El 47% de familias con un solo progenitor vivía en 2016 con menos de 600 euros al mes y un 90% no llegaba al mileurismo

Madres solteras solas ante la ley: «Te dicen: "Es tu problema: soluciónalo tú”»

SUSANA YE | Publicado:

madres solteras Eva María, cabeza de una cabeza monoparental, con sus tres hijos.
Eva María, cabeza de una familia monoparental, disfruta en la playa con sus tres hijos, en una fotografía cedida por ella misma.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid sentenció que Efraína Fernández, madre soltera de dos hijos, no es familia numerosa, estado que sí reconoce a los viudos con dos descendientes a su cargo. “Ha elegido la monoparentalidad” fue la justificación.

“Al matrimonio que elige tener tres hijos se le protege, al matrimonio que elige tener cinco hijos se le protege más (familia numerosa especial), a la viuda con dos hijos se le protege. En cambio, a la madre soltera se la penaliza “por elegir”. Por elegir tener descendencia a pesar de no tener un marido. Por elegir no abortar. Por tantas situaciones distintas que llevan a una mujer a enfrentarse al reto de ser madre en solitario”, denunciaba Fernández.

Una sensación compartida por más progenitores solos con dos o más hijos. “A veces te contestan que si lo has decidido es tu problema. A una familia numerosa nunca le dicen esto”, cuenta Rosa, de 50 años y madre de una adolescente de 19, hija reconocida, y de un niño de 9 años.

“Con mi hija mayor tengo manutención y con el pequeño, fruto de una segunda relación en la que él se desentendió, no. Explicarte esto es muy sencillo pero cada vez que realizo un trámite me miran raro”, se sincera Rosa, que sólo da su nombre. “Mi caso no es habitual: nunca me he casado”. La lacra social, que en las madres por elección propia no está presente, sí la vivió esta mujer catalana. “Mi entorno lo acogió muy mal. Con el primer embarazo mis padres me ayudaron pero con el niño me dieron la espalda”, recuerda.

Un 42,2% de riesgo de pobreza

Rosa cumple con el perfil de las familias monoparentales: mujer como en el 81% del total de casos. Y cabe destacar el auge de los hombres, con un 49,5% más de 2013 a 2016, según los últimos y únicos datos específicos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Padres como José, que se dedica al ámbito de la salud y que sus 57 años rige el hogar con un adolescente de 14 años. “Tras 20 años de estar con mi pareja sin haber tenido hijos me di cuenta de que tenía que vivir esta experiencia”.  Decidió a los 48 embarcarse en un proceso de adopción nacional, se sometió a tres meses con dos visitas cada semana con una dolorosa separación cada una de las veces y a los cuatro años viviendo con su pequeño hasta que legalmente le permitieron ponerle sus apellidos.

Y madres como Rosa que cumplen que en el 42,2% de hogares monoparentales hubo riesgo de pobreza, según datos de 2016 del INE. “Hay veces que no tienes, no te vas de vacaciones, no puedes comprarte nada (…) El agotamiento es durísimo. Llevo mochilas y mochilas y mochilas. Hay dos personas que dependen de mí y tengo que estar muy bien mentalmente”.

Un estudio de Adecco respalda esa tendencia: el 47% de familias con un solo progenitor vivía en 2016 con menos de 600 euros al mes y un 90% no llegaba al mileurismo. Según la empresa de recursos humanos, más de la mitad de las madres estaba en paro y siete de cada diez superaba el año de carestía laboral.

“Te dicen que es tu problema: soluciónalo tú, reduce horas y gana menos”. Es uno de los dilemas a los que se enfrenta Rosa cada vez que debe explicar cómo funciona su casa, como por ejemplo a la hora de reclamar becas. “He ido durante años a Cáritas y lo digo con la cara bien alta”.

Consecuencia de sus ajustadas finanzas es la inviabilidad de que la hija de Rosa vaya a la universidad: “Su padre no lo va a pagar y al precio de hoy es imposible”. Un progenitor que durante años no pasó la manutención. “Ese señor le dio los apellidos pero incumplió con la paga y no tiene vínculos con ella. Nunca le ha llevado al médico. Nada. Por eso puse al pequeño a mi cargo”, recalca.

Conciliación familiar: “Te miran como a un bicho raro”

madres solteras Rosa Maestro, adre monoparental, posa para la fotografía con sus dos hijas
Rosa Maestro, adre monoparental, posa para la fotografía con sus dos hijas. / Rosa Montero

Distinta y similar es la vivencia de otra Rosa. Rosa Maestro, de 53 años, tiene un cargo en el sector de la comunicación corporativa, vive en Madrid y a los 38 se sometió a técnicas de reproducción asistida. Forma parte de una pujante opción entre las mujeres: “No iba a seguir buscando un padre”. Ahora asume la maternidad en solitario de una prepúber de 14 años y de una niña marroquí adoptada de 9 años.

“El permiso de paternidad ha de sumarse al de la madre por elección propia y que su pareja les ha abandonado”, exige. Ve injusto que los biparentales desgraven 3.450 euros por hijo frente a los 2.150 de un monoparental.

Le preocupa además su primogénita. “Tengo un sueldo decente para dos hijas ahora pero cuando llegue a la universidad, no”. E incluso ha barajado que la menor estudie en Marruecos, su país de origen.

En cuanto a compatibilizar sus turnos con educar a sus pequeñas, lo expone del siguiente modo: “Con el tiempo pides la reducción de jornada y te miran como a un bicho raro, como si perdieras capacidad, como si quisieras trabajar menos. Y no es así en absoluto”.

Un sueldo para cuatro

Ester Chiquero, de Málaga, trabaja en una residencia de ancianos propiedad de su familia. Tiene 39 años y tres hijos: la mayor, de ocho años, y dos mellizos, de cinco. “Decidí darle una hermana a la niña y de repente vinieron dos. Fue todo muy caótico”.

Lo mismo le ocurrió a Eva María Bernal, de 50 años, residente en Madrid y asesora en reproducción asistida. “No planeaba tener tres hijos”. Ahora es madre a tiempo completo de la mayor, de once, y de los mellizos, de cinco años. Renunció a un buen sueldo en comunicación audiovisual para emprender en ‘Creando familia’.

Tanto Ester como Eva son familias numerosas con sus tres hijos. Sin embargo, resaltan que las ayudas recibidas son por la renta y no por tener un sólo sueldo que mantiene a cuatro.

Las dos reciben 100 euros que les desgrava Hacienda por hijo cada mes, tanto en numerosas como en monoparentales, becas al comedor e ingresos de unos 400 euros semestrales por las ayudas por puntos. Durante los dos primeros años de sus hijos obtuvieron 100 euros por cada uno al ser madres trabajadoras, una medida en vigor desde 2002.

Sin embargo, califican de  insuficiente el respaldo público. “Sigo pagando cuidadores cada vez que hago algo como ir al médico. Si viajo somos cuatro, así que sólo voy a sitios a los que me inviten amigos”, explica Eva.

Barcelona y Valencia, las excepciones

En enero de 2003 la Comunidad Valenciana creó un fondo de compensación para los hogares, incluidos los de un solo progenitor. En junio le siguió los pasos Cataluña, cuyo Estatuto de Autonomía se refiere a las familias monoparentales en su artículo 231-1.1. Sin embargo, a nivel estatal no hay un texto legal que aborde esta realidad social, más allá del genérico artículo 39 de la Constitución a favor de la protección de la familia.

Madres solteras
Imagen de la campaña ‘¿Qué crees que les falta?’ de Families Monoparentales de Cataluña. ¿La respuesta? Nada porque ellos dos solos ya conforman una familia.

Rosa, de Barcelona, cree que el carnet de las familias numerosas en Cataluña le compensa en transporte pero no aligera la carga del resto de gastos. Atisba un avance lento.

En 2007 los Presupuestos Generales contemplaban la inclusión de los padres únicos con dos hijos a cargo como familia numerosa. La Comunidad de Madrid de Ignacio González llegó a anunciarlo en su web oficial e Izquierda Unida se congratuló del logro. Sin embargo, la llegada de la crisis y el cambio de Gobierno puso punto final a la medida.

“Queremos una ley propia”

El pasado 29 de junio la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, aseguró que quieren que las familias monoparentales con dos hijos sean consideradas numerosas.

La presidenta de la Federación de Madres Solteras (FAMS), Carmen Flores, ha confirmado a cuartopoder.es que se están reuniendo con el ejecutivo. “Quieren apoyar a los de dos o más hijos pero eso deja desprotegidas al resto de familias, que son las más numerosas, las de un hijo a su cargo”.

Una idea en la que incide la Asociación Andaluza de Familias Monoparentales (ANDAFAM). Esther Marín, portavoz de la entidad: “No queremos quitar derechos a las familias numerosas ni a los viudos. Queremos una ley propia porque las necesidades de cada hogar difieren”.

A día de hoy y a nivel nacional existen remiendos como la ley de protección de víctimas de violencia de género, fechada en 2004, o la ley de adopción en solitario, de 2010, pero la zona gris perdura.

En Europa ha habido varios intentos de regular un grupo desprotegido. En 1988 hubo una primera aproximación para acotar el concepto de familia monoparental, término que llegó a España en 1987 gracias al Instituto de la Mujer, aunque ya en los 70 existía. Además, en 2009 un tercio de hogares con un sólo progenitor estaba en riesgo de pobreza, según la Comisión Europea en un informe de ese año realizado por la Seguridad Social.

Artículos Relacionados

  • florentino del Amo Antolin

    Ley propia para las, los monoparentales. Equidad, más igualdad.. ¡ Humanidad !.

  • LDMuras

    El Tribunal Superior de Justicia de Madrid es una vergüenza organizada además ..

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend