Un nuevo método para obtener aceite de oliva que refuerza su valor terapéutico

4
Francisco Martín Bermudo, científico de la Universidad Pablo de Olavide. / upo.es

Se sabe que el aceite de oliva virgen es un antioxidante de primer orden, regula la presión arterial y, en general, muchas de las funciones de nuestro organismo. El aceite ejerce una acción decisiva sobre la hipertensión o la ateroesclerosis, factores fundamentales para la salud del cuerpo humano. También se sabe que su consumo, si es en la proporción adecuada y continua, retrasa la aparición de enfermedades, entre otras, las degenerativas. Pero, ¡ojo!, no es un medicamento, sino un alimento extraordinario, con capacidades nutricionales y terapéuticas probadas, del que tampoco conviene abusar. Los expertos en nutrición y estudiosos de este zumo obtenido de las aceitunas recomiendan no tomar más de cuatro cucharadas soperas al día. Sin el aceite de oliva —es verdad— no hay dieta mediterránea que valga; y, en definitiva, para una ingesta equilibrada jamás debería faltar en la mesa este maravilloso “elixir” que nos dan los olivos.

Hablar del aceite de oliva cómo si se tratase “casi” de un fármaco ya no resulta chocante. Hay decenas de estudios que acreditan sus propiedades terapéuticas; el más reciente, el que están realizando investigadores de las universidades de Sevilla y de la Pablo de Olavide por encargo de de la empresa Oleapure. Según Francisco Martín Bermudo, del departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica de la Pablo de Olavide “las investigaciones pretenden confirmar que este nuevo aceite producido por Oleapure, denominado Oleaster, tiene unas capacidades nutricionales y terapéuticas reforzadas, a partir de que, para la extracción, se aplica un sistema pionero y muy diferente del sistema actual”. “Por el momento los resultados, aún no publicados, son positivos”, concluye.

La nueva técnica —sobre la que Oleapure prefiere mantener la confidencialidad por ahora sobre los detalles para proteger las patentes— permite obtener directamente de la aceituna el aceite, sin pasar por “los pasos intermedios de molido y batido convencionales”, según reza en su página web. “Nuestro método se basa en un principio físico-químico de adsorción frente al sistema actual que consiste en obtener aceite por el sistema de centrifugación”, resume Rafael de Lara, director técnico de Oleapure y su principal impulsor. “En realidad, se trata de volver a la prensa romana, es decir, a un sistema de comprensión para aprovechar de forma integral todos los componentes de la aceituna, sobre todo los de valor farmacológico”, añade. De Lara sostiene que, si el aceite de oliva es bueno, “si tiene cualidades terapéuticas”, es porque al zumo extraído se enriquece también con los principios activos obtenidos de la parte media del fruto”, la parte carnosa próxima al hueso que ahora se elimina.

Y aquí es donde, puede decirse, radica una de las claves de este revolucionario método de extracción porque, en lugar de generar el contaminante alpechín se genera “agua de vegetación”, un subproducto del aceite, “que puede, incluso, convertirse en polvo”, matiza de Lara  —patentado como Oleasan—, rico en Principios Activos Protectores (PAP), como los antioxidantes, y susceptible de ser aprovechado asimismo en farmacia. De hecho, las investigaciones llevadas a cabo con él hasta ahora, en sus resultados preliminares también, confirman el potencial de Oleasan para el tratamiento de la hipertensión y la ateroesclerosis.

Así, pues, si el sueño de este médico investigador del aceite está a punto de hacerse realidad; adiós a los residuos en las almazaras. “Sólo nos quedaría la parte del hueso”, dice, que, transformado en una especie de pasta de madera, podría convertirse en ladrillos u otros productos para la construcción o la decoración.

“Mi sueño fue siempre procesar la aceituna como si fuese un producto farmacéutico”, resume Fernando de Lara. Y parece que está a punto de conseguirlo. Aunque los problemas están siendo muchos para su planta piloto de extracción, levantada en Sevilla, debido sobre todo a la coyuntura económica y a la carencia de una tecnología adecuada. “Hasta la maquinaria la hemos tenido que diseñar nosotros pues no existía en ninguna parte del mundo lo que necesitábamos”, comenta.

Oleapure cuenta con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad y con la colaboración de diversas universidades que, a través de sus departamentos de investigación, están trabajando para poder validar Oleaster y Oleasan, los dos productos que, según Rafael de Lara, supondrán un antes y un después en el mundo de la alimentación y de la salud cuando se comercialicen.

Será un paso más, sin duda, aunque no el definitivo ya que la aceituna es una especie de pozo sin fondo. Hasta 3.000 componentes químicos calculan algunos investigadores que tiene. En cualquier caso, nadie duda de su valor, tanto nutricional como social o terapéutico. La humanidad utiliza el zumo de esta fruta desde hace más de 4.000 años. Cómo bálsamo o para realzar la belleza, cómo producto de higiene o para ungir a los reyes y los recién nacidos; cómo  combustible para el alumbrado o cómo moneda de cambio en el comercio. Es decir, el aceite de oliva siempre fue, desde que se tiene memoria, un tesoro para el ser humano. Hoy, puede que estemos a punto de dar un paso más en su uso y,  ahondando en su versatilidad, confirmemos que también es un fármaco... O casi.

4 Comments
  1. Y más says

    Interesante. Pero, ¿por qué en los regímenes anti colesterol se reduce el consumo a una sola cucharada? El médico de Clinton, dice que es un mito que el aceite de oliva no tenga colesterol. ¿Sabe usted algo de eso?

  2. Manuel Ruiz says

    Estoy interesado en el proceso de obtención de aceite de oliva soy un agricultor que este año iba a molturarme mi propia aceituna y he pedido presupuesto a varias casas de lineas de sistema continuo para la extracción porque soy pequeño agricultor y recogo la aceituna en el mes de noviembre . Si me pueden asesorar sobre la maquinaria que necesitaria el precio le estaria muy agradecido. Esperando su contestacion me despido con un saludo mi teléfono es 633198670

  3. Manuel Carrasco Lopez says

    Pasamos directamente de Roma a la Centrifugacion. Yo he visto como a los cerdos les daban orujo de prensa y se lo comian, con el alpeorujo ni de coña. A unque se le quire dar de lado, los aceites de centrifugacion amargan y pican mas de la cuenta y es que tantos Ges no es bueno.
    El personal olivo-aceitero espera novedades

Leave A Reply

Your email address will not be published.