Microsoft presentará Windows 9 en abril para hacer olvidar Windows 8

7
microsoftwindows8
Windows 8.1 sólo ha sido instalado en 25 millones de equipos en todo el mundo / Foto: Microsoft.com

Se avecina un año movido en Microsoft. Los de Redmond afrontan el ejercicio buscando todavía al sustituto del actual CEO, Steve Ballmer, quien anunció el año pasado su retirada el próximo mes de agosto. Suenan muchos nombres y candidatos pero todavía no hay un elegido.

Quien tome su lugar tendrá la difícil tarea de liderar una compañía que necesita una nueva organización, que debe completar la adquisición de Nokia y meterse de lleno en la guerra por el mercado móvil ya no sólo en el ámbito del software con Windows Phone, sino también como fabricante de hardware.

Publicidad

El nuevo jefe tendrá además que liderar los proyectos de Microsoft para unificar los servicios en la nube, apoyar al ecosistema de desarrolladores… y numerosas tareas más, pero entre todas ellas, destaca una, quizá no la más sencilla: satisfacer a los usuarios y convencerles para utilizar en sus ordenadores y tabletas el sistema operativo de la compañía: Windows.

Microsoft parece recibir una de cal y una de arena cuando lanza un nuevo sistema operativo, y la compañía trata de reaccionar con rapidez –no siempre con éxito- cuando su nuevo software no gusta a los usuarios.

En la mente de muchos está todavía Windows Vista, un sistema operativo que resultó ser lento y dar tanto fallo a los usuarios que Microsoft llegó a pedir disculpas en alguna ocasión por él, reconociendo que se habían equivocado.

La compañía resolvió la situación lanzando Windows 7, que resultó ser un éxito, logrando disipar las sombras que había provocado el anterior sistema operativo. Ahora la historia, parece que se repite.

Microsoft lanzó hace año y medio Windows 8, y se vió obligado a presentar una actualización del sistema operativo sólo unos meses más tarde. Sin embargo, al parecer Windows 8.1 no ha alcanzado los niveles de adopción que esperaban desde Microsoft. Se calcula que únicamente 25 millones de ordenadores en todo el mundo cuentan con la última versión del sistema operativo de la empresa que fundó Bill Gates en 1975.

Es por esto que, según fuentes cercanas a la firma, Microsoft tendría previsto adelantar la presentación de la próxima versión de Windows, la novena (presumiblemente se llamaría Windows 9, aunque al parecer su nombre en clave dentro de la compañía en la actualidad es "Threshold") para hacer olvidar cuanto antes la escasa adopción de Windows 8.

La crisis económica, que ha impedido que muchos usuarios y, sobre todo, corporaciones, realicen un desembolso importante para actualizar su sistema operativo, unido a que realmente Windows 7 era un software estable y veloz, ha provocado que muchos no se plantearan cambiar a Windows 8 durante el último año y medio.

Pero también es verdad que la octava edición ha recibido quejas considerables. Son muchos los usuarios que no se adaptan a la nueva interfaz, Metro, o los que echan de menos el menú Inicio, un clásico en todos los sistemas operativos de Microsoft, excepto en esta última edición.

Es por esto que Microsoft quiere centrar todas las miradas en su nuevo desarrollo, y esta vez podría mostrarlo al mundo incluso antes de lanzar una versión beta. La presentación podría llegar durante su próxima conferencia de desarrolladores, el BUILD 2014, que tendrá lugar en San Francisco (Estados Unidos) en el mes de abril, donde se espera una actualización para Windows 8.1 y que, posiblemente, Microsoft desvele sus planes para Windows 9 enseñando una versión prealfa. Es decir, muy preliminar.

Al menos Microsoft desgranaría su hoja de ruta y los planes que tiene. El sistema operativo en sí no llegaría al mercado hasta entrado 2015, posiblemente también en el mes de abril, pero serviría para acallar rumores y para poder valorar las posibilidades de Microsoft de recuperar el terreno perdido ante otros fabricantes como Apple.

Al parecer, el nuevo Windows Threshold introducirá cambios muy significativos, como la esperada vuelta del menú Inicio y la posibilidad de ejecutar aplicaciones tipo Windows 8 mientras se está usando el tradicional escritorio de Windows, al que estamos acostumbrados de versiones anteriores. Sería una especie de interfaz Metro 2.0 más intuitiva para el usuario.

7 Comments
  1. andres says

    me parece muy buena idea la actualización de Windows ya que a muchas personas se les dificulto la adaptación a Windows 8 a mi me gusto el menú inicio de Windows 8 pero sin ser egoísta es mejor volverlo como el menú de Windows 7 ya que es intuitivo y eso si sin dejar algunas cosas de Windows 8 que a mi me pareció muy bueno

  2. mario paredes says

    Srs. el problema radica en que w8 es solo para determinados equipos, la resolución de pantalla solo acepta de1360 en adelante y tantos equipos no poseen esta resolución. Espero que w 9 sea más asequible.
    Gracias.

  3. mario paredes says

    Srs el problema radica también en la resolución de pantalla ,debe ser para inferiores a 1360, así tantos no pueden actualizarse

  4. Atarieterno says

    Como el TOS de Atari no hay nada… por ello el MS-DOS copió su entorno gráfico y más de 30 años después todavía no ha logrado superar la facilidad de manejo y fiabilidad de un ST, TT o Falcon.

Leave A Reply

Your email address will not be published.