El Museo Británico, determinante en la nueva programación de Caixa Forum Madrid

0
Retratándose, Ramon Casas y Santiago Rusiñol, 1890. / Museu del Cau Ferrat, Sitges
Retratándose (1890), de Ramon Casas y Santiago Rusiñol, será una de las mas de 200 obras que podrá verse en la muestra de Caixa Forum Madrid. / Museu del Cau Ferrat, Sitges (obrasocial.lacaixa.es)

Las exposiciones habidas este año en Caixa Forum Madrid dieron como resultado, en cuanto al número de visitantes, un total de más de 600.000, cifra considerable y que habla bien a las claras de que esta institución combina como pocas calidad y sentido de atracción del público. Esta semana Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación, Ignasi Miró, director de cultura de la entidad e Isabel Fuentes, directora de Caixa Forum Madrid, presentaron a la prensa la nueva programación de la temporada de exposiciones que tendrán lugar en Caixa Forum Madrid y que ya se nos echa encima. Hay un amplio abanico de propuestas, pero entre todas ellas destacan las participaciones que Caixa Forum ha logrado con el Museo Británico y que se resolverán en muestras de marcado carácter multitudinario.

Publicidad

La temporada está ahí. Arrancará el 19 de octubre con el primer proyecto del British Museum de los cuatro que se tienen programados con la institución británica, y que finaliza en 2020. Se titula Los pilares de Europa. La Edad Media en el British Museum, y estará entre nosotros hasta el 5 de febrero de 2017. Es una exposición muy importante e idónea para el público actual que mira a la Edad Media, gracias a las películas de Hollywood, con el imaginario anglosajón, sacados por otro lado de las crónicas inglesas y que no siempre coinciden con la vida cotidiana medieval en otras tierras, así, España o Italia, o Provenza, mucho más evolucionadas.

Se trata de una exposición de 260 objetos que los responsables de la misma han destacado muy bien pues gran parte de ellos forman parte de colecciones del sur de Europa, ya que la muestra trata de que el visitante se haga una idea de cuales han sido los pilares en que se basa la Europa actual. A mí se me ocurre lo que siempre hemos sabido, que ello tiene su origen en el Imperio Romano, pero lo cierto es que, tópicos aparte, lo que esta exposición mostrará es que esa Edad Oscura, como así quisieron verla nuestros positivistas del XIX, no lo fue tanto. La colaboración de instituciones como el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, el Museu Nacional d'Art de Catalunya y el Museu Frederic Marés, ha sido fundamental para que esta exposición cobre cuerpo.

Pero con ser la primera, no es la única. A ella seguirá el 1 de diciembre, ¡Sorpréndeme!, una muestra de más de 300 fotografías de Philippe Halsman. Es exposición importante pues nunca se había realizado una retrospectiva parecida, tan extensa, sobre uno de los grandes fotógrafos del siglo pasado. El 15 de febrero, dentro del proyecto Tierra de Sueños, se expondrán por encargo de la Caixa, las instantáneas que Cristina García Rodero hizo en Anatapur, en India, en 2015, un total de ochenta, para dar cuenta de la situación de la mujer en el mundo rural de aquel país.

Pero el plato gordo, esto en el mundo ya de la pintura, lo tendremos con Ramón Casas. La Modernidad anhelada, que tendrá lugar el 8 de marzo y que finalizará el 11 de junio de 2017. El proyecto ha sido presentado por los Museus de Sitges y el Museo de Arte Nacional de Catalunya, que celebra así el 150 aniversario del nacimiento de una de las figuras más emblemáticas del arte catalán, en palabras de Ignasi Miró. De la importancia de la misma nos habla el número de cuadros expuestos, más de doscientos e incluidos todos los que le dieron fama. En realidad, esta exposición de Casas es la introducción idónea a una época dorada de la cultura barcelonesa, donde la ciudad se constituyó como epicentro de las corrientes artísticas que venían de Europa. Fue la Barcelona de Casas, sí, pero también del primer Picasso, el de Els Quatre Cats, el que pintó Las señoritas de Aviñón, que lejos de referirse a la ciudad francesa, era homenaje a una casa de putas habida en la calle Avinyó de Barcelona, el paisaje del primer Rusiñol, antes de descubrir Aranjuez, el mundo de Sorolla, la luz del Mediterráneo...

La relación entre cine y artes visuales se resuelve en Arte Y Cine. 120 años de intercambio, una muestra que se inaugurará el 26 de abril y cerrará el 20 de agosto, y que es producto de una intensa cooperación con la Cinématèque Française. La muestra constará de más de trescientas piezas donde se juntan pinturas junto a grabados, esculturas, instalaciones, y, por supuesto, películas y fotos de cineastas. Es una exposición curiosa y, desde luego, con gran raigambre popular.

Finalizará el año con el British Museum, como comenzó: Los antiguos griegos: Atletas, guerreros y héroes, que abrirá sus puertas el 12 de junio y estará hasta el 22 de octubre. Se trata de una selección muy completa y bastante acertada de objetos griegos relativos a las Olimpiadas y el visitante, así, se dará una idea bastante justa de lo que eran las guerras de la época , sin que nos olvidemos de la dimensión mitológica, tan necesaria.

En suma, un ramillete de exposiciones importantes que nos hablan de cierta coherencia programática, tan esencial para conseguir resultados idóneos: la mezcla de fotografía, cine y arte, tan de ahora, propio de un mundo sin géneros definidos. Y, por otro lado, ese atender al mundo antiguo, al de las sociedades que han conformado la Europa actual. Este tipo de exposiciones fallan raras veces: atienden a nuestro imaginario.

Leave A Reply

Your email address will not be published.