Así será el Facebook del futuro

Facebook Zuckerberg
Mark Zuckerberg, creador de Facebook, durante su intervención esta semana en el F8, la conferencia de desarrolladores en la que se ha explicado “el futuro” de la red social. / Foto: Facebook

A la velocidad que evolucionan las redes sociales, seguramente no tenga nada que ver el Facebook que utilizaremos dentro de unos años con la herramienta que conocemos hoy día. Fundada hace ahora 13 años, en este tiempo la plataforma ha evolucionado hasta convertirse en un compendio de servicios completamente distinto al que Mark Zuckerberg ideó en su habitación de una residencia en la Universidad de Harward en 2004.

Pero la compañía no va a esperar otra década para reinventarse por completo, sino que lo va a hacer en los próximos meses. Esta semana se ha celebrado en el McEnery Convention Center de San José, California (Estados Unidos), el F8, el principal evento anual para los desarrolladores de Facebook, en el que se han proporcionado las líneas de investigación en las que la firma ya está trabajando. La reunión ha servido de antesala para mostrar lo que será la red social en el futuro más cercano: un lugar en el que la realidad aumentada cambiará por completo nuestra manera de relacionarnos online.

Por ejemplo, Facebook ha anunciado un grupo de herramientas creativas que permitirán a los desarrolladores añadir efectos interactivos a la cámara de Facebook, Instagram y Messenger, así como nuevas tecnologías que reaccionan al movimiento o a las interacciones durante las emisiones en vivo. Por ejemplo, la aplicación de la Inteligencia Artificial hará que la cámara de estos servicios reconozca lugares, objetos y personas, lo que le permitirá ofrecer nuevas experiencias visuales.

Dentro de este ámbito destaca la creación de “Facebook Spaces”, una app de realidad virtual que permitirá “quedar” con los amigos de la red social en un entorno interactivo que les hará parecer que están en la misma habitación.

Para poder disfrutar de los “Facebook Spaces” será necesario utilizar las gafas de realidad virtual Oculus Rift –su fabricante fue comprado por Zuckerberg en 2014– y con ellas se podrán compartir experiencias como ver un vídeo juntos o dibujar en el aire con un rotulador, llamar a otros amigos y mantener una reunión en grupo… Todo esto, que parece ciencia ficción, ya está creado en fase beta (es decir, ha sido desarrollado y, en la actualidad, la compañía se encuentra probando su funcionamiento). Podría llegar, por tanto, a ser una realidad en los próximos meses.

Publicidad

Durante el F8 Facebook también ha anunciado que tiene a 60 empleados tratando de desarrollar una forma de leer la mente de sus usuarios para hacerles más fácil la interacción con la red social. La idea es reconocer impulsos cerebrales para traducirlos en “clicks”. En principio, se trata de un proyecto que pretende que personas con discapacidad puedan actualizar su perfil con sólo pensar la frase que quieren poner, pero de materializarse abriría sin duda la puerta a muchas otras aplicaciones y funcionalidades.

Otra de las novedades que llegará a la red social será “Places Graph”, una plataforma con información de más de 140 millones de lugares en todo el mundo (comercios, empresas locales…) que se convertirá en una especie de Páginas Amarillas y libro de viajes, con direcciones, fotografías y comentarios de los usuarios. Con esta herramienta Facebook lanzará un órdago a Google Places y a otras páginas web como TripAdvisor.

Además, Facebook apuesta por convertir su sistema de mensajería instantánea, Messenger, en una plataforma en la que convivan marcas, desarrolladores y consumidores. Con más de 1.200 millones de usuarios que envían hasta 2.000 millones de mensajes al mes a empresas a través de esta app, la compañía quiere que Messenger sea una especie de “sala de estar” donde los usuarios puedan pasar el rato, compartir, hablar, jugar y también comprar cosas o adquirir servicios online.

Recientemente Facebook lanzó la posibilidad de hacer pequeños pagos a otros usuarios a través de Messenger, pero esto es sólo el principio de lo que está por venir. En cuestión de unos meses, el asistente virtual “M” sugerirá al usuario dónde comprar una pizza si, por ejemplo, está contándole a un amigo en Messenger que no sabe qué cenar pero tiene hambre. Es sólo una de las múltiples aplicaciones que la compañía de Zuckerberg tiene previsto añadir a su app para convertirla en una herramienta imprescindible e independiente de WhatsApp.

Otras noticias tecnológicas de la semana

Junto a lo que el futuro traerá a Facebook, esta semana también hemos conocido los cambios que otra plataforma social, LinkedIn, ya ha acometido en sus Condiciones de Uso y que entrarán en vigor a partir del próximo 7 de junio. La compañía los ha llevado a cabo de forma silenciosa, sabedora de que algunas de las modificaciones podrían traer polémica. La más significativa es la posibilidad de que ahora LinkedIn pueda compartir los datos personales de sus usuarios con terceras empresas afines como, por ejemplo, Outlook.

El cambio se produce tras la compra de la plataforma profesional por parte de Microsoft, operación que se completó el pasado mes de diciembre, y muchos usuarios critican al gigante de Redmond que quiera ahora comerciar con su información para hacer más rentable el servicio.

Junto a esta modificación, LinkedIn también ha cambiado la edad mínima legal para tener acceso a la plataforma, que ahora se sitúa en 16 años, y señala que cualquier problema que tenga la compañía con un usuario residente en Europa será resuelta de acuerdo a la legislación irlandesa y no a la de California, como hasta ahora.

Por otra parte, Google ha realizado un curioso movimiento estratégico esta semana al conocerse que prepara una extensión para Chrome que permitirá navegar por Internet eliminando todo tipo de anuncios y vídeos de reproducción automática. La medida, que llega en pleno auge de los adblockers (programas que retiran la publicidad de los navegadores), sorprende y mucho, ya que es precisamente Google el mayor servidor de anuncios en Internet a nivel mundial.

Google también ha dado a conocer esta semana la creación de Hire, una plataforma de búsqueda de empleo que tratará de comer terreno precisamente a LinkedIn y que quiere ser punto de encuentro online entre candidatos y departamentos de Recursos Humanos de las principales empresas.