“Parece un hospital de guerra”: los residentes del 12 de Octubre en Madrid van a la huelga

  • Los residentes del hospital comienzan este viernes una huelga indefinida para reclamar más supervisión durante las jornadas de guardias maratonianas
  • "Si volviera a elegir, basándome únicamente en la urgencia, me lo pensaría dos veces”, comenta Julia, una de las residentes en huelga

El 12 de Octubre de Madrid es uno de los hospitales de mayor envergadura de España, pero por las noches buena parte de la responsabilidad de la Urgencia, que atiende a unas 500 personas al día, recae sobre los médicos con menos experiencia. Los residentes del hospital, en período de formación, comienzan este viernes una huelga indefinida para reclamar más supervisión durante las jornadas de guardias maratonianas en las que llegan a trabajar hasta 24 horas seguidas sin descanso.

“Parece un hospital de guerra intentando sacar el trabajo adelante a costa de muchos riesgos”, denuncia a Cuartopoder.es Christian, residente de primer año. Cada noche la Urgencia es atendida por unos 21 o 22 médicos residentes, con menos de cinco años de experiencia laboral, bajo la supervisión de tan solo dos adjuntos. Los médicos más jóvenes, ante la escasez de personal de mayor rango, se ven obligados a tomar decisiones y a asumir competencias para las que no están capacitados, según denuncian desde el Comité de Huelga 12 de Octubre

Publicidad

Y asumen toda esa responsabilidad en un hospital con tal volumen de pacientes que el ritmo de trabajo es frenético y apenas sin descanso. “En la guardia del lunes, salvo lo que paramos para comer y cenar, estuvimos 17 horas sin parar de ver gente. No pudimos dormir nada. Si encima no tienes un adjunto disponible para ayudarte, se produce un margen para cometer errores que no debería existir”, explica Christian, uno de los seguidores de la huelga.

Publicidad

Los residentes de primer año de medicina interna, como Christian, realizan sus jornadas de guardia en la zona de encamados de la Urgencia donde se encuentran los adjuntos y su supervisión está garantizada, pero solo un año después la situación cambia. “Empiezas a notar que realmente no hay nadie que te mire. Si tienes una incidencia, te dicen que hables con los residentes mayores”, explica Nelson, un residente de segundo año de medicina de familia.

En su segundo año, los residentes pasan a ‘ambulantes’, la zona de la Urgencia donde se encuentran los pacientes de gravedad intermedia, y al área de traumatología. “A partir de las 9 de la noche no tenemos supervisión de ningún adjunto en ambulantes, mientras en traumatología no tenemos supervisión desde las 3 de la tarde hasta las 8 de del día siguiente”, explica Nelson. A consecuencia de la falta de personal supervisor, se ha visto en la tesitura de enfrentarse solo a casos complejos. Por ejemplo, el de una paciente con un hematoma que podía ser un trombo. “Era un caso complicado y yo necesitaba a una persona con experiencia que valorase su brazo”, explica. Sin embargo, acudió a una adjunta que, debido a la carga de trabajo que tenía, le dijo que preguntara a otros residentes.

“Tenemos a nuestro cargo a residentes pequeños que no deberían depender de nosotros porque la supervisión debe ser de adjunto a residente”, explica Julia, una residente de cuarto año. “Yo ya estoy acabando mi formación y puedo asumir mis errores, pero no puedo asumir los de alguien menor que yo”, denuncia.

Durante sus cuatro años como profesional en el 12 de octubre ha visto que “la salud y la seguridad de los pacientes” se pone “en riesgo”. El estrés y la sobrecarga de responsabilidad que ha vivido ha hecho que se replantee haber tomado la decisión de formarse en uno de los hospitales más importantes de España. “Elegí este hospital por sus centros de salud y su urgencia, que trata pacientes complejos. Si volviera a elegir, basándome únicamente en la Urgencia, me lo pensaría dos veces”, comenta Julia.

Por todos estos motivos, este viernes los residentes comienzan una huelga que amenazan con continuar durante todo el fin de semana si no ven cumplidas sus demandas. La primera es que haya más personas que supervisen toda la Urgencia, ya que solo hay dos adjuntos en un área que ya tiene 36 camas.

Por otro lado, demandan que se cumpla el horario estipulado de guardia de 17 horas, ya que los residentes suelen quedarse una hora extra. También piden que los residentes no se vean obligados a cubrir puestos de adjuntos ya que la Urgencia debe funcionar sin ellos.

Fracaso en las conversaciones con la dirección y la Consejería

Los residentes han anunciado que acuden a la huelga porque, a pesar de haber pedido refuerzos a la dirección del 12 de Octubre en reiteradas ocasiones, el hospital no pone remedio a la situación tan “seria” que se vive. Tampoco tuvo éxito el único diálogo que ha ofrecido la Consejería de Sanidad de Madrid. Aunque ésta admitió reconocer los problemas que se denuncian, el Comité de Huelga considera que las propuestas fueron “insuficientes” y “poco claras”.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que la huelga del 12 de Octubre, que atiende a un gran número de población en el sur de Madrid, “no afectará mucho a los servicios sanitarios”, en declaraciones a la publicación especializada ‘Diario Médico’.

Los residentes han denunciado en un comunicado que aunque la Gerencia del hospital y la Consejería consideran que la plantilla de Urgencias tiene la dimensión adecuada, han sido incapaces de colocar los refuerzos suficientes para la jornada de huelga. Se ha recurrido a otros servicios del hospital porque son “incapaces de aportar suficiente personal como para garantizar un funcionamiento adecuado” en la Urgencia. Así, considera el Comité, los residentes todavía están más cargados de razón para acudir a la huelga y exigir que se cumplan sus demandas.