Prisa plantea una nueva rebaja salarial en ‘Cinco Días’ y Vocento sigue despidiendo

Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de 'Cinco Días' en septiembre del año pasado. / C. P.

Cada semana recibimos nuevas noticias de medios de comunicación que ven menguadas sus redacciones o pierden sus derechos laborales, adquiridos durante muchos años, desaparecidos de un plumazo. La profesión que más empleo destruye es también la que ve reducirse salarios, derechos, antigüedades, en una crisis que ya va por su quinto año.

Cinco Días, el diario económico del grupo Prisa, se enfrenta a la negociación de un nuevo convenio colectivo, con perspectivas nada favorables. La empresa no sólo quiere reducir salarios, sino también eliminar antigüedades o días libres. El diario sufrió un traumático despido colectivo en el pasado mes de octubre, que supuso la salida de 21 periodistas, que estuvo precedido de movilizaciones de los trabajadores y que terminó en los tribunales.

Publicidad

Tras el despido llegó la solicitud de la empresa de descuelgue del convenio. Ante la negativa de la plantilla se planteó un proceso arbitral express y el árbitro determinó que la empresa podía reducir un 6% los salarios de los que se quedaron, durante un periodo de seis meses. Ese período termina en el mes de junio, cuando vence el convenio colectivo y ya han empezado los contactos para el nuevo convenio.

La empresa quiere reducir los salarios un 8%, congelar las antigüedades, eliminar 6 días de la bolsa de festivos que les corresponden por trabajar los domingos, prorratear una paga extra que perciben por publicar el diario los sábados y lo más importante, reorganizar la jornada de trabajo e integrar definitivamente las redacciones en papel y digital. Los trabajadores de la edición digital trabajan los dos días del fin de semana, mientras que los de papel sólo lo hacen los domingos y la empresa pretende que todos estén obligados a trabajar el fin de semana completo, cuando les corresponda. La contraprestación sería económica, porque al estar la redacción tan mermada es muy difícil conceder más días libres.

La plantilla está muy molesta por las continuas mermas de poder adquisitivo y derechos que vienen sufriendo desde hace años: en 2009 les redujeron el salario un 5% y en dos años y medio han perdido alrededor de 60 personas en tres expedientes de despido. De momento esperan el desarrollo de las negociaciones.

Vocento continúa con la ejecución de su Plan de Eficiencia. Ahora es Taller de Editores, que realiza los suplementos del grupo -XL Semanal, Mujer Hoy y Mujer Moda- la empresa que se ha visto afectada a pesar de tener resultados económicos positivos. La pasada semana despedía a tres redactores y reducía la jornada a un cuarto. Desde la empresa se justifican estas salidas en la disminución de trabajo  y los delegados de personal apuntan a que se está externalizando el trabajo de la redacción con colaboradores, para justificar los despidos. Las personas despedidas tenían todas más de 10 años de antigüedad y la empresa ha ejecutado los despidos sin consultar con los delegados de personal.

La plantilla se queja de que en cinco años se ha reducido a la mitad, pasando de 110 personas en 2008 a 49 actualmente y que en 2011 perdieron distintos beneficios (reducción paga de marzo, reducción tickets de comida y un día de asuntos propios y bajada de tablas salariales), mientras el personal de fuera de convenio, que disfruta de salarios más altos, no se ha visto afectada por ninguna reducción.