Avaricia, rapiña y mezquindad

6
Juan Luis Cebrián /Efe
Juan Luis Cebrián /Efe

Hay veces que de la simple lectura de una escueta sucesión de datos —sin que estos incluyan ningún tipo de valoraciones— se puede deducir el nivel de avaricia, el afán de rapiña y las elevadas dosis de mezquindad que adornan a algunas personas. Si les parece que exagero, aguarden un momento.

El pleno de la Sala Social del Tribunal Supremo notificó ayer a la prensa la sentencia sobre  uno de los  ERE realizados por el Grupo Prisa contra trabajadores de empresas del holding.  Se trata de una resolución que no verán publicada en El País, ni probablemente en otros medios,  y sería injusto que no la conocieran.

Publicidad

Sin embargo, quiero informar a los lectores de que no soy neutral en este asunto. Fui despedido por un ERE en El País, exactamente por las mismas razones que estos trabajadores, aproximadamente dos meses después de que ellos lo fueran. Por eso, prefiero que sea el propio Tribunal Supremo el que refleje los hechos, mejor que mis palabras.

La resolución obliga a Prisa a indemnizar con 45 días por año con un tope de 42 mensualidades a todos los despedidos, porque el despido “no es conforme a Derecho”, debido a que “ha existido vulneración de la buena fe” por parte de la empresa en la negociación con los trabajadores. Prisa no respetó dos acuerdos firmados con la representación de los trabajadores que ponían fin a una convocatoria de huelga y que, según el alto tribunal, tienen valor de convenio colectivo. En esos acuerdos, Prisa se comprometía entre otros extremos a negociar cualquier extinción colectiva de contratos de trabajo, a iniciar primero procedimientos de acogimiento voluntario y con un módulo indemnizatorio de 45 días por año con el tope de 42 meses.

Como Prisa no ha cumplido estos acuerdos, plenamente vigentes, al menos hasta el 31 de diciembre de 2012, el Supremo falla a favor de los trabajadores y ni siquiera tiene que entrar en las causas económicas alegadas por el holding.

Juan Luis Cebrián /Efe
Juan Luis Cebrián /Efe

No puedo por menos que reproducir algunos párrafos que de serle de aplicación harían sonrojar al mismísimo Luis Bárcenas.

“Durante el año 2011 las condiciones de mercado han permanecido estables en todas las áreas de negocio, a excepción de la publicidad y el consumo de libros de ediciones generales, que continúan viéndose afectados por un entorno macroeconómico débil, especialmente en España y Portugal. Las cuentas de resultados resumidas consolidadas correspondientes a los periodos de seis meses terminados el 30 de junio de 2012 y 2011 establecen una cifra de negocios respectivamente de 1.255,312 y 1.305,628 millones de euros, suponiendo una cifra de caída de 3,6%.

“Los datos anteriores acreditan que no se ha producido una disminución significativa de los ingresos del Grupo durante los periodos de referencia. A nivel individual, las cuentas de Prisa muestran un incremento en la cifra de negocios en el año 2011, respecto al año 2010 (página 217) y un incremento de dicha magnitud media durante los seis primeros meses del 2012 frente a los seis primeros meses de 2011.

“Pese a no existir un deterioro significativo en los ingresos y ventas, los resultados tanto a nivel individual como a nivel consolidado del Grupo han arrojado pérdidas durante los ejercicios 2010, 2011 y primeros seis meses de 2012. Dichas pérdidas han sido consecuencia fundamentalmente de las pérdidas de valor del fondo de comercio a nivel consolidado y del deterioro de instrumentos financieros en poder de Prisa.

“Las retribuciones de los Consejeros Ejecutivos del Grupo Prisa (en nº 3 en 2011) han aumentado en más del 160% respecto a las percibidas en 2010. Algunos elementos retributivos de los Consejeros han tenido incrementos por encima del 337% (en el caso del bono de referencia para Consejeros ejecutivos) en relación a 2010, habiendo pasado las retribuciones de los consejeros ejecutivos (tres) de 4.056.860 en 2010 a 10.566.920 en 2012, estas cifras no incluyen las retribuciones por pertenencia a otros Consejos o alta dirección de sociedades del grupo (cifras obtenidas de pagina 25, 26, 9 y 10 de informes corporativos a CNMV de 2010, 2011 y 2012 respectivamente).

“Durante 2011 los poseedores de acciones ha percibido dividendos en cantidades muy superiores a las del ejercicio previo 2010. En el ejercicio 2011 se han calificado como gastos financieros los pagos por dividendos, es decir, por beneficios distribuidos realizados a los propietarios de acciones tipo B, por un monto total -mínimo abonado- de 25,7 millones en 2010 y 83 millones en 2011.

En fecha 24 de octubre de 2012 Prisa comunica ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre otras decisiones, que el Consejo de Administración ha acordado reducir en un 30% las remuneraciones fijas de los consejeros externos e independientes y en un 24% las dietas por asistencia, con efectos de 11 de noviembre de 2012.”

Pancarta Cebrián
Pancarta realizada por los trabajadores de 'El País'. / elpaiscomite.blogspot.com.es

El 11 de noviembre de 2012 es precisamente la fecha del ERE de El País, en el que fui despedido. ¿No les parece entrañable que los sueldos pasaran de cuatro millones a diez y medio solo en el Consejo de Prisa y que el salario de Juan Luis Cebrián superara los 14 millones? Por no hablar de esos bonus de los ejecutivos que se incrementaron en el 337% y dividendos repartidos a algunos accionistas elegidos, muy superiores a los del año anterior. Eso sí, para estos campeones de hacerse millonarios a costa de los demás fueron los trabajadores los que habían vivido por encima de sus posibilidades. Impresionante despliegue de avaricia, rapiña y mezquindad.

Como dijo Santiago Carcar en la última junta de accionistas en la cara de Juan Luis Cebrián: “usted jamás va a ser un hombre pobre, nunca; pero creo que tampoco nunca va a dejar de ser un pobre hombre”.

Leer sentencia de Prisa corporativa.

6 Comments
  1. Lukas says

    Esa mala gente que va infestando la tierra y todavía pretende sentar cátedra (además de posaderas en la RAE) tendría que ser expropiada y aislada en un islote para que no siguiera haciendo daño.

  2. Piedra says

    ¡Olé, olé y olé!

  3. Josu says

    Mal bicho este Cebrián, vanidoso y avaricioso como él solo. Ha derechizado y monarquizado El País, acercándolo al ABC, una vergüenza. Si escribes en el foro recordando por ej. el accidente del Rey con su hermano o haces referencia al sospechoso silencio de aquel en el 23 F rápidamente el lacayo de Cebrián, el ansias, te banea el comentario. Una pena de manguán.

  4. tll48 says

    Todavía recuerdo con nostalgia cuando me acercaba al quiosco a comprar ese periódico

  5. Fer says

    Dejé de ser suscriptor en 2012 por la deriva derechista del periódico y por los EREs que habían hecho dejando en la calle a periodistas que yo los consideraba como parte de mi familia. Cuando me llamaron para preguntar por qué, se lo dije a la chica «Echen a Cebrián y vuelvo a ser suscriptor pero como no lo van a hacer, no continuaré como suscriptor»

  6. Panóptico says

    Lleva razon, Sr. Yoldi, hay que ser avaricioso y ave de rapiña, para subirse de esa manera sus retribuciones mientras que se sostiene a la vez, que el Grupo da perdidas y la manera de solucionar «la viabilidad del proyecto empresarial es despidiendo a trabajadores» con un ERE, tras otro, vergonzoso.

    Ahora los tribunales, parece si que les amparan:

    «Otro varapalo judicial a Prisa: condenan a ‘El País’ a pagar 850.000 euros a nueve despedidos.Un juzgado de Barcelona sentencia que el grupo presidido por Cebrián debe aumentar las indemnizaciones a varios de sus extrabajadores. El fallo estipula que el ‘holding’ de medios no respetó los acuerdos firmados con sus empleados al acometer un ERE en el rotativo. Esta es la segunda condena a Prisa por el mismo motivo.
    Ahora, la empresa prepara otros 98 despidos……»
    Conclusion: Que la Ministra Bañez -que nunca antes de ser ministra trabajo en algo que no fuese el PP- se merece un monumento segun el Grupo Prisa.
    Buen fin de……………

Leave A Reply

Your email address will not be published.