El colectivo LGTBI calienta motores para “tomar Madrid de noche” este 17M

“Nada que celebrar”, con estas palabras el colectivo LGTBI se prepara para elevar la voz contra la discriminación estructural que sufren y que, denuncian, afecta profundamente a sus vidas. Este 17 de Mayo es el día contra la LGTBfobia y se ha convocado a una marcha nocturna con tintes fúnebres –habrá que vestir de negro– que partirá de la Plaza de la Villa (Madrid). “Esta vez no vamos a desfilar, no estamos de fiesta”, indican en un comunicado, en el que añaden: saldremos con rabia, saldremos a tomar Madrid de noche, saldremos a echar de nuestra ciudad todo rasgo de odio hacia nuestro colectivo”.

En el comunicado, del que se han hecho eco varios colectivos como la Asociación TransMariBiBollo (LGTB) de la Universidad Complutense de Madrid o la Comisión 8 de Marzo, se ironiza: “Pero bueno, ¿y de qué nos quejamos ahora? El año pasado tuvimos el World Pride en Madrid y ya tenemos estupendos referentes como Dulceida y Javier Maroto. ¿Qué más queremos?”.

Publicidad

Las cortinillas de estrellas están lejos de ser suficientes, porque según denuncia el colectivo LGTBI, la discriminación sigue afectando a múltiples aspectos de sus vidas: “el miedo a salir del armario con la familia”, “el bullying constante”, “la patologización de las identidades trans en la atención sanitaria”, “el acoso callejero” o la discriminación laboral son solo algunos ejemplos.

Todas estas discriminaciones afectan al estado anímico y psicológico de las personas, denuncian desde el colectivo LGTBI. Quienes lanzan el comunicado resaltan que estas violencias no son casuales ni puntuales, sino que forman parte de un sistema patriarcal que “impone la heterosexualidad y la cisnormatividad”. “Nuestra emancipación como colectivo nunca se podrá dar bajo el capitalismo”, manifiestan. “Ante sus violencias, ¡rabia y disidencia!”, añaden.

Publicidad

El comunicado, que se difunde bajo el hashtag #HaciaEl17M” en Twitter suma cada vez más apoyos, de partidos políticos como IU Madrid, Podemos Madrid y el PCM, pero también del centro social La Ingobernable y varias asociaciones del colectivo LTGBI de la región madrileña.