Siete motivos por los que los niños y niñas necesitan regresar al colegio

  • Antes de la crisis por la covid-19, España ya era el país de la UE con mayor tasa de abandono escolar temprano (17,3%)
  • “Las admnistraciones reconocen que entre un 20% y un 30% del alumnado estuvo totalmente desconectado del ritmo escolar durante el confinamiento”

1

La vuelta al cole más extraña e incierta de la historia reciente está a punto de producirse. La enfermedad de la covid-19 ha generado un intenso debate social sobre la necesidad de que la vuelta de más de 7 millones de menores a las aulas no juegue en contra de la salud pública en tiempos de pandemia. Expertos y organizaciones en todo el mundo coinciden en que la educación presencial es esencial para su desarrollo y para evitar su desigualdad. UNICEF España considera “prioritario” esa reapertura de los centros aunque deba contar, eso sí, “con todas las garantías” sanitarias.

Cada comunidad autónoma ha desarrollado sus propios planes y protocolos, mientras que los criterios comunes han sido establecidos por el Ministerio de Educación. Sin embargo, que los colegios sigan su curso habitual este año depende en última instancia de la situación epidemiológica. Muchas comunidades como Madrid o Murcia incluyen en sus planes las modalidades semipresenciales para los alumnos más mayores desde el primer momento, mientras que otras comunidades plantean esta opción en función de la evolución de la pandemia o la consideran "el último recurso".

Resumimos los motivos por los que acudir al colegio y al instituto es fundamental para los menores:

1. El abandono escolar. Antes de la crisis de la covid-19, España ya era el país de la UE con mayor tasa de abandono escolar temprano (17,3%). Según advierte la Plataforma de Infancia esta crisis podría tener “un impacto devastador” y aumentar la desconexión de los más vulnerables, generando mayor desigualdad en el futuro. Ya antes de la pandemia solo el 25% de las personas con educación superior provenían de familias vulnerables.

2. La brecha digital. Durante el confinamiento muchos niños, niñas y adolescentes han tenido dificultades para seguir con el curso por no tener acceso a un ordenador o tablet en casa. Provienen de los hogares con menos recursos. Prolongar la educación telemática, cuando ellos no tienen los recursos o un entorno adecuado, puede dejarles definitivamente atrás. “Las admnistraciones reconocen que entre un 20% y un 30% del alumnado estuvo totalmente desconectado del ritmo escolar durante el confinamiento”, indicaba Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children.

3. Espacio social y de aprendizaje para los más pequeños. Todas las personas, pero especialmente los niños y niñas más pequeños tienen una gran necesidad de socializar. Es fundamental para su desarrollo. La Asociación Española de Pedriatría (AEP) ha rectificado su recomendación de hace unos meses, cuando consideraba necesario mantener cerradas las escuelas infantiles hasta el control de la epidemia. Ahora entiende que su reincorporación es una necesidad. Además, las evidencias científicas demuestran que los menores no son 'supercontagiadores', como se creía en un principio, ya que “la covid-19 representa en los niños el 1% de los casos globales”. Muchos educadores advierten también que los más pequeños no pueden proseguir su aprendizaje de manera online, ni es positivo para ellos.

4. El alumnado con discapacidad. Para algunos alumnos ha sido especialmente difícil afrontar el cierre de las aulas. Durante las semanas de incertidumbre por la vuelta al colegio diversas entidades han pedido la vuelta al cole del alumnado con discapacidad tanto en colegios ordinarios como en colegios de educación especial. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad ha denunciado que los sistemas de teleenseñanza generalmente no les han tenido en cuenta. Según la Plataforma Educación Inclusiva Si, Especial También muchos de estos niños han interrumpido los tratamientos de logopedia y fisioterapia, entre otros, que recibían en los centros.

5. Brecha social. Por encima del 25% de los niños vive con riesgo de pobreza en España. La covid-19 no ha creado nuevas diferencias, sino que ha acentuado las ya existentes. Como alertan numerosas organizaciones, la inequidad educativa ha crecido durante el cierre de las escuelas. Los más afectados son los niños y niñas en situaciones desfavorecidas desde el punto de vista social y económico.

6. Maltrato infantil. Para muchos niños y niñas la escuela no solo es un espacio de educación sino de “protección frente a la violencia” que sufren sus hogares, alertan desde la Plataforma de Infancia. El colegio puede ser un espacio seguro, donde denunciar la violencia si son víctimas o refugiarse de las tensiones familiares.

7. Comedores escolares. Finalmente los comedores escolares se reabrirán, aunque con medidas especiales de higiene y seguridad. Save The Children recuerda que en la situación económica tan difícil que atraviesan muchas familias “el comedor es fundamental para ofrecer una alimentación equilibrada”. Aun así, se necesitan más recursos, según la ONG estas ayudas de comedor solo llegan al 11% de los niños y las niñas más vulnerables, aunque la pobreza infantil está en el 27,4%.

1 Comment
  1. Florentino says

    …La escuela empieza en casa, bueno la casa debe de ser la primera escuela. Esa «casa» debe de recoger todos los «valores» de sociabilidad, transmisión, equidad, igualdad de oportunidades, tanto humanas como materiales. Los padres los mejores profesores en trabajar la «arcilla» moldeando las «aristas», fomentando la fijación social, el compartir todas y cada una de las dificultades… ¡ siendo el espejo donde se fijen los ojos de esos niñ@s tan ávidos en copiar cualquier matiz !.
    Todos hemos pasado por el trance de ser niños, en «otras» épocas cuando el «filtro» social lo ejercían los padres con la poca o mucha capacidad y calidad; pero sobretodo desestimando los castigos, y aumentando las recomendaciones sobre las «malas» compañías… ¡ como te vea con esos !. El «acoso» también se ignora con demasiada frecuencia, para que no destaque demasiado «aquel» vecino del nuestro… ¡ ignorando los padres que el filtro ya no existe !. Son ellos los que nos enseñan a relacionarnos con los «aparatos» de comunicación y nos debemos a lo que digan en tantas cosas y aspectos de «funcionamiento» de: móvil, tablet, PC, etc…
    Debemos de ayudar al profesorado dentro de la misma «comunidad educativa», colaborar en los proyectos educativos, exprimiendo lo mejor para lograr los objetivos de entregar a la sociedad una inversión en «formación integral» de la persona: Con espíritu «crítico» en valores, demócrata en libertades, e igualdad, equidad laicidad y ética. Una escuela integral, transversal, en valores cívicos y humanos !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.