Las web del Ayuntamiento de Burgos, el ‘Diario de Burgos’ y la editora del constructor Méndez Pozo, atacadas por ‘hacktivistas’

web_Diario_Burgos_hacktivistas_Gamonal
Captura tomada por los atacantes de web del ‘Diario de Burgos’ cuando se encontraba fuera de servicio.

La lucha de los vecinos del barrio burgalés de Gamonal se está trasladando a la red. Hacktivistas están atacando las páginas web del Ayuntamiento de Burgos, del Diario de Burgos y la de Promecal, editora de éste último y propiedad del constructor Antonio Miguel Méndez Pozo, vinculado a las obras del aparcamiento que han provocado el levantamiento de los vecinos.

Durante toda la noche, la página del consistorio burgalés ha estado fuera de juego tras sufrir lo que parece ser un continuado ataque de denegación de servicio (DDoS). Con esta técnica, se consigue inutilizar servidores mediante la petición masiva de páginas hasta que el ancho de banda del que disponen se ve superado y se bloquea. La web del Diario de Burgos también estaría sufriendo un ataque DDoS por la cobertura de los sucesos del fin de semana al igual que su editora.

Publicidad

El dueño del principal diario burgalés es el constructor Méndez Pozo. Una de sus empresas fue la que diseñó el proyecto del aparcamiento rechazado por los vecinos del barrio obrero de Gamonal y será otra de su grupo la que llevará a cabo las obras. En los documentos que han publicado los autores del ataque (aquí y aquí), además de dar algunos detalles técnicos del mismo, insertan varios enlaces sobre la relación entre Méndez Pozo y el aparcamiento.

A lo largo de la mañana, tanto la web del ayuntamiento como la de Promecal han funcionado de forma intermitente. Pero la del Diario de Burgos aún no se había recuperado del ataque a media mañana. Según explican fuentes especializadas en seguridad informática, la defensa contra un aluvión de peticiones masivas de una página es contar con servidores externos a los que acudir en caso de sobrecarga y ampliar el ancho de banda disponible para atender todas las conexiones.

Otras cabeceras provinciales de la editorial Promecal, como El Diario Palentino, La Tribuna de Toledo o El Día de Valladolid también han sido echadas abajo por los hacktivistas.