Andrés Armas: «Los operadores de telecomunicaciones no sólo quieren nuestra frecuencia sino también nuestra audiencia»

2
Andrés Armas, director general de UTECA/ Quique Fidalgo
Andrés Armas, director general de UTECA. / Quique Fidalgo

El próximo 6 de mayo se producirá el apagón de 9 canales de TDT; el grupo Atresmedia perderá Nitro, Xplora y la Sexta 3, Mediaset dirá adios a Nueve y la Siete, Unidad Editorial cierra AXN y un canal de teletienda, Net TV, que ya había cerrado el canal por el que emitía Intereconomía, y MTV, que se emitirá ahora por un canal de pago.

El motivo del cierre es una sentencia de 27 de noviembre de 2012 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo que estima que dichos canales se adjudicaron sin el preceptivo concurso público que exigía la Ley General Audiovisual. La adjudicación se había comprometido con los operadores antes de la entrada en vigor de la Ley, aunque fue efectiva después de esa fecha, por lo que son ilegales.

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) es el organismo que representa a las citadas empresas y desde que se conoció el contenido de la sentencia, ha tratado, sin éxito, de evitar el cierre de los canales, a través de la comunicación con el ministro de Industria, José Manuel Soria, de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional e incluso con un posible recurso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

cuartopoder ha hablado con el director general de UTECA, Andrés Armas, sobre los antecedentes y las consecuencias de la sentencia del TS  y también acerca del dividendo digital que deberá ser efectivo a partir del 1 de enero de 2015.

Desde UTECA se echa en cara al gobierno que no ha hecho nada, desde que se dictó la sentencia del Supremo, para evitar el cierre de los nueve canales, ¿Qué solución jurídica entienden que podría haber adoptado el Ministerio de Industria?

– Este gobierno podría haber añadido una disposición transitoria a la Ley General Audiovisual, que no se incluyó cuando se promulgó, y el propio Ministerio de Industria, en el caso de Petronor, aprobó una disposición transitoria para una ley que llevaba promulgada más de 12 años. De este modo hubiera quedado legalizada la adjudicación de los canales.

La administración opina que esa modificación jurídica podría tropezar con inconvenientes legales en Europa y es el argumento que ha utilizado para no hacer nada contra el cierre. Nuestros letrados y varias voces independientes opinan lo contrario; lo que se adjudicó en el verano de 2010 no era una modificación sobre una situación anterior, era el cumplimiento de una promesa que el Gobierno había hecho a aquellos operadores que colaboraron en el proceso de transición de lo analógico a lo digital.

¿Hay otros ocho canales de TDT que también están inmersos en un procedimiento en el Tribunal Supremo, la situación es la misma que la de estos nueve que se cierran?

– Entendemos que no, porque los ocho afectados son los canales que se adjudicaron en el proceso de transición a la televisión digital, entre 2005 y 2010, que se concedieron a los propietarios de los siete canales originales, para hacer más atractivo el proceso de transición a la TDT .No habían cubierto el múltiplex y se completó con los nueve canales que ahora se cierran.

Creemos que las razones que legitimaban al Supremo para dictar la sentencia que nos ocupa no se puede aplicar a estos ocho canales pero el hecho es que la demanda ha sido admitida a trámite y el resultado es incierto.

El cierre de estos canales ha coincidido en el tiempo con el dividendo digital, que entrará en vigor antes del 1 de enero de 2015, y aunque no exista una relación de causa efecto entre ambos, lo cierto es que sí están relacionados.

– En UTECA creemos que el gobierno no ha querido resolver el cierre de las televisiones no tanto por el problema legal sino porque el proceso de dividendo digital se hace más sencillo, porque la reordenación de las frecuencias no se hace sobre los 24 canales existentes sino sobre 15. Es más barato migrar 15 que migrar 24.

Esa parte de la frecuencia -por encima de los 800 MHz- que se va a adjudicar a las operadoras de telefonía, lleva consigo el que éstas puedan emitir televisión de pago y he escuchado que desde UTECA se critica esa competencia desleal.

– El propio consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, en sus declaraciones tras la compra de Ono, ha dicho que la televisión en abierto es una antigualla y que la saquen del espectro radioeléctrico, que tiene que ser todo para los operadores de telecomunicaciones. Es decir, los operadores no sólo quieren nuestro espectro, también quieren nuestra audiencia. Porque ellos acometen cuantiosísimas inversiones y buscan ampliar su base de suscriptores y el elemento fundamental para darse de alta en un operador de telecomunicaciones está empezando a ser, más que internet, los contenidos audiovisuales. Desde ese punto de vista cualquier oferta gratuita, supone una limitación de las posibilidades de competencia. Si la oferta se reduce y hay menos televisión en abierto, habrá más interés en la televisión de pago, aunque eso no sucede aún en Europa, donde la TDT en abierto es la opción mayoritaria de los ciudadanos. Salvo que se haga de manera intencionada, no hay nada que permita decir que los ciudadanos no quieren consumir TDT.

Después del cierre de los nueve canales, ¿habrá posibilidad de un nuevo concurso para adjudicar  licencias de televisión?

– El ministro Soria ha dicho que sólo habrá concurso si hay espectro disponible. Con la reordenación del espectro habrá que estar a la distribución que se haga de los quince canales que se quedarán. Si, por ejemplo, todos emitieran en alta definición no quedaría  sitio para nuevos canales.

¿El compromiso por el que se otorgaron los canales de televisión da la opción a los operadores de televisión a reclamar los daños y perjuicios ocasionados por el cierre?

– Sí y así lo reconoce el Supremo en la sentencia. Aunque no sería UTECA quien reclamara sino cada una de las empresas afectadas.

Desde el lado de los operadores se apela a la reducción de la pluralidad que supone el cierre de los canales, pero también hay muchas críticas desde la sociedad a los contenidos de esos canales

– Al final los números son números. Hay un 7% de audiencia de los canales que se cierran y por lo tanto hay un 7% de ciudadanos que pierden la opción que habían elegido para ver televisión.

Leave A Reply

Your email address will not be published.