La Universidad Complutense de Madrid declara la emergencia climática

  • Este viernes el Consejo de Gobierno de la UCM ha debatido sobre esta cuestión, tal y como contemplaba en su orden del día
  • Las asociaciones estudiantiles habían planteado que la acción climática pasase a ser un eje transversal de la universidad

Actualizado a las 12.00 del 07/06/2019

La Universidad Complutense de Madrid acaba de declarar la situación de emergencia climática y reconocer la importancia del movimiento juvenil ecologista Fridays for future en la votación del Consejo de Gobierno. Esta declaración había sido demandada por el movimiento verde surgido en el seno de la Complutense, llamado Complutenses por el Clima, con el objetivo de que la universidad se significara ante la crisis por el calentamiento global y actuara en consecuencia.

En la declaración que ha sido aprobada hoy en el Consejo de Gobierno de la Complutense, presidido por el actual rector, Carlos Andradas, se contempla que "se ha registrado un aumento de la temperatura a 1ºC con respecto a los niveles preindustriales" y que, en concreto para España, esto implica "mayor riesgo de incendios, desertificación de amplias zonas del territorio, aumento de las olas de calor extremo o largas sequías, entre otros fenómenos difícilmente previsibles".

Publicidad

En consecuencia, la universidad más grande de España insta a "actuar con urgencia para reducir las emisiones de dióxido de carbono y de gases de invernadero a la atmósfera". Por otro lado, también ha hecho especial mención al papel que ha tenido el movimiento internacional Fridays for Future, para exigir cambios políticos reales que enfrenten esta crisis climática. El Consejo de Gobierno ha reconocido así "su especial labor de sensibilización y movilización, especialmente entre los jóvenes".

Tres universidades en Catalunya, la Politècnica (UPC), la de Barcelona (UB) y la Pompeu Fabra de Barcelona (UPFB), además del Govern, ya han realizado declaraciones institucionales de emergencia climática. Fuera de nuestras fronteras, el Parlamento británico también se ha pronunciado de esta manera. Todo el movimiento juvenil impulsado desde colectivos como Fridays for Future o Extinction Rebellion exigen al Gobierno español y al resto de instituciones, declaraciones institucionales como estas. El objetivo es sentar la base para impulsar medidas urgentes que logren frenar el cambio climático.

Desde Complutenses por el Clima se trasladó el pasado mes de mayo una petición al Consejo de Gobierno de la UCM. Solicitaban que la universidad declarara la emergencia climática, pero también que se reconociera “el mérito ejemplar” del movimiento de jóvenes por el clima Fridays for Future en todo el mundo. Además, planteaban que la acción climática pasara a ser un eje transversal de la universidad y que en el menor tiempo posible se creara una oficina para coordinar esta cuestión. Por último, pedían que la Complutense alcanzara “un sistema 100% renovable en 2030”.

Tanto el rector saliente, Carlos Andradas, como quien le sustituirá en su cargo el próximo 12 de junio, Joaquín Goyache, han hecho pública su sintonía con Complutenses por el Clima. “Excelente iniciativa”, manifestó el primero a través de sus redes sociales. “Mi enhorabuena y apoyo”, comentó también en su Twitter el que se situará en unos días al frente de la universidad.

Para quienes han impulsado este movimiento verde universitario el compromiso de la universidad con el movimiento ecologista es inexorable. “Dado que la ciencia sobre el cambio climático se produce en gran medida en el ámbito universitario, parece razonable que las universidades actúen en coherencia con los resultados de sus propias investigaciones, puesto que son instituciones obligadas a promover el progreso social”, esbozaron en su carta al Consejo de Gobierno de la Universidad Complutense.