Partido X difunde su programa económico para someterlo a la revisión ciudadana

Detalle de uno de los carteles del Partido X. / partidoX.org
Detalle de uno de los carteles del Partido X. / partidoX.org

El Partido X colgará este lunes en su web su Plan de emergencia contra la crisis. Así dicho, suena generalista, abstracto e inofensivo. Pero es un programa electoral. Un programa de intervención económica  muy basado en la Constitución española de 1978: consiste, básicamente, en detener todo tipo de políticas y medidas anticonstitucionales. La Constitución española garantiza el acceso a una vivienda y a un trabajo dignos: pues habrá que aplicarla. Ese tipo de cosas.

El Partido X, nacido del 15-M y sus ramificaciones, germinado de la protesta social, lleva trabajando desde enero con el fin de convertirse en alternativa electoral. ¿Para las elecciones europeas de 2014? ¿Para las municipales, autonómicas o generales del 15? Eso nunca lo contestan. De momento. El Partido X no es todavía un partido. Es una red ciudadana. Pero este lunes presentan un denso programa económico de 40 páginas al que ha tenido acceso (con restricciones para informar de su contenido concreto) este periódico. Y según una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, más de dos tercios de los españoles ven con buenos ojos el nacimiento de una opción electoral nacida del 15-M. No es mal punto de partida para esta ni para las varias opciones electorales que se están fraguando desde el 15-M con o sin participación directa de los partidos políticos de la izquierda tradicional.

Publicidad

Este programa ha sido elaborado por economistas, abogados y profesionales de muy diverso cariz que trabajan en red y de manera totalmente gratuita buscando una alternativa electoral a unas políticas que han conducido a España a seis millones de parados y a una deuda que roza el 100% del PIB. No es gente que quiera dar su nombre: “Son más importantes el trabajo y las ideas que las personas y los nombres”, señalaba ayer a este periódico, en conversación telefónica, una de las personas implicadas en el proyecto. Que, por supuesto, le pide al periodista que no dé nombres. Aunque en la plantilla del Partido X se puede rastrear, por ejemplo, a Juan Moreno Yagüe, el abogado de 15MpaRato que sentó a Rodrigo Rato en el banquillo imputado por delitos de estafa y falsificación a causa de su gestión en Bankia (Caja Madrid). También se puede encontrar huella, no sin dificultad, de la presencia de los abogados creadores de Legal Sol y de otros equipos de juristas que prestaron cobertura a los manifestantes detenidos en las movilizaciones del 15-M desde su nacimiento en mayo de 2011. No son aficionados. Tienen carta de presentación: la nada despreciable cantidad de recursos judiciales que van ganando a favor de la legalidad de estas manifestaciones.

El programa económico que presenta este lunes el Partido X no difiere mucho de las clásicas propuestas del 15-M: auditar la deuda, juzgar a los culpables de la crisis, nacionalizar las entidades bancarias rescatadas, etc. Pero está sistematizado. Y, como ha podido comprobar este periódico tras tener acceso a diversos extractos del mismo, no solo desnuda los problemas, sino que ofrece posibles soluciones. Políticas de acción concreta. ¿Realistas? Eso nunca se sabe. Del programa electoral con el que el PP ganó las últimas elecciones no se ha cumplido ni una sola palabra. Muchas veces los idealistas son más prácticos que los posibilistas, dijo algún pensador quizás alguna vez.

El Partido X se basa en la participación ciudadana a través de la red. Así que este texto, este borrador, esta propuesta de acción económica, será sometido durante un mes a revisión ciudadana. Cualquiera podrá hacer su aportación a través de internet. ¿Cómo saber si estas aportaciones, sean del signo que sean, recibirán la misma atención por parte de este difuso partido? Eso no lo explican ni al periódico ni, consecuentemente, a la opinión pública. Explican muy pocas cosas.

-Oye, mira. Sin que te ofendas. Una pregunta. Desde que nacisteis, los periodistas no sabemos si tomaros en serio o tomaros a cachondeo. No sabemos quiénes sois, no sabemos de qué vais... -pregunta este reportero a una enigmática fuente informadora.

-No te preocupes. Estamos trabajando mucho y mucha gente. Dentro de poco, toda esa suspicacia se difuminará. Ya te lo he dicho antes: son más importantes el trabajo y las ideas que las personas y los nombres. El día 8 [de octubre] haremos una presentación pública. Pero, de momento...