Donna Leon: “Ya es hora de que se abran las puertas de la Casa Blanca a una mujer”

1
donna_leon
Donna Leon, creadora del comisario Brunetti. / Efe

Donna Leon lleva seis meses empollando libros sobre la vida y milagros de las abejas porque su “próximo Brunetti”, como ella misma dice, el de este año, va de abejas en la laguna Veneta, una delicada zona natural cuyo equilibrio medioambiental se vigila minuciosamente. A esto se añade el asunto de las castigadas abejas, de cuya peligrosa situación en todo el mundo ya hemos hablamos aquí.

La cosa en manos de la creadora de Guido Brunetti promete, y según ha contado a cuartopoder.es el asunto le encanta: “El libro en el que estoy trabajando está situado enteramente en la laguna, sí; me he pasado seis meses leyendo sobre abejas porque, en parte, hay una trama que tiene que ver con ellas. Aunque tanta lectura se quedará en apenas unos párrafos, lo he pasado bien mientras investigaba”.

La escritora de New Jersey, afincada en Venecia desde hace 35 años, ha estado recientemente en Barcelona para recoger el Premio Pepe Carvalho que concede la ciudad, en homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, padre del personaje en cuestión, durante la semana de la BCNegra.

No es nada original que más de uno se haya preguntado por un imaginario encuentro entre los dos personajes y si les une alguna afinidad. A Brunetti no se le da nada bien la cocina, así que eso, no. “Ambos son hombres inteligentes que aman la vida y conocen al dedillo sus dos ciudades nativas, Barcelona y Venecia”, ha comentado la autora a cuartopoder.es.

Lo cierto es que en ambos se da también una bonhomía que no siempre coincide con la bronca fiereza de los detectives norteamericanos, más dados a los puñetazos y las persecuciones chirriantes de coches por la vía pública. Aunque no se trata de trazar paralelismos, tanto a Vázquez como a Leon les asoma una intención de denuncia de lo injusto; quizás un elemento en el fondo de toda novela negra que se precie. Pero, en el caso de Donna Leon no se trata tanto de poner orden en un mundo malvado: “No tengo impulsos de cruzada cuando escribo los libros, más bien pretendo simplemente que el lector mire lo que pasa en ellos y, quizás, piense un poquito sobre esas cosas”, dice.

A lo mejor, un día no muy lejano, alguien escribe una intriga policial en la Casa Blanca, ocupada al fin por una presidenta. Pero, a la vista de cómo asoman los candidatos y los apoyos del electorado americano, no está claro que los Estados Unidos estén preparados para alojar a una mujer en esa casa tan grande, aunque ya se hayan atrevido con un hombre negro. Y se lo pregunto a ella, y ella va y dice: “Bueno, sólo hay que mirar la ensalada en la que los hombres han metido al mundo y quizás se pueda admitir que ya es hora de que la Casa Blanca abra sus puertas a una mujer; que todas las casas blancas de las clases dirigentes necesitan abrir las puertas a las mujeres”.

1 Comment
  1. me says

    Si, ya es hora!

Leave A Reply

Your email address will not be published.