48 horas en Berlín

1

Ofelia de Pablo y Javier Zurita (Texto y fotos ©)

Berlín_Puerta de Brandeburgo
Viajeros fotografiando al anochecer la Puerta de Brandenburgo desde un calesa.

El escenario perturbador y clandestino que Win Wenders narrara en su Cielo sobre Berlín hoy es tan sólo una sombra restaurada y acicalada de una ciudad cada vez más vanguardista y abierta a las nuevas tendencias. 25 años después de la caída del Muro las clases acomodadas han conquistado barrios antes marcados por su perfil bohemio sustituyendo la marca radical e inconformista por tiendas de diseñadores de renombre, hoteles-boutique y restaurantes a la última. Esta es una guía para disfrutar de todo ello en 48 horas:

09.30. Entre dos berlines. Para conocer Berlín hay que sumergirse en su historia dividida por el Muro. Nada mejor que acercarse al Check Point Charlie, el punto de control que separaba el Berlín oriental del occidental en el sector americano. Hoy un pequeño museo que narra la historia. 

11.00 Cantar a la libertad en la East Side Gallery. El resto más largo del muro de Berlín que se conserva se ha convertido en una galería de arte al aire libre donde artistas de todo el mundo han dejado su mensaje. 25 años después son sus 1.300 metros dedicados a la libertad los que se abren paso entre el dolor y la vergüenza de la guerra.

16.30 De compras por los patios de vanguardia. Del histórico Berlín al nuevo, moderno y vanguardista, y para ello nada mejor que llegar a Die Hackesche Höfe, en Mitte.Ocho patios del año 1.900 que se han convertido en un punto de encuentro de tiendas originales, restaurantes y pubs.

18.00 Deambular entre los tilos. No puede faltar una visita a la impresionante Puerta de Brandemburgo y el fabuloso paseo Unter den Linden, literalmente paseo bajo los Tilos. Lo mejor es darse el lujo que de recorrerlo tumbado en una cama conducida por una bicicleta o en un coche de caballos.

20.00 Cenar con George Clooney. Es el momento de acercarse al restaurante PanAsia  por si aparece George Clooney, adepto a estos lares, o simplemente deleitarnos con los sabores de fusión de su carta. No hay que perderse el cuarto de baño de este restaurante, estética manga total.

22.00 Dormir como una estrella de rock. El nuevo NH How respira música. Desde el hall rodeado de guitarras, el escenario junto a la recepción o su piano que cualquiera puede usar hasta un servicio privado de Dj en tu habitación. Los huespedes no son para menos porque lo habitual es ver desfilar artistas por el bar a cada momento.

10.00 Ascender en espiral al cielo de Berlín. Subir a la cúpula del Parlamento a primera hora nos permitirá contemplar una singular postal berlinesa de la mano de Foster. Se domina la ciudad desde su perfecta estructura

11.30 Una de museos. Para completar el recorrido hay que caminar por la Avenida de los Museos: Sholossstrasse. Elegantes edificios del siglo XIX que conducen al palacio de verano de la reina Sofía Carlota. Entre sus mejores tesoros: el museo Sammlung Berggruen donde se encuentra una interesante muestra del trabajo de Picasso.

13.30 Placeres gastro. La Tienda gastronómica en KaDeWe es un auténtico sueño. Lo tiene todo y de todas las partes del mundo. Desde 1200 tipos de salchichas hasta 125 tipos de vinagres distintos. Lo mejor son las famosas 30 barras gourmet donde podrás tomar ostras con Moet &Chandon o deleitarte con la cocina alemana de fusión.

17.00 Parques y cervezas. Berlín presume de tener un parque espectacular en pleno centro y no es para menos, el Tiergarten es sin duda un lujo en el centro de la capital. Aquí se dan cita los berlineses para pasear, montar en bicicleta o patinar. Dicen que uno no ha estado en Berlín hasta que no ha saboreado la excelente cerveza alemana y en las Biergarten del parque esto es casi una obligación.

18.30 De tapas bio. Lo ‘green’ está de moda y todos se reúnen en el Markthalle Neun para saborearlo. Es el corazón del distrito de moda, la zona entre Kreuzberg y Neukölln que los locales llaman Kreuzkölln. A su alrededor tiendas, cafés y galerías de arte a la última.

20.30 Cenar al estilo Foster en Die Quadriga. Es el lugar favorito de Norman Foster. Un restaurante en rojo y blanco donde el chef Bobby Bräuer hace gala de una cuidada cocina donde se concentran ingredientes regionales y de temporada seleccionados con mimo. Un placer culinario unido a la sensacional bodega, considerada uno de los mayores tesoros de vinos alemanes.

23.00 A ritmo de Dj. Antes de irte a dormir despídete de la ciudad en el animado Kinzo Club. Es una de las propuestas más alternativas en el panorama nocturno de la ciudad. Nuevos ritmos a cargo de famosos Djs para hacerte danzar hasta al amanecer.

Más información: Iberia tiene vuelos diarios desde 110 euros, ida y vuelta, con Iberia. Guías prácticas en inglés y castellano.

Leave A Reply

Your email address will not be published.