Lakoff, Errejón, Owen o Gabilondo, entre otros, diseccionan los secretos del lenguaje político

'Clase Valiente', un documental para enfrentarse a la manipulación política

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 09:33

Imagen del documental en la que aparece un cartel de 'Clase Valiente' en la campaña de las elecciones municipales de 2015.
Imagen del documental en la que aparece un cartel de ‘Clase Valiente’ en la campaña de las elecciones municipales de 2015./ Clase Valiente

Conversaciones en los bares hasta altas horas de la madrugada llevaron a tres estudiantes universitarios de Comunicación Audiovisual de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) a preguntarse por qué los ciudadanos se sentían tan desconectados de la clase política. La respuesta la encontraron en la sensación de manipulación o engaño que causaba el lenguaje empleado por nuestros dirigentes. Fruto de esa inquietud nació el documental Clase Valiente, una búsqueda entre bastidores de los entresijos de la comunicación que tiene un apuesta clara: fomentar que la gente adquiera las herramientas necesarias para empoderarse ante la manipulación política y, al mismo, tener la capacidad de incidir en la sociedad para transformarla.

Sorteo de diez entradas dobles para asistir a la proyección de ‘Clase Valiente’

Un experimento hace de hilo narrativo del documental. Tres jóvenes lanzan como globo sonda el término “clase valiente” para tratar de introducirlo en los mítines y debates de la campaña de las elecciones municipales de 2015. En el camino, piden asesoramiento a los expertos, quienes desgajan las técnicas de lenguaje y reflexionan sobre comunicación política.

Aparecen grandes expertos como el investigador estadounidense de lingüística cognitiva George Lakoff, autor de No pienses en un elefante, y políticos de nuevo cuño como el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Íñigo Errejón. Para la cinta, han sido entrevistados más de veinte expertos, entre ellos, el periodista Iñaki Gabilondo; el secretario del Partido Socialista de Cataluña (PSC), Miquel Iceta; el secretario general de la Fundación FAES, Javier Zarzalejos; el consultor de comunicación política, Luis Arroyo; el escritor Owen Jones; el filósofo Luis Alegre o la catedrática de Lengua española Estrella Montolío, entre otros muchos.

Clase Valiente es también amor al cine, al documental y su influencia en la sociedad. Obtuvo el premio a La Mejor Película Indie en el Festival de Cine de Albacete (Abycine 2016) y se encuentra en la sección de mejores documentales de DocsBarcelona este año, aunque sus creadores son muy jóvenes. El director, Víctor Alonso Berbel, tiene 24 años –tenía 22 cuando acabó el documental– y ahora disfruta de una beca para estudiar un máster de cine en Los Ángeles. El equipo está conformado con por sus compañeros de universidad: Borja Barrera Allué, Jan Matheu y Aritz Cirbián.

Berbel tiene la certeza de que el lenguaje configura la manera en la que entendemos el mundo y de ahí nace su interés en familiarizar a los espectadores con las técnicas empleadas para la persuasión, que no son muy conocidas entre los ciudadanos. “En los últimos años, en España, se ha vivido la profesionalización de la comunicación política en los partidos. Ahora, los ciudadanos y las ciudadanas que no nos dedicamos profesionalmente a la política tenemos que conocer las herramienta. Si no, hay un desajuste muy grande. Es necesario que nos empoderemos, conozcamos los conceptos e introduzcamos los nuestros como hicimos nosotros con #ClaseValiente”.

En el documental podemos disfrutar con un clase magistral de Lakoff, asesor del Partido Demócrata estadounidense. “Me pidieron asesorar a los equipos de comunicación de la comunidad gay en San Francisco. En ese momento su mensaje se basaba en la ley: las parejas homosexuales no pueden heredar dinero, no pueden visitar a gente en los hospitales… Mencionaban todos los aspectos legales. Les dije que así perderían porque lo más importante del matrimonio homosexual es el amor y el compromiso. El matrimonio va de eso: el amor. ¿Tú estás a favor del amor o no? Los compromisos vitales son grandes decisiones personales y había que actuar sobre el aspecto personal del concepto. Lo hicieron así y ganaron”, narra.

Compacto.coop (Vimeo)

Otros como Arroyo, asesor de varios políticos socialistas como Pedro Sánchez, admiten la realidad: “Soy un manipultador. Hay una licencia de manipulador”, ironiza. Por su parte, la experta Montolío habla del “eufemismo” como uno de los mecanismos fundamentales para tratar una realidad que es directamente negativa para los ciudadanos. “Una cosa es decir que hay víctimas colaterales y otra que hay muertos civiles. Una cosa es decir que nuestros jóvenes mejor preparados tienen que emigrar como nuestros trabajadores en los años 60 o decir que nuestros jóvenes tienen movilidad exterior”, apunta.

En otra parte del documental, Errejón explica por qué Podemos evitó huir del término izquierda en su estrategia para apelar al conjunto de la sociedad y no solo a un sector. Ante el dilema entre llamar al todo o a una parte, el político se convierte necesariamente en un equilibrista y debe jugar en la cuerda que separa ambos espacios. “Lenin decía que la política es caminar entre precipicios y nada describe mejor a qué se refiere la actividad hegemónica”, apunta.

Para averiguar qué se esconde detrás de las palabras de los políticos y descubrir la capacidad transformadora del lenguaje, Clase Valiente y cuartopoder.es te invitan a ver el film. Sorteamos diez entradas dobles para poder asistir a la proyección el próximo 4 de octubre en La Cineteca de Matadero en Madrid, donde el documental podrá verse desde ese día hasta el próximo 12 de octubre.

Berbel: “Uno puede desafiar los conceptos que le llegan impuestos y defenderse”

— ¿Cuál fue el origen del proyecto?

— Éramos tres estudiantes a los que les interesaba mucho la política. Estudiábamos Comunicación Audiovisual, pero parte de lo que estudiábamos era teoría de la comunicación. Nos dábamos cuenta de que había una desconexión muy grande entre aquello que intentan hacer los políticos e intentan comunicar y lo que la ciudadanía percibe. Nos parecía que gran parte de esta desconexión tenía que ver con que el lenguaje que usaban estos políticos no conectaba necesariamente con la ciudadanía, que se sentía frecuentemente manipulada, engañada o creía que no podía confiar. ¿Por qué se daban todas estas cosas? Pensamos que seguro que no éramos los únicos que nos preguntamos esto y decidimos intentar explorar en un documental cómo funciona la comunicación política.

— ¿El lenguaje político es siempre manipulación?

— Muchas veces se compara la comunicación política con el marketing o la publicidad y creo que son cosas distintas. La comunicación política tiene como objetivo transformar la sociedad, orientar a donde vamos como conjunto de personas que vivimos en comunidad y eso, como finalidad, me parece muy distinto a querer vender una escoba. Aunque luego ambos campos utilicen mecanismos muy parecidos. No pondría a los asesores en comunicación en el mismo saco que a los publicistas que nos intentan manipular de una manera abiertamente consciente. Nuestro documental parte de la teoría de que si todos –como nosotros que éramos estudiantes y no conocíamos el tema– podemos obtener más herramientas para interpretar la realidad, será más difícil que nos engañen o nos manipulen.

— ¿Cuáles son las herramientas básicas que todo ciudadano debería conocer para no ser manipulado?

— Es fundamental conocer los mecanismos básicos de la comunicación como el ‘framing’ –enmarcamiento– o como determinados conceptos se ubican en una esfera u otra del lenguaje y todo lo que generan en nuestro cerebro a nivel neuronal. Esto lo explica George Lakoff, uno de los entrevistados, al principio del documental. También las figuras retóricas del discurso que desde tiempos de Cicerón, desde la retórica romana, han estado clarísimamente utilizados para influir en las decisiones que toma la gente. Si uno conoce de otros mecanismos, se puede defender de aquello que le llega a través de los medios de comunicación, a través de los políticos…

— Han llegado nuevos partidos al escenario político español. ¿Han dado un giro al uso del lenguaje o siguen utilizando las viejas técnicas?

— Siempre decimos que no somos expertos en comunicación, pero sí que me parece que en España se han vivido en los últimos años dos fenómenos. Uno es la profesionalización de la comunicación política. Como tenemos una democracia muy joven, no había dado tiempo hasta hace relativamente poco a que las expertos y expertas en comunicación se profesionalizaran y tuvieran roles que ahora son abiertamente reconocidos, como el escritor de discursos. Esto es un fenómeno que hace que se institucionalicen todas las herramientas comunicativas.

Lo segundo es que han irrumpido nuevos partidos, sobre todo Podemos, que han traído nuevas técnicas y han puesto mucho énfasis en el lenguaje para conseguir objetivos políticos y para transformar la sociedad. El lenguaje siempre ha sido importante, pero es algo nuevo tratar explícitamente de introducir conceptos nuevos como casta hace unos años o trama más recientemente. Es algo que ellos han intentando de forma muy consciente con mayor o menor éxito. Lo que sí me parece importante es que entremos en una fase en que ahora nosotros nos empoderemos, conozcamos los conceptos e introduzcamos nuestros propios conceptos como intentamos hacer con clase valiente…

El concepto de clase valiente, ¿tiene vida más allá del documental?

Siempre decimos que para ver qué pasa finalmente hay que ver el documental, pero el proceso no se acaba aquí. El concepto se sigue extendiendo y, para nosotros, lo más importante es que se extienda el contenido del documental: la idea de que uno puede desafiar aquellos conceptos políticos que le llegan impuestos, introducir los propios y defenderse, si cabe, de la manipulación política.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend