Se crea un comité de apoyo a los periodistas secuestrados en Siria

65
Los intervinientes en la mesa redonda: de izquierda a derecha, Malén Aznárez, Ramón Lobo, Elsa González, Aurelio Martín, Gervasio Sánchez e Iñaki Gil /S.P.
Los intervinientes en la mesa redonda: de izquierda a derecha, Malén Aznárez, Ramón Lobo, Elsa González, Aurelio Martín, Gervasio Sánchez e Iñaki Gil / S.P.

Una petición de ayuda desde la propia profesión. Los compañeros de los periodistas secuestrados, Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, han creado un comité de apoyo, un grupo de seguimiento de la situación de estos profesionales y en última instancia un llamada de ayuda para Ricardo, fotógrafo independiente, freelance, que no tiene un medio de comunicación detrás, que le apoye económicamente durante su cautiverio.

Bajo el título Guerras opacas, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha celebrado esta mañana una mesa redonda para presentar este comité  y hablar sobre la situación informativa en Siria. Han participado además de la presidenta de la FAPE, Elsa González, la presidenta de RSF España, Malen Aznárez, el periodista Ramón Lobo, el vicedirector de El Mundo, Iñaki Gil, el fotorreportero y portavoz de las familias de los periodistas secuestrados, Gervasio Sánchez y el vicepresidente de la FAPE, Aurelio Martín.

Publicidad

Gervasio ha anunciado que el comité estará formado por seis miembros; el vicepresidente de la FAPE, Aurelio Martín, las jefas de internacional de El Periódico, Marta López, y de El Mundo, Ana Alonso, Malén Aznárez, el decano del Colegio de Periodistas de Cataluña, Josep María Martí y el propio Gervasio Sánchez como portavoz.

En la presentación, ha explicado que los compañeros periodistas han intentado recabar ayuda económica para Ricardo de organizaciones internacionales y no lo han conseguido. Por ello, van a editar un libro con fotografías del propio Ricardo, que realizó en Libia durante la caída de Gadafi, con texto del redactor de La Vanguardia, Félix Flores.  Se lanzarán 1.000 ejemplares, a través de la web de crowdfunding  Werkami, al precio de 30,00 euros, con los que pretenden recaudar lo suficiente para cubrir los gastos de Ricardo mientras dure su cautiverio y su recuperación, una vez sea liberado.

Además, Elsa González ha anunciado concentraciones para el próximo día 18 de marzo, para recordar los seis meses de secuestro de los compañeros -que se cumplen el día 16-. Se celebrarán en Madrid y Barcelona y en otras ciudades españolas donde hay organizaciones periodísticas.

Los miembros del comité van a potenciar la presencia de los secuestrados en los medios, que no caigan en el olvido y que se conozca el apagón informativo que vive Siria, donde la información que llega es propaganda de uno u otro lado. También han recordado que hay periodistas que llevan secuestrados desde mediados de 2012 y que el número total de secuestros en Siria ha sido de treinta en el año 2013.

Todos los intervinientes se han referido a la difícil situación que viven los freelances que informan desde zonas de conflicto. «A pesar de que abren los informativos de televisión y ocupan páginas centrales en los periódicos de tirada nacional, perciben unas retribuciones irrisorias, con las que, muchas veces, ni siquiera les da para conseguir un chaleco antibalas y un casco, usando muchas veces los que les proporciona RSF» ha denunciado Malen Aznarez.

En ese sentido, Ramón Lobo ha apuntado la idea de que en las organizaciones periodísticas se cree un fondo para ayuda a periodistas freelance en casos como el de Ricardo, «aunque sea subiendo la cuota un euro», ha bromeado

La nota positiva ha sido la liberación de Marc Marginedas, que todos han celebrado y que da esperanzas de que el secuestro de Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa se solucione igualmente.