El Grupo Zeta, condenado por vulnerar el derecho de huelga de sus trabajadores

1
Protestas de los trabajadores del Grupo Zeta contra uno de los ajustes de plantilla aprobados por la empresa. / Efe
Protestas de los trabajadores del Grupo Zeta contra uno de los ajustes de plantilla aprobados por la empresa. / Efe

Grupo Zeta quebranta los derechos de sus trabajadores y la Justicia los ampara. El Juzgado de lo Social nº 2 de Granollers ha condenado a Grupo Zeta, Gráficas de Prensa Diaria (GPD) y a las sociedades editoras de El Periódico (Ediciones Primera Plana) y Sport (Ediciones Deportivas Catalanas) por vulnerar el derecho de huelga de los trabajadores y declara nula su actuación durante los 17 días de paro en marzo y abril de 2013, en contra del expediente de regulación de empleo (ERE) para cerrar la imprenta de Parets del Vallès.

Publicidad

Los hechos probados de la sentencia establecen que las empresas condenadas contrataron nueve rotativas externas para dejar sin efecto la huelga convocada por los trabajadores de Gráficas de Prensa Diaria (GPD) y que, a pesar de que los paros fueron seguidos por el 100% de la plantilla, tanto el Periódico de Catalunya, Sport, y otros diarios que se imprimían en esa rotativa, como ABC o La Razón, salieron con normalidad. La sentencia condena también a las distintas empresas del grupo Zeta a abonar 6.000 euros, en concepto de compensación, al sindicato que presentó la demanda, CGT, convocante del paro.

Publicidad

Además, cuando la sentencia sea firme, los trabajadores afectados podrán presentar demandas individuales y reclamar también ellos una compensación por la violación de su derecho de huelga.

Pero no es el único conflicto que Grupo Zeta mantiene con sus trabajadores. Como ya informó cuartopoder.es, los representantes de la plantilla presentaron denuncia ante la Inspección de Trabajo por no haber registrado los convenios colectivos, asunto muy importante actualmente, cuando la empresa pretende reducir unilateralmente los salarios.

La Inspección de Trabajo ha notificado a la dirección de recursos humanos que el próximo día 26 debe comparecer para explicar su actuación. Lo que está realmente en juego es el control de la legalidad de sus actuaciones.

Por otro lado, la empresa no ha hecho una sola concesión en la negociación sobre la bajada de salarios que pretende. Los trabajadores proponen distintas fórmulas y en todas ellas está incluido el sacrificio del personal fuera de convenio y de la propiedad, pero la dirección no quiere asumir ni una mínima parte de la rebaja salarial, mientras el presidente del Gupo Zeta, Antonio Asensio, se comprometió vagamente ante los representantes de los trabajadores a hacer alguna aportación en función de los sacrificios que hagan éstos. La pretensión de la empresa es ahorrar siete millones de euros sólo de gasto de personal, mientras que la plantilla ha llegado a ofrecer hasta cuatro millones.

1 Comment
  1. GENTE CORRIENTE says

    los trabajadores deben perder el miedo a sus empresarios y ante cualquier abuso ir a los tribunales, es lento pero lo más seguro y la única amenaza que les puede parar los pies.

Leave A Reply

Your email address will not be published.