Bahamas: las islas del paraíso

Ofelia de Pablo

Foto: © Ofelia de Pablo.

Tan sólo con mencionar su nombre son capaces de evocar un sueño. El archipiélago de las Bahamas acoge 700 islas y más de 2.000 arrecifes –los famosos cayos-, rodeados de idílicas playas de arena blanca y rosa. Son las primeras islas que avistó Colón en 1492 y que se mecen en dos mares de color turquesa -el Caribe y el Atlántico- formando un auténtico paraíso escondido entre palmeras y corales.

Publicidad

Cuentan con la tercera barrera de coral más importante del mundo, con las mejores playas del planeta como la Pink Sand Coral Beach (una de las 10 mejores del mundo, que con su arena color rosa y sus 27 kilómetros de largo te hará perder el sentido) y con el encanto de sus gentes amables y hospitalarias. Conocerás las historias de los bucaneros, de las ciudades perdidas como Atlantis, te bañarás en los mares donde James Bond vence a sus temibles enemigos en Licencia para Matar e incluso podrás dar de comer a los tiburones.

Las islas que se despliegan en forma de arco desde las costas de Florida a lo largo del Canal del Viento hasta llegar al noreste de Cuba fueron un gran reino de piratas, vagabundos y maleantes en el siglo XVII. Un refugio donde ocultar los tesoros que robaban a la armada inglesa y a los galeones españoles. Aquí podrás conocer las oscuras historias sobre el temido pirata Barba Negra o sobre Calico Jack Rackham y sus amantes Anne Bonney y Mary Read – las únicas mujeres piratas de la historia, que actuaban disfrazadas de hombres demostrando su valentía y coraje en los asaltos-.

Hoy sus mágicas islas esconden un magnifico edén donde perderse y disfrutar en plena naturaleza de sus decenas de parques nacionales que son un verdadero tesoro.

Datos prácticos: Duerme en una isla solo para tu ojos (www.tiamoresorts.com). Podrás alojarte en uno de los 11 exclusivos bungalows a los que se llega en hidroavión y vivir aislado frente a un mar de estrellas infinitas. Para información de Bahamas: www.bahamasturismo.es. Un truco: los niños no pagan en la mayoría de los hoteles.