Juan Diego Botto: "Sería más interesante que todas las fuerzas que están por el cambio trabajaran juntas"

2

Sato Díaz *

Entrevista_Juan_Diego_Botto
El actor Juan Diego Botto posa en el patio interior de la Sala Mirador, decorado en uno de sus muros con un emblemático grafiti, tras la entrevista con cuartopoder.es. / Miguel Muñoz

El barrio madrileño de Lavapiés es un hervidero. Muchos movimientos sociales se gestan allí. No es difícil encontrar en sus bares a representantes de lo que hoy se llama la "nueva política". Las palabras "cambio", "confluencia" o "revolución" son recurrentes en las conversaciones que se producen en torno a las mesas de los muchos locales de estas calles. Lavapiés es también uno de los barrios de Madrid, y seguramente de toda España, donde más teatros hay. Teatros en los que, además, se están realizando producciones innovadoras, experimentales y, en muchas ocasiones, críticas con la sociedad y ligadas con el momento de cambio político actual.
El Teatro del Barrio cumplía un año en diciembre como cooperativa de consumo cultural, al mando de la cual se encuentra el actor Alberto San Juan. Otra sala que se suele significar por su teatro crítico es la Sala Mirador, gestionada por Juan Diego Botto. Este actor recibe a cuartopoder.es en este espacio, lleno de gente. Se celebra un debate entre Tania Sánchez, Inés Sabanés, Luis Alegre, Yayo Herrero y otros activistas y políticos de formaciones de izquierdas, con el título Crisis de régimen y unidad popular. En un muro del patio interior del teatro, se puede leer: "Cuando el parlamento es un teatro, el teatro debe ser un parlamento".

¿Qué puede aportar el teatro a este momento denominado "de cambio"?

– Mucho. El teatro es un espacio de reflexión, donde se puede ver despejada la realidad desde una perspectiva más humana de lo que puede ser un ensayo, una nota periodística o un debate parlamentario. Es una forma por la que los ciudadanos se impactan más con la realidad, mediante una obra de arte, de una forma más duradera. Estamos en un momento en el que se están haciendo muchas cosas, y también desde el teatro.

Da la sensación de que políticamente se está moviendo algo... ¿Está ilusionado con este proceso?

– Se está moviendo mucho. No ha habido un tablero político tan agitado en los últimos 30 años en España. El que el bipartidismo se vea amenazado ya es un cambio muy notable. Eso significaría que la realidad política nunca volverá a ser como la hemos conocido en estos años de alternancia. Estoy ilusionado porque hay expectativas de que otro tipo de políticas y de democracia sean posibles.

"La realidad política nunca volverá a ser como la hemos conocido durante estos años de alternancia. Estoy ilusionado porque hay expectativas de que otro tipo
de políticas y de democracia sean posibles
"

Su compañero Alberto San Juan se presenta en una lista interna de Podemos, usted modera un acto por la llamada convergencia política... ¿Veremos a Juan Diego Botto en una lista electoral?

– No. Yo entiendo la política en un sentido amplio, hacemos política desde una manifestación o con actos como el de hoy. Creo que mi aporte es mucho más válido en este campo que desde la militancia en un partido político. Otra cosa son las distintas colaboraciones o sugerencias que siempre pueden existir, sobre todo con los partidos más permeables a la ciudadanía.

¿Cómo está viviendo este proceso político de confluencia al cual ha abierto su teatro?

– Abrimos el teatro a lo que está pasando en la calle. Esta charla la llevamos intentando hacer desde hace meses, pero ha sido imposible cerrarla antes por la agenda de la gente a la que queríamos invitar. Creo que más allá de que confluyan o no, a nadie se le escapa que hay actores políticos con puntos de vista parecidos y que entre todos podrían disputar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Que esta gente se siente a conversar, puede ser positivo. Luego hay gente que piensa que uno más uno pueden ser más de dos, o que uno más uno pueden ser menos de uno. Hay gente que piensa que yendo solos van más lejos y gente que piensa que la suma de todos los actores multiplicaría el resultado. Todo eso es algo que se debatirá.

Y, ¿cuál es su opinión con respecto a este asunto?

– A priori, creo que sería más interesante que todas las fuerza que están por el cambio trabajaran conjuntamente. Este momento es muy especial, la Comunidad de Madrid es muy particular y es el momento de disputarle el Gobierno al Partido Popular. Eso sería muy relevante para los ciudadanos. La Comunidad tiene competencias en Sanidad, Educación, desahucios, tiene capacidad de gobernar asuntos particularmente sensibles... A muchos ciudadanos les costaría entender que no se aprovecharan todas las oportunidades para disputar ese Gobierno al Partido Popular. A priori, creo que esa confluencia en Madrid sería posible y positiva. Es cierto que todo depende de la generosidad de los actores, de si se hace desde arriba a abajo o desde abajo a arriba... Creo que la ciudadanía no toleraría una vez más pactos de despachos, acordando unas listas que no fueran sometidas al escrutinio popular.

Botto_entrevista_cuartopoder
El actor, en un momento de la entrevista. / M. M.

Usted siempre ha militado en causas tradicionalmente de izquierdas. Parece que hoy, este término está siendo muy discutido. ¿Qué opina sobre ello?

– Creo que hay algo muy sensato que se está diciendo ahora y que es que izquierda y derecha son una metáfora que aglutina una serie de posiciones. Lo relevante son las posiciones y no la nomenclatura. De izquierdas se denomina el PSOE y somos muchos que pensamos que las políticas del PSOE dejaron hace mucho tiempo de ser de izquierdas, si alguna vez lo fueron. La dicotomía general izquierda-derecha es entendida como PSOE-PP. La política es el reflejo de la cotidianidad de batallas ideológicas, de batallas de formas de entender el mundo, la forma en la que sobre el terreno utilizas herramientas para poner en práctica esas concepciones del mundo. Si esto es así, habría que utilizar herramientas para que esas prácticas sean coherentes con los fines. Entendido así, los conceptos de izquierda y derecha son menos importantes que los objetivos que se marquen. EL PSOE, de izquierdas, no ha tenido ningún problema en indultar al segundo de Botín el último día del Gobierno de Zapatero, en reformar la Constitución para favorecer los recortes, en poner a los acreedores por encima de los ciudadanos. Es un partido que ha gobernado para el Ibex 35, y se llama de izquierdas. Lo que me interesa es un Gobierno para la mayoría de los ciudadanos.

¿Qué deben incluir los programas electorales con respecto al teatro? Vivimos un momento de explosión creativa teatral...

"El teatro está viviendo una explosión cultural, pero también un momento de pauperización del sector. Hay mucha gente trabajando muchísimo con un salario que no le
da para vivir
"

– El teatro está viviendo una explosión cultural, pero también de pauperización del sector. Lo que ocurre es que hay mucha gente trabajando muchísimo con un salario que no te da para vivir. Lo primero es suprimir el 21% del IVA. Necesitamos un IVA reducido o híper-reducido, como en otros países del entorno, para fomentar la producción teatral y cultural. Y después hay que fomentar las inversiones públicas, estamos en un momento en el que necesitamos que haya dinero en un montón de partes, necesitamos que haya facilidades para la producción cultural, necesitamos que los teatros se colmen de producción, que la cultura sea entendida como algo que puede enriquecer a corto, a medio y a largo plazo. La cultura está ligada a una identidad de un país, un país se lee a sí mismo en su cultura, se reconoce y establece señas de identidad a través de esta. Esa cultura puede ser más mediocre y pueril o más lúcida. Cuanto más lúcida es, más riqueza genera. España sigue viviendo de la herencia del Quijote.

Su obra Un trozo invisible de este mundo fue un éxito la temporada pasada. En ella habla de los desplazados, un tema que ha vivido de cerca. ¿Cree que España es un país racista? ¿Cómo se puede mejorar en este sentido?

– La obra fue un éxito inesperado, porque nació muy pequeña y no nos esperábamos el éxito que tuvo. Todavía seguimos con ella. Con respecto al racismo, creo que la mayor parte de la ciudadanía española no es racista, aunque hay un problema. Lo triste es que el racismo va de arriba a abajo, tenemos un ministro de Interior particularmente racista, que plantea medidas xenófobas, como las redadas en las que te detienen por el color de tu piel, la propia existencia de los CIEs... Hemos visto a guardias civiles disparando pelotas de goma contra gente que se estaba ahogando, han puesto cuchillas en las vallas... Hemos visto asesinatos en vivo y en directo que no eran penados porque los asesinados eran migrantes. Se manda el mensaje de que hay muertes que valen menos que otras. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pueden asesinar impunemente si los asesinados son migrantes. Eso es una política racista.

"Hemos visto asesinatos en
vivo y en directo que no han sido penados porque
los asesinados
eran migrantes
"

¿Qué ofrece la Sala Mirador para esta temporada?

Muchas charlas. El día 5 de febrero tenemos una sobre inmigración, sobre los fenómenos migratorios. La obra Elegy hablará sobre la represión a la homosexualidad en zonas de conflicto, especialmente en Oriente Medio. 432, sobre el conflicto vasco. Killing Paquito es una comedia amarga de dos mujeres que planifican un atentado contra Franco en 1973. También traeremos un monólogo sobre la dificultad de ser artista y de tener sueños como artistas en el Madrid de hoy. Merda, una reflexión sobre la sociedad actual. También programamos mucho teatro infantil, enseñando una mirada crítica a los niños sobre la mercantilización de la infancia, la cual trata de atender a los niños como consumidores de juegos y juguetes...

Personalmente, ¿qué proyectos tiene?

– Pronto me voy a Los Ángeles, porque tengo un trabajo allí. Luego vuelvo y retomo la gira de Un trozo invisible de este mundo. En junio voy con ella a Buenos Aires. También estoy escribiendo la siguiente pieza que terminaré en unos días. Y en septiembre y octubre rodaré una película. Un año muy intenso en todos los sentidos.

(*) Sato Díaz es periodista.
2 Comments
  1. ARKAITZ says

    CUANDO EL PARLAMENTO ES UN TEATRO LOSTEATROS DEBEN SER PARLAMENTOS…….

    DIMISION E ILEGALIZACION DEL PP NAZIS DEL OPUS DEI PSICOPATAS DE LA MENTIRA LA DIFAMACION LA MANIPULACION EL INSULTO

  2. júlio silveira says

    …Gostei do trabalho.

Leave A Reply

Your email address will not be published.