La primera escuela de sirenas de Europa funciona desde hace 3 años en Tarragona

0

Lucía Martín *

Escuela-de-sirenas-en-Tarragona
Las participantes en uno de los cursos impartidos por la Sirenas Mediterranean Academy, de Tarragona. / Sirenas Mediterranean Academy

¿Sirenas? ¿Tritones? ¿Es una película de Disney? No, es una empresa española que lleva funcionando desde 2014 y que enseña a nadar como peces, cola incluida, a niños y mayores de todo el mundo. Pasen, lean y, si gustan, naden.

El redactor de The Wall Street Journal deambulaba por Tarragona aquel mes de agosto. De vacaciones, pueden pensar pero no, nada más lejos de la realidad: estaba trabajando. ¿Buscando qué? En concreto, el periódico americano le había enviado allí a su corresponsal en España en busca de una escuela de sirenas. Sí, han leído bien: la primera escuela de sirenas (y de tritones) que abrió en Europa, está en Tarragona.

En Estados Unidos ya existía con anterioridad alguna escuela de mermaiding (de mermaid, sirena en inglés). Pero, ¿estamos de broma? En absoluto: Sirenas Mediterranean Academy vio la luz en 2014 de la mano de Susana Seuma y de Alejandro Rodríguez. Ella, una apasionada del mar, se estaba recuperando de una segunda intervención en la pierna tras un accidente, con lo cual, nadaba más que nunca. Y de esa pasión por el gran azul surgió la idea de las sirenas: esta academia ofrece la posibilidad de nadar como un pez, con un traje que simula la cola de las sirenas. Además, las colas se fabrican en España, siguiendo las reglas de comercio justo. “Las sirenas nunca han pasado de moda, siempre han estado presentes a lo largo de la historia.  Ha sido un ser que incluso ha traspasado fronteras cuando aún no existía la globalización que supone internet.  El hecho de que mucha gente como Susana tuviera una atracción especial por el mundo marino, y que nuestro proyecto se basara en valores tan importantes como la educación, el cuidado del medioambiente, la salud y la diversión en familia hizo que mucha gente creyera en él”, comenta Alejandro.

La academia está abierta todo el año, y trabajan tanto en piscinas cubiertas como abiertas en verano, o el mar directamente. “En Tarragona realizamos la actividad de Sirena Mar en la playa del Port Nautic”, aclara el fundador. El servicio Experiencia Sirena consta de tres partes, dos en piscina y una en el mar: “No es necesario hacer las tres partes pero sí se tiene que haber hecho la iniciación en piscina, es decir, el bautizo Sirena, para poder nadar como un pez en el mar”, aclara. Porque la seguridad es lo primero: Susana, por ejemplo, es certificada internacional Padi de submarinismo, Freediving (apnea) por la escuela SSI y socorrista para espacios acuáticos naturales.

Los clientes son en su mayoría niñas, que van desde los 8 hasta los 12 años, aunque también los hay más jóvenes (de 5 y 6 años), que se apuntan a la actividad de Sirenas Splash, con una cola adaptada a su edad. Pero también hay familias que realizan juntas la actividad o señores mayores que quieren sentirse pez por unas horas en su vida: “Tuvimos un señor de 73 años de la localidad de Banyolas, Gerona”, cuenta Alejandro.

Escuela de sirenas: un grupo de 'tritones' en la playa.
Un grupo de 'tritones' en la playa. / sirenasmediterraneanacademy.com

Por la escuela han pasado más de 600 personas, en su mayoría de España: “Pero también de Francia y Bélgica. También hemos tenido clientes de Brasil, Estados Unidos, Polonia, Rusia...”. ¿Lo que más le piden? El bautizo Sirena/Tritón.

Y, ¿qué les dicen tras haberse sentido peces durante un rato? “Cada persona es un mundo pero en general repiten lo de haber nadado como nunca hubiesen imaginado hacerlo, de sentirse felices. La gente lo disfruta mucho”, añade.

De mayo a octubre la escuela realiza las actividades al aire libre y el resto del año lo hacen en piscinas climatizadas. Su próxima apertura va a ser en Tenerife.

Y, ¿cómo fue lo del redactor americano? “Una grata sorpresa. No nos lo podíamos creer cuando se puso en contacto con nosotros. El periodista vino dos veces a Tarragona. Para nosotros es un orgullo ya que no todas las empresas han sido noticia en un diario de esta envergadura”, finaliza. Tampoco es de extrañar: no todos los días se topa uno con una sirena, aunque cada vez resulta más plausible, ya que este tipo de escuelas han comenzado a proliferar por el mundo.

Así, en Estados Unidos, el país con más tradición en este campo, existen numerosas empresas que imparten este tipo de formación. Entre ellas destaca The Mermaid Academy, que dispone de numerosos centros en Florida. KittyHawk Kites, que compagina vuelo en parapente, kiteboarding y manejo de drones, con la escuela de sirenas, cuenta con instalaciones en varias localidades de Carolina del Norte y Virginia. Algunas, como AquaMermaid School tiene diversas instalaciones repartidas en siete localidades de Estados Unidos y Canadá, alguna de ellas tan poco marítima como Phoenix, en la desértica Arizona. En Estados Unidos hay un buen número de empresas de este tipo, repartidas por todo el territorio. En Canadá, donde también comienzan a proliferar, se ubican sobre todo en las ciudades que bordean el río San Lorenzo y los Grandes Lagos.

En Europa existen algunas escuelas, como la Meermin School Nederland, en la localidad holandesa de Dijnselburg; Sirènes by Perle Events, en Marsella, o las británicas de Mermaids UK, de Barnstaple; la Monofin Mermaids, de Hastings, o Freedive.UK , de Newquay, en Cornualles, la escuela de sirenas más antigua del Reino Unido.

El mermaiding no sólo causa furor en América y Europa, también comienza a extenderse por la región de Asia-Pacífico, como lo demuestra el hecho de que en Australia ya existen varios centros, como es el caso del NoRipples, de Sydney. En Filipinas y en  Singapur también han comenzado a abrir centros para convertir a humanos en sirenas y tritones.

Sirenas Mediterranean Academy (Youtube)
(*) Lucía Martín es periodista.

loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.