LA ESPAÑA VACIADA

Extremadura también existe, y no solo necesita un tren digno

  • Siete de los diez municipios mas pobres de España se encuentran en Extremadura
  • Con retrasos de horas y trenes en llamas, Extremadura solo aparece en la televisión por el desastre de su ferrocarril
  • Toda Extremadura,en el podio de comunidades de mayor paro de España (en torno al 20%), se ha agarrado a las energías verdes para su desarrollo

3

Las elecciones del pasado 10 de noviembre no solo fueron las de los 52 escaños de Vox o el histórico hundimiento de Ciudadanos, sino también de la división de España en tres bloques: el de izquierdas, el de las derechas y el de los partidos por una mayor descentralización, ya sea mediante el regionalismo o directamente el pulso al Estado. Con un escaño y 19.000 votos, surgió incluso el primer partido autóctono de la España vaciada: Teruel Existe. Con esta fotografía de fondo, en el decálogo del preacuerdo de coalición, PSOE y Unidas Podemos han prometido, en su punto octavo (el más escueto e impreciso de los diez), “revertir la despoblación: apoyo decidido a la España vaciada”.

Mediante plataformas como Soria ¡Ya! y el nuevo partido de ¡Teruel Existe!, la persistente pugna de la sociedad civil de Castilla y León y Aragón por denunciar las consecuencias de la despoblación contrasta con el aparente apagón mediático sobre la realidad de Extremadura; situada entre las comunidades donde más ha aumentado la abstención, siete puntos más con respecto a abril y traducido en 60.000 votos menos. Con retrasos de horas y trenes en llamas, Extremadura solo aparece en la televisión por el desastre de su ferrocarril. Aunque Adif ha impulsado una línea de alta velocidad Madrid-Extremadura –prevista para finales de 2020- que se divide en tres tramos, Madrid-Oropesa, Oropesa-Plasencia y Plasencia-Badajoz, este trayecto excluye la zona entre Logrosán y Villanueva de la Serena, hoy vía verde en parte de su trazado, y cuyo abandono ferroviario se profundizó y descartó, quizá para siempre, en tiempos de la dictadura franquista.

Convocada por la plataforma Milana Bonita, miles de extremeños como Juan Carlos Hernández, alcalde socialista de Logrosán, pequeña localidad situada a 93 kilómetros al este de Cáceres, se movilizaron en Madrid en 2017 y 2018 para reclamar un tren digno. “El transporte es una de las cuestiones esenciales para luchar contra la despoblación. Además de la falta de tren, solo tenemos dos autobuses a Cáceres pero con horarios muy rígidos”, comenta el alcalde. “Fuimos a Madrid las dos veces por el tren digno. No necesitamos tren de alta velocidad sino que pase un tren”, agrega Isabel, profesora de francés en el instituto y esposa de Juan Carlos.

Publicidad

Logrosán, antigua aldea minera de poco más de 2.000 habitantes que fundamentalmente se dedica a la ganadería, ha perdido más del 40% de su población desde que el actual alcalde Juan Carlos Hernández, natural de Cáceres, llegó a los años 80 como pediatra de la zona. En su despacho del Ayuntamiento destaca el colorido cuadro de una estación de tren que simboliza un quiero y no puedo, generación tras generación, de este pueblo. Esa estación sí existe, enladrillada y que aún mantiene el letrero azul indicando la localidad, no obstante lleva décadas abandonada y nunca llegó a operar. “El periodo dorado de la mina (cerró en 1947) tuvo lugar entre los años veinte hasta el estallido de la Guerra Civil (entonces se superaban los 6.200 habitantes en Logrosán), pero nunca hubo un tren para mover el mineral. Con uno a las Minas de Riotinto (Huelva), que eran de la misma compañía, esto sería hoy una zona industrial, pero no empezaron a trabajarse ni los raíles", recuerda la responsable de Minas Logrosán Mari Paz Dorado, desde el Pozo María y sus galerías, hoy reconvertidas en museo minero del que fue el mayor productor de fosfatos para fertilizantes de Europa en el primer tercio del siglo XX.

No todos en Extremadura confían en que la llegada del ferrocarril a poblaciones como Logrosán sirva para frenar el despoblamiento. “Aquí todo el mundo habla del tren, pero es una forma de desplazamiento fundamentalmente urbana para comunicar grandes localidades. No está hecho para pequeñas poblaciones. Paso cada tarde por la estación de Valencia de Alcántara (Cáceres) y los vagones van normalmente vacíos o como mucho viaja una persona o dos. Lo del tren sirve para contentar a los alcaldes e impulsar un poco el turismo, pero con frecuencias de salida que no son las de Madrid, la buena red de carreteras fomenta el transporte privado”, sostiene el profesor de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Extremadura Julián Mora. A su juicio, el AVE, más que ayudar a Extremadura, “ha provocado un efecto succión en zonas de baja densidad demográfica hacia Madrid o un efecto túnel como si pasara y no quedara nada. Quien piense que es la solución para Extremadura está totalmente errado”.

Junto a Cataluña, Castilla-La Mancha es la única comunidad con todas las capitales conectadas por la Alta Velocidad, pero eso no impidió que perdiera 10.000 habitantes en 2017. Desde el año 2000, los 300.000 habitantes que esta esta región ha ido ganando se han concentrado en Guadalajara y Toledo por su cercanía a Madrid, como ciudades dormitorio, en contraste con la marcha a cuentagotas de la población conquense.

Desde el año 2010, ocho de cada diez pueblos cacereños han perdido habitantes. Municipios como Ibahernando, localidad (564 habitantes) que vio nacer al escritor Javier Cercas, y la vecina Deleitosa, pueblecito de (728 hab.) retratado en la posguerra en tenebroso blanco y negro por el fotorreportero estadounidense Eugene Smith, se encaminan hacia su desaparición en tan solo unas décadas.

Logrosán, en cambio, ha frenado recientemente su despoblamiento, gracias en gran parte al proyecto fotovoltaico para aprovechar sus 3.000 horas de sol al año, una cantidad que supera con creces la media europea. Cuentan desde la multinacional italiana responsable que el proyecto entero son 126 megavatios, tres plantas fiscalmente independiente y que en su punto álgido han contado con 600 trabajadores, la mayoría de la zona y provenientes de otros sectores, a los que formaron para poder profesionalizarlos. Pero de los centenares de trabajadores ya solo quedan unos sesenta, la mitad procedente de Logrosán, en un momento en que -confirma el alcalde- el proyecto ha concluido su construcción y empieza ya a verter energía a la red. En siete años, el porcentaje de desempleados ha pasado de rondar el 30%, como lo hizo en 2012, al 15,66 del pasado septiembre, su mínimo desde el inicio de la crisis.

No solo Logrosán, sino que toda Extremadura,en el podio de comunidades de mayor paro de España (en torno al 20 por ciento), se ha agarrado a las energías verdes para su desarrollo. “Este es uno de los grandes problemas: se están aprobando construcciones de grandes dimensiones para las placas, que proveen de un gran número de trabajo durante una corta etapa pero luego solo se quedan unos pocos trabajadores para el mantenimiento. Estamos creando expectativas magníficas pero no es una solución. Me gusta compararlo a lo que ofrecíamos los extremeños en América: cambiar los espejitos por recursos. Ocupan millares y millares de hectáreas para producir megavatios que luego no vamos a consumir. Producimos un 400% de la energía que necesitamos”, sostiene el geógrafo de la Universidad de Extremadura.

Siete de los diez municipios mas pobres de España se encuentran en Extremadura. La mitad de la población, con una renta de 700 euros, está en riesgo de exclusión social. “En Extremadura sufrimos el círculo de la pobreza. Es muy difícil salir de ahí. Si no aparece ningún sector extraño para la economía de la región que proporcione empleo, tendremos 975.000 habitantes (ahora supera por poco el millón) para el año 2045, es decir igual que en 1875. Eso significa que habremos retrocedido 175 años”, estima Mora.

Para impulsar la región, la Junta de Extremadura ha dado la bienvenida a macroproyectos que puedan mejorar las perspectivas turísticas de la Comunidad: desde “Elysium City”, la "ciudad inteligente", equipada con un parque temático, un casino y hasta un estadio deportivo, que la empresa californiana Cora Alpha planea levantar en el municipio pacense de Castilblanco, enmarcado en la “Siberia extremeña”; hasta el complejo turístico de lujo Isla Marina Valdecañas, declarado ilegal por el Tribunal Supremo al haberse levantado en una zona protegida (espacio Red Natura 2000).

“El problema es que todos los proyectos que se les ocurre a nuestros políticos para desarrollar la región consisten en destrozar la región”, denuncia Virginia Alfonso, la portavoz de Plataforma Salvemos Las Villuercas (así se llama la comarca que incluye Logrosán, Cañamero y Berzocana, entre otros pueblos), para luchar contra el proyecto de investigación minera denominado "Logrosán Norte", por la empresa Logrosán Minera S.L., que abarca concretamente en un total de 3.072 hectáreas y cuya fase final podría suponer la instalación de una mina a cielo abierto.

Desde la plataforma de Salvemos Las Villuercas alertan que en Cañamero “104 cuadrículas mineras se encuentran en las colonias agrícolas, una iniciativa que se hizo en 1923, año en el que se parcelaron terrenos públicos. Se hicieron tres o cuatro hectáreas para repartirlas entre las familias mas pobres del municipio, en torno a unos dos tercios de los vecinos”. En estas tierras, los vecinos han cultivado vides, olivos e higueras, principalmente, suponiendo “el ingreso principal para este municipio”, agregan.

Aunque entiende la preocupación y también se muestra en contra, el alcalde de Logrosán rebaja el alarmismo de sus vecinos: "No pusimos reparos a que se hicieran investigaciones sobre los minerales, pero solo en esa fase. Si fuera explotación, la mina a cielo abierto sería incompatible con la estructura del geoparque (red de lugares de importancia geológica y cultural) que tenemos en Las Villuercas. Aunque apunten a varios tipos de minerales como wolframio, oro y estaño, dudo que haya concentraciones de mineral suficientemente rentable”.

La portavoz de la plataforma de Salvemos Las Villuercas aboga por que desde el Gobierno regional se impulsen más los productos de denominación de origen, como la miel y el queso de los Ibores, entre otros, y se proteja el geoparque, que desde 2011 ha propiciado que el número de empresas turísticas “pase de 11 a las 70 actuales”.

Virginia Alfonso, a quien algunos políticos le han reprochado estar en contra del desarrollo de la región por su activismo, dejó Cañamero para estudiar Periodismo y trabajar en Madrid y luego Cáceres, pero tras quedarse en paro volvió a su pueblo para montar una empresa de venta online junto a su madre, que es modista. Sin embargo, el ejemplo de la portavoz de Salvemos Las Villuercas representa a día de hoy una excepción a la norma. Los hay quienes vuelven de Madrid como Virginia (31 años) o quienes lo hacen solo en verano, cuando la población aumenta considerablemente, o en festivos como el del 1 de noviembre, pero en 50 años ha crecido una nueva generación que siempre ha vivido fuera y hoy no lamenta el desarraigo.

3 Comments
  1. Florentino says

    … Pero hay políticos que quieren el AVE para ir más rápido donde les dan cobijo los destrozadores naturales de: Personas, flora, fauna. La palabra Extremadura, no les dice nada; oyen y les dicen las promesas del engaño… Siendo utilizados en contra de otras comunidades, su cultura, bandera, e idiomas; con el ¡ a por ellos !. Ocultando «su» verdadero problema, tener unos representantes de su bolsillo; con promesas huecas, su España Imperial y un tren veloz, caro que hace otra división del territorio; lo cercano lo aleja y la pleitesía lejana la acerca. ¡ Un medievo en pleno siglo XXI !.
    Hace días un antiguo representante Extremeño, (socialista) anunció su salida del partido, si cristalizaba el Gobierno de coalición PsoE Unidas Podemos… En vez de copiar y exigir ser igual que el resto. Pués no. ¡ Que a las demás Comunidades les ahoguen… Por qué lo digo yo !. Confiar en estas personas que solo miran «cara el sol» y por eso no ven nada más que enemigos; cuando en otras Comunidades se lucha por la dignidad, tuya y del resto. Se hacen cooperativas, siendo estudiadas y copiadas en el mundo. ¿ Cómo no va haber abstención, con semejantes mandarines obedientes ?. Además, votar al enemigo por la inducción del color y lo grande de su bandera… ¡ Es el túnel obscuro, del que muchas gentes aun no han terminado de salir !. Para estos mandatarios les vale el rótulo nazi: ¡ El trabajo, os hará libres !…¡ En la cámara de gas !.
    Buscar aliados potentes, en vez de enemigos pudientes; la asociación de los problemas comunes, ayudan a la comprensión, y con tiempo a la solución. Si hay perseverancia en el empeño. ¡ Seguro, que hay logros que celebrar… Después de luchar !. ¿ Arregló algo Ibarra ?. ¡ Ese es el camino, organizarse y no votar al que te engaña, tanto y tanto tiempo; para luego pirarse. ¡ Animo !.

    1. Miguel says

      Se puede escribir con mayúsculas y en negrita o decir más alto si estamos en un coloquio ; pero no más claro.
      Totalmente de acuerdo.
      Salud y próxima 3ª República de España..

      1. Florentino says

        No lo dudes Miguel, cuando abres los ojos, teniendo los oídos limpios; tu boca no puede estar callada, nos jugamos demasiado todos. Más hay Comunidades del voto cautivo, teniendo al zorro guardando las gallinas…
        No hay peor cosa que votar a tu verdugo Miguel !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.