencia en nuestro país; también en otros países de nuestro entorno tiene similar relevancia.
Y dada su alta incidencia, La OMS recomienda que los varones se hagan un chequeo de próstata a partir de cumplir los 50 años; esto, aunque no tengan síntomas. Pero si los tuvieren —problemas a la hora de orinar— no importa la edad, han de acudir al médico. Del mismo modo que deben hacerse también ese chequeo aquellos varones que, cumplidos los 40 años, tienen entre sus familiares directos antecedentes de cáncer de próstata.

3 Comments
  1. celine says

    Me alegra mucho este hallazgo, aunque se sigue constatando que la próstata -al ser tan masculina- tira más que otros órganos más femeninos en materia de ciencia aplicada; pero esto son sólo ganas de discutir, desde luego.

  2. Joaquín Mayordomo says

    ¿Ganas de discutir? ¡Pero si tienes toda la razón! ¿Acaso hay en alguna otra faceta de la vida –como en esta de la medicina y la salud— en la que el género masculino no arrime el ascua a su sardina? En lo que a salud se refiere, no te imaginas cuánta acción investigadora, dirigida por hombres y para hombres, deja en un lugar secundario a la mujer. Es más, con frecuencia los resultados obtenidos (en investigaciones hechas con hombres), después de las pertinentes ensayos clínicos se les aplican también a las mujeres, que, por lo que yo sé, ¡son muy diferentes de los hombres! En fin, campo hay para la discusión, ¿verdad?.

  3. Enedina Mikkelson says

    A fascinating discussion is worth comment. I believe that you should publish more on this subject, it may not be a taboo matter but generally people don’t talk about these issues. To the next! Best wishes!

Leave A Reply

Your email address will not be published.