Snapchat… ¿la próxima burbuja 2.0?

Una pancarta de la compañía Snapchat, colgada días atrás frente al edificio de la Bolsa de Nueva York. / Efe

La delicada situación que atraviesa Twitter, cuya salida a bolsa en 2013 marcó el inicio del declive de la compañía al no ser capaz de conseguir suficientes ingresos para monetizar el servicio, parecía haber quitado de la cabeza a las startups tecnológicas la idea de lanzarse al parqué.

Sin embargo, Snap Inc., la empresa propietaria de la aplicación móvil más utilizada entre los jóvenes de 15 a 21 años, Snapchat, ha decidido dar el salto a la bolsa de Nueva York. Tras varias semanas de rumores,  la compañía ha confirmado esta semana que comenzará a cotizar el próximo mes de marzo.

No lo hará de cualquier manera. Si se cumplen las previsiones, será la empresa tecnológica con el tercer mejor arranque bursátil de la historia. Según los analistas, la valoración de Snapchat rondará los 25.000 millones de dólares en su estreno sobre el parqué. Sólo Alibaba (167,2 mil millones) y Facebook (104,2 mil millones) tuvieron una valoración superior, mientras que Twitter se quedó en 14.200 millones en su estreno en el Nasdaq en noviembre de 2013.

Snapchat ha sido el último boom social, pero es utilizada mayoritariamente por adolescentes y genera unos ingresos anuales de 400 millones de dólares, una cifra considerablemente más baja que su posible valoración. ¿Es justificada entonces su salida a bolsa y que se espere tan alta cotización?

Hay ciertas dudas de que la oferta pública de acciones de Snapchat sea un movimiento positivo para la compañía. A pesar de los ingresos, la compañía perdió 514,6 millones de dólares en 2016, puesto que gasta más de lo que ingresa, sobre todo, en personal y en su programa de expansión internacional, necesario puesto que más de la mitad de sus usuarios se concentran en Estados Unidos.

Publicidad

“Si nuestros ingresos no crecen a un ritmo mayor que nuestros gastos no seremos capaces de lograr y mantener la rentabilidad”, reconocen fuentes de la compañía, cuya aplicación tiene 158 millones de usuarios diarios, pero tampoco crece ya como lo hacía antes. En el último trimestre tan sólo ha aumentado un 3% el número de usuarios, mientras que hace sólo seis meses crecía a un ritmo de un 17%.

¿Por qué se produce esta desaceleración? El frenazo se explica tras el lanzamiento de Instagram Stories el pasado mes de noviembre. La aplicación propiedad de Facebook copió literalmente la forma de compartir contenidos efímeros (que desaparecen al poco de ser publicados) a través de Snapchat y ha conseguido arrebatarle un gran número de usuarios. De hecho, más de 150 millones de personas utilizan ya activamente Instagram Stories, que continúa lanzando nuevas funcionalidades cada semana.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y propietario de Instagram, no estaba dispuesto a dejar que Snapchat pusiera en peligro la supremacía de su imperio social y, dado que los creadores de Snapchat rechazaron su oferta de compra por 3.000 millones de euros en 2013, no tuvo reparos en imitar las bondades de la aplicación amarilla. Veremos si no se acaba frotando las manos cuando finalmente ésta pise la madera de la bolsa de Nueva York.

Otras noticias tecnológicas de la semana

Zuckerberg también ha sido protagonista esta semana por haber presentado cifras récord. Su compañía ha alcanzado 1.860 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo y ha sumado 70 millones en los últimos tres meses, experimentando el mayor crecimiento de su historia. La cifra llega como perfecto “regalo de cumpleaños”, puesto que la red social celebra precisamente hoy su 13º aniversario.

En los últimos días también se ha celebrado otro cumpleaños, el del iPad, que ya suma siete temporadas. Fue a finales de enero de 2010 cuando Steve Jobs presentó la primera tableta de Apple. Con ella se creó una nueva categoría de producto tecnológico que acabó con los pujantes netbooks a principios de la década y provocó que muchos otros fabricantes se lanzaran a crear sus propios dispositivos.

Apple, por otra parte, ha visto esta semana cómo Google le ha arrebatado por primera vez en cinco años el honor de ser la marca más valiosa del mundo. Según el ranking Brand Finance’s Global 500, que elabora la consultora Brand Finance, especializada en valoración y asesoramiento estratégico de marca, Google sobrepasa a Apple por la fortaleza de su marca y los ingresos que ésta genera. En el listado, la primera compañía española es el Santander, que se posiciona en 60ª posición a nivel mundial.

Guardar