Amargo acuerdo en ‘El País’ que evita la resolución judicial

2
Imagen de la plantilla al completo de 'El País' antes de que se produjeran los 129 despidos". / elpaiscomite.blogspot.com

No habrá resolución de los tribunales sobre el ERE de El País. La empresa y los trabajadores han llegado a un acuerdo que afecta a los que fueron despedidos en noviembre y al resto de la plantilla y que evita el pronunciamiento judicial. La asamblea de trabajadores ha aprobado el convenio con el voto a favor de 133 trabajadores, en contra de 66, 24 votos en blanco y 2 nulos. Los periodistas despedidos han aceptado el acuerdo con 80 votos a favor, 39 en contra y 1 voto en blanco

Los despidos de los 129 trabajadores no fueron pacíficos. Se produjeron en medio de una crisis entre la dirección y la plantilla y se hicieron con la mínima indemnización legal. Eso provocó un movimiento en una parte de la plantilla que pedía retomar las conversaciones con la empresa y que los despedidos fueran indemnizados más generosamente. Se votó tanto por los despedidos como por la plantilla pero no se aceptó el acuerdo y se presentó una demanda colectiva contra el ERE.

Pero el calvario no había terminado. Poco después, la empresa anunció al resto de la plantilla otra mala noticia: se iba  producir una reducción de salarios de un 12% de media. Tras un mes de conversaciones, finalmente, se ha alcanzado un acuerdo, que engloba tanto los despidos como la reducción salarial y que mejora ambos.

Los trabajadores despedidos recibirán una indemnización de 38 días por año trabajado con el tope de 24 mensualidades, más quince días de salario, que no será pagada totalmente a la firma del acuerdo. El 35% de la indemnización la percibirán en septiembre de 2013 y la suma se garantiza mediante pagarés. Si la empresa no asumiera el pago de la cantidad pendiente, el trabajador sería readmitido en la empresa.

El acuerdo económico de El País es idéntico al que se aplicará a Pressprint, la imprenta del grupo y que también evita la presentación de una demanda colectiva

Los trabajadores que abandonan la empresa con prejubilaciones han sido los que peor tratados se han sentido, pues consideran que sus condiciones son las que menos mejora han obtenido. Los que extinguen su contrato antes de cumplir los 60 años recibirán una compensación económica, en forma de capital o renta, que complemente su salario neto hasta el 70% y los que ya han cumplido los 60 complementarán el salario neto hasta el 75%. También se hará cargo la empresa del convenio especial con la Seguridad Social de estos trabajadores desde que extingan la prestación por desempleo y hasta que cumplan 63 años. La contrapartida, para los que reciban su compensación en forma de renta, es la imposibilidad de colaborar en otros medios de difusión nacional, en edición papel o digital.

A partir de ahora se abre un período de bajas voluntarias, lo que provocará que trabajadores que han sido despedidos puedan volver a la empresa, en sustitución de los que la abandonen voluntariamente.

Por lo que respecta a los salarios, se disponen distintos tramos de reducción que afectan a toda la plantilla y se extienden desde el 0% a los que ganan menos de 33.000 euros hasta el 11% a los que ganan más de 100.000 euros, siendo el porcentaje medio del 8%.

El acuerdo no ha traido, sin embargo, satisfacción a la plantilla. La sensación de renuncia está latente, a pesar de la mejora de las condiciones económicas, y los periodistas, tan activos en las redes sociales durante toda la negociación del despido colectivo, se han abstenido de opinar sobre el acuerdo.


loading...

2 Comments
  1. Irdefonsoormedo says

    Bastante bien paraos pala mierda periódico que hacen

  2. Vincheska says

    Vaya, vaya con los periodistas gallitos de El País. El último párrafo del artículo es demoledor «la sensación de renuncia está latente, a pesar de la mejora de las condiciones económicas, y los periodistas, tan activos en las redes sociales durante toda la negociación del despido colectivo, se han abstenido de opinar sobre el acuerdo». Ahora a callar y a tragar. No decía Juanjo García del Moral «a por ellos». Ja, ja, ja. La pasta les ha cerrado la boquita a estos progres de medio pelo, con salarios de 70.000 eurazos y condiciones laborales que para sí quisiera los periodistas del NYTimes. Un poquito de dignidad no estaría de mas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.