Clara Serra: "La Ley contra la violencia de género tiene grietas y urge su evaluación"

1
Clara Serra en una imagen de archivo. / Flickr Podemos
Clara Serra en una imagen de archivo. / Flickr Podemos

Clara Serra, filósofa, diputada por Podemos en la Asamblea de Madrid y responsable del Área de Mujer e Igualdad del Consejo Ciudadano Estatal en la formación morada, conversa con cuartopoder.es recién presentado el programa de Podemos de cara a las generales. Además, en una semana trágica en la que cinco mujeres han sido asesinadas en 72 horas por violencia machista, aborda los fallos de los sistemas de prevención de violencia de género.

— Cinco fallecidas en tres días en esta última semana por violencia de género. ¿Cómo se valoran los mecanismos actuales para erradicar la violencia machista?

Publicidad

— Nosotros desde Podemos creemos que la legislación actual tiene grietas, que es muy importante y urgente que se evalúe la Ley de violencia de género. Apostamos por que evalúen una ley que lleva diez años en vigor ya que creemos que en algunos puntos fracasa. Por ejemplo, uno de los datos que nosotros sacamos es que dos tercios de las mujeres que son asesinadas no han interpuesto una denuncia. Este es un dato grave e indica que las herramientas actuales que hay para salir de la violencia no funcionan, son un fracaso y hay que preguntarse por qué. Aparte de eso creemos que es fundamental modificar esa ley. Por otro lado se da un absurdo y es que en este país hacemos leyes pero no tenemos costumbre de evaluarlas. Por eso creemos que necesitamos una en la que se cuente con las profesionales que atienden a las mujeres, y con las mismas víctimas, que es algo que no se hace.

— Podemos ha llevado por varios parlamentos autonómicos una Proposición No de Ley (PNL) sobre violencia machista, pero en algunos lugares ciertos partidos votaron en contra…

"Creemos que si
la mujer puede acceder a una vivienda, es más fácil que corte
una situación
de violencia"

— Esta PNL se ha presentado en todos los parlamentos donde hay grupo parlamentario, en Andalucía no, pero en casi todos. También en casi todos la proposición ha sido aprobada, pero con partidos en contra. En algunos sitios en contra de algunos; en Asturias votó el PSOE en contra, en Madrid votó en contra el PP…

En esta PNL creemos que presentábamos cuatro puntos que nos parecen fundamentales: una primera cuestión, la medida de urgencia -y que va en el programa a las Generales-, que las mujeres tengan acceso a una vivienda de protección pública, una alternativa habitacional cuando están en situación de violencia y que esto se haga de forma inmediata. Ahora mismo sí tienen derecho a ello, pero hay mujeres esperando seis meses u ocho meses y alguna más de un año para acceder. Queremos que se otorgue de forma inmediata, es decir, en un mes. Y segundo, que no sea necesaria la interposición de la denuncia para que esto sea efectivo, que no haga falta un proceso judicial. Creemos que una de las causas por las que las mujeres no denuncian es que están en situación de dependencia económica y si no pueden poner un pie fuera por temas económicos, no denuncian. De este modo, creemos que si pueden acceder a viviendas, es más fácil que corten una situación de violencia.

Esto no es para nada que sea regalar casas, no es regalarlas, como afirman algunos grupos políticos. Quien pueda tenerlas, que las pague, pero quien no tenga acceso, que se la den. Es función de las instituciones garantizar su acceso.

— ¿Cuáles son otras medidas que plante Podemos en esta PNL?

— También hemos pedido que la Ley integral de violencia de género se atenga a lo que piden los convenios internacionales [entre ellos el Convenio de Estambul]: que se contemplen todas las formas de violencia. Esto constituye un déficit muy grande de algunas de nuestras leyes. Parece increíble, pero en nuestro país las agresiones sexuales o el asesinato con violación previa no se contempla como violencia contra las mujeres. Nuestra Ley tiene efectos extraños, como que si una mujer es violada y asesinada por su pareja, sí es violencia machista; mientras que si el agresor no es pareja o expareja, no se contabiliza como tal. Además, estos puntos pertenecen a un documento ratificado por España hace un año.

Creemos que hay que hacer una evaluación que cuente con profesionales, mujeres y sociedad civil. También contemplamos una situación gravísima de externalización en los servicios de violencia de género como el 016 o la gestión de las casas de protección. Creemos que tiene que ser una gestión pública y sin ánimo de lucro, y que sea local. El 31 de diciembre de este año se dará el servicio de atención a las comunidades autónomas, y creemos que es un punto muy grave. Si le haces a una mujer recorrerse 50 kilómetros o más para que atiendan su situación, es poner aún más dificultades.

— De cara a las elecciones generales se han planteado otra serie de medidas por la igualdad.

Sí, creemos que hacen falta unas políticas para la igualdad que aborden un problema que no han afrontado otros partidos políticos. Para nosotros los permisos de paternidad y maternidad son intransferibles entre hombres y mujeres porque estamos viendo cómo las mujeres abandonan el mercado de trabajo y caen en empleos parciales y temporales o desaparecen de la población activa y creemos que la crisis y la austeridad hace hoy todavía más difícil para las mujeres la maternidad. Hay una penalización a la maternidad y hay obstáculos que las madres tienen que saltar si quieren ser madres y hay una situación en la que se obliga a las mujeres a elegir entre familia o trabajo. Vamos a implantar progresivamente un calendario de seis años para que se equiparen los permisos porque nos parece fundamental, sea cual sea el tipo de relación. Que dejen de ser contratadas en edad fértil y sean contratadas con empleos de peor nivel.

"Existe una penalización de la maternidad, hay obstáculos que la mujer tienen que saltar si quiere ser madre y hay una situación en la
que se nos obliga
a elegir entre
familia o trabajo"

— Estamos a apenas un mes de las elecciones generales,y todos los candidatos a la presidencia del Gobierno son hombres. ¿Cómo se valora la baja representación política de las mujeres?

— Fatal y lo veo preocupante. Hay que avanzar en políticas que vayan hacia la paridad. He oído a Ciudadanos que dicen que no están a favor de las cuotas, y es necesario invertir en una discriminación. Creemos que hace falta en política que haya criterios de paridad y esperemos que en los grupos parlamentarios, más allá de quienes encabezan los partidos, haya muchas mujeres, y significará que los partidos han puesto en marcha mecanismos de igualdad. La política es un espacio que está masculinizado. Para nosotros es importantísimo que haya medidas paritarias que aseguren la presencia de las mujeres a través de mecanismos de corrección, aunque es insuficiente si no se acompaña con medidas que no vayan más a la raíz.

Se puede ver en nuestra propia organización. Te das cuenta de que si las reuniones son a una hora y no a otra hay muchos más hombres que mujeres porque ellas se retiran a atender necesidades familiares. Espero que haya muchas mujeres en el próximo Congreso de los Diputados porque lo que se revela es eso, que si las mujeres no están en política, los problemas tampoco están representados. Y en una situación de crisis los problemas son mucho más difíciles.

— Hablemos de igualdad en las listas de Podemos: en Aragón y al Congreso de los Diputados, por ejemplo, no hay listas cremallera, un compromiso del propio partido.

En Podemos decidimos que íbamos a llevar listas en cremallera pero después de los últimos procesos para las autonómicas nos dimos cuenta de que la cremallera había afectado mucho a las mujeres y muchos hombres habían subido de puesto y las mujeres habían bajado. Dijimos que íbamos a abrir el sistema de la cremallera y si este sistema afectaba a las mujeres, la lista cremallera no se iba a hacer. En principio tiene que ir cremallera, pero si perjudica en conjunto a las mujeres en un tramo de cinco las ordenamos como queden en el resultado natural. En el siguiente tramo de cinco hacemos lo mismo y evaluamos si se hace o no se hace. De esta manera, pueda haber una lista en la que hay dos hombres seguidos, tres mujeres seguidas…

Eso ocurre, en general, con el reglamento de Primarias. Además está el sistema de los fichajes, en el que se incorpora gente externa de la sociedad civil y esos también van a alterar el orden de hombres y mujeres alternos. Por ejemplo en Aragón, dos hombres seguidos igual que en Canarias hay dos mujeres seguidas, pero en esos casos se debe a que hemos metido gente desde el exterior. Al margen de los fichajes y al margen de las confluencias con otras fuerzas, si nuestra lista se presenta a las primarias puede haber hombres y mujeres seguidos y esa apertura de la cremallera sería a favor de las mujeres.

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.
1 Comment
  1. antonio2 says

    Las mujeres lo que tienen que hacer es ponerse a trabajar, trabajar no es tener un puesto obtenido por la paridad, sino lanzarse, como no tienen más remedios los hombres, a un puesto de trabajo, a trabajar, una obligación, no un derecho. Los impuestos con que se financien las viviendas a que se hace referencia que salgan del bolsillo de las mujeres, y no de los hombres a los que se les da el papel de «educando» en valores que la mujer ya nace sabiéndolos. A seguir llenando de espectadores de los platós de tv de mujeres, que como están tan atareadas en «su casa» de «esclavas». A censurar los comentarios no favorables a la causa feminista en los grandes medios de comunicación. A desconocer la «historia» en los casos de homicidios por razón de sexo, porque a lo mejor conocemos aspectos de la mujer que si pueden influir en la opinición que el lector pueda tener sobre el caso, etc., etc. O sea, cansado de tanta falta de igualdad de trato del hombre en las leyes y en la sociedad. Gracias por su publicación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.