¿Violencia contra los hombres?

9
Actualización de las 14.00 horas del 2/6/14 con la retirada del vídeo de YouTube.

El retroceso que vivimos en la sociedad europea no sólo se hace visible en los resultados electorales y el ascenso de candidaturas/partidos populistas, eufemismo que significa neofascistas en Francia, Gran Bretaña, Dinamarca…, sino que en los comportamientos sociales vemos como la regresión toma espacios de intervención.

Como muestra, el último boom en YouTube, con más de 6.000.000 millones de visitas en una semana: un vídeo que denuncia el maltrato de las mujeres hacia los hombres… Sí. Y comparando la reacción de las personas que ven ambas situaciones, haciendo hincapié en la diferente respuesta, en gestos y en la intervención de las personas que circulan por la plaza escenario de los episodios de violencia.

El vídeo, que ha sido retirado la mañana del lunes de YouTube, señala que el 40% de la violencia doméstica la sufren los hombres y está producido por una asociación ‘benéfica’ de Reino Unido, que oferta servicios de apoyo y atención a los hombres víctimas de malos tratos.

Parece una broma, pero no. Con el nombre de ManKind Initiative (Iniciativa Humanitaria) la asociación pretende poner al mismo nivel de la violencia de género unos hechos que, por mucho que el vídeo de cifras, ni en Reino Unido ni en ningún país de nuestro entorno alcanzan una categoría superior a la de suceso aislado. No hay datos, no se recogen porque son insignificantes. No hay denuncias por parte de hombres, o de sus entornos, que indiquen la necesidad de actuar desde ámbitos políticos y sociales, porque la respuesta policial y judicial llega.

No se puede negar que habrá mujeres que maltraten a sus parejas, incluso que algunas los asesinen, pero no hay un factor de riesgo en el hecho de ser hombre para que ocurra esta violencia. En el caso de las mujeres, sí. Ser mujer es un factor de riesgo cuando hablamos de violencia de género. Por eso se denomina así.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la violencia de género se ha convertido en una epidemia, con datos que estremecen. Como ejemplo, “por término medio, el 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física o sexual por parte de su pareja, y el 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja”. Otros datos señalan que, en el Reino Unido, este porcentaje se eleva al 54%.

El problema tiene características tan alarmantes en Reino Unido que a finales de marzo la relatora especial de la ONU sobre violencia contra las mujeres, Rashida Manjoo, realizó una visita de 15 días a Gran Bretaña para evaluar la violencia de género en el país, revelando que más de un millón de mujeres fueron víctimas de violencia doméstica en el Reino Unido el año pasado (2013). A estos datos habría que sumar las víctimas de violencia sexual, acoso sexual, matrimonios forzados e infantiles y mutilación genital femenina. Tipos de violencia de género, estos dos últimos, considerados ‘tradiciones’ entre algunos colectivos procedentes de las excolonias británicas.

A la luz de los datos parece que no se puede poner en el mismo plano una violencia ocasional y la violencia de género. En todo caso, e insisto, sin negar que haya episodios de maltrato a hombres en Gran Bretaña o en cualquier otro país, no son comparables.

Quizás habría que analizar la falta de datos de denuncias de los hombres, y las barreras que impiden que los hombres que sean objeto de maltrato denuncien, relacionadas con esa posición de superioridad social que aún se mantiene. Ojalá estas barreras no existieran, y todas las personas que son víctimas de violencias denunciaran para que, de una vez por todas, se evidencie la realidad de la violencia que sufren las mujeres.

¿O alguien puede creer que si varios cientos de miles de hombres británicos (o de otro país) fueran víctimas de violencia producida por sus parejas, tendríamos que esperar a un video de una asociación ‘benéfica’?

(*) Berta Cao es consultora de género y Máster en Género y Políticas de Igualdad.
9 Comments
  1. OtrasPolíticas says

    Los seres humanos en su complementariedad han de resolver dos hitos ineludibles en cuanto al amor entendido como vivencia, como son el poder y el miedo.
    Ante las dificultades de semejante reto, la tentación es derivar el problema hacia un enfrentamiento de géneros, como respuesta inmediata e inválida al problema que indeleblemente se tiene que afrontar. Hablamos de una disputa milenaria, en la que es muy fácil acusar al otro de ser abiertamente el causante de mi sufrimiento. Enormemente atractivo, primario, y tan próximo a los fundamentos del odio.
    http://www.otraspoliticas.com/psicologia/prohibido-tocar-el-genero

  2. Croquetiforme says

    Existen numerosos estudios que demuestran desde hace años que la violencia doméstica es de doble dirección. Aquí se puede acceder a numerosos enlaces interesantes: http://robertocolom.blogspot.com.es/2013/10/violencia-domestica-cual-es-su-genero.html

    El problema del feminismo institucional en el que se inserta Berta Cao es que se basa en clichés y lugares comunes aumentados hasta el paroxismo por el sensacionalismo de los medios de comunicación. Por poner un ejemplo, el año pasado en España se produjeron asesinatos de hombres a manos de sus mujeres que llegan a superar el 30 por ciento de los realizados por hombres, es decir, por cada tres asesinatos de mujer, en plan estadístico, se produce más de uno de mujer a hombre. Esto no sólo no se refleja en los medios convencionales, es que en las pocas veces que sucede, la censura en este aspecto es tan fuerte y la propaganda de tal calibre que el periodista suele aclarar si hay o no violencia doméstica previa, buscando la excusa de la asesina. Tremendo.

  3. pispa says

    no hace falta rebajarse a contestar a estos Machos!

  4. Piedra says

    Ya han cancelado el video de marras

  5. Y más says

    «Violencia de doble dirección» que sólo produce muertos femeninos, sí. No t’amuela…

  6. carolusaurelius says
  7. Omar says

    Bueno cuando se trata de violencia machista se castiga pero cuando se trata de violencia Hembrista o Feminista nadie lo castiga es mas nadie hace nada por eso ya que si un hombre golpea o agrede a una Mujer las leyes lo castigan los medios le hacen escandalo y problemón pero cuando las Mujeres son las que agreden y golpean a los Hombres allí las leyes no hacen anda para castigar a esas mujeres maltratadoras lo peor es que siempre la violencia contra el hombre queda impune ya que nunca se castiga lo cual no es justo ello…

  8. pepe el toro says

    nunca me atreveria a negar la violencia con el genero femenino en razon de malas costumbres de culturas prinsipalmente orientadas por las religiones que mal intencionadamente pusieron al hombre por encima de la mujer. y que causa que lapiden mujeres que las mutilen,y una serie de atrocidades que se devén combatir. pero no es el caso en la convivencia en la relación hombre mujer, esto es punto y aparte, y es evidente que las mujeres son igual de violentas que el hombre y si bien es verdad que un hombre puede generar mas fácil daños físicos, ala mujer se le facilita dañar el psique de el hombre debido al apoyo ilimitado alas mujeres y es el caso a qui en mexico que yo como agente de investigaciones estatales e recivido expedientes de hombres que yaman para denunciar la violencia y se les consigna como responsables a un cuando este es el que esta solicitando la ayuda. y esto se da por esta mentalidad feminista que no admite que esta también puede violentar al hombre

Leave A Reply

Your email address will not be published.