Las necesidades de capital de toda la banca española son inferiores a las de cualquier rescate europeo

4

No se trata de hacer patrioterismo, pero sí de poner un poco las cosas en contexto. Escuchando al séptimo de tertuliano de cada día, parece que tenemos una hecatombe financiera en ciernes y tampoco es tanto. O al menos, no tan grave como la de otros países que nos ponen constantemente de ejemplo. Por ejemplo, Alemania. Ahora, si nos empeñamos en tenerla, al final la tendremos.

El Banco de España ha cifrado las necesidades de recapitalización de nuestra banca en 15.000 millones de euros, después de que el organismo elevara los porcentajes de capital exigidos de manera dramáticamente prudencial. Aún así, esa cifra es relativamente pequeña y tal vez peca de amarrete. Moody´s la lleva al entorno de los 50.000 millones, o más.

Tiempo al tiempo. Las cifras de la agencia de calificación asustan algo más, ya que suponen un 5% del PIB, por encima de una presunta media europea del 2%. Pero, sin ir más lejos, sólo la deuda de Deutsche Bank y la de Commerzbank supera los 500.000 millones de euros, casi un 15% del PIB . UBS, entidad que ahora estará presente en el proceso de reordenación y capitalización de las cajas, debió ser rescatada con dinero público con más de 60.000 millones de euros. Tiene mucha tela la cosa. A mi, por lo menos, me parece de aurora boreal que una entidad que tuvo que ser rescatada venga ahora a enseñar a otras que, de momento, no han precisado ese rescate.

Y otra cosa. Hay muchas críticas sobre la valoración de los activos tóxicos de nuestras entidades financieras. Es posible, pero esos activos son suelo y ladrillo. Están a la vista, son tangibles y, tarde o temprano, valdrán dinero. La diferencia entre nuestros bancos y cajas y las entidades de perfil anglosajón es que nuestros balances son reconocibles. Los de esas otras, no. La banca alemana, sin ir más lejos, está hasta arriba de subprime y demás activos tóxicos estadounidenses, que son poco más que papelitos mojados.

En España se desprecia a la caja que tiene mucho suelo, porque ahora no se realiza ninguna operación. Pero se realizarán en el futuro, es inevitable. Y las promociones paradas se terminarán o se digerirán. Hay un gran interés inversor en esos activos, porque realmente son activos. Muchos quieren comprar a precio de saldo ese suelo tan despreciado y esas promociones que presuntamente nunca se venderán.

Lo que hay que hacer en este país es trabajar y no perder la oportunidad que nos brinda la reordenación financiera. Que pasa por despolitizar las cajas de ahorros y, por supuesto, retirar de los órgano de gobierno a todos aquellos que han estado al mando en el pasado y han demostrado gestión inapropiada o de baja calidad. Es hora de savia nueva, de entidades eficientes, imaginativas, honradas y que tiren del país, no de gente aferrándose al sillón.

El Banco de España, que tanto bien hizo en el pasado con las dotaciones anticíclicas, convirtiendo nuestro sistema bancario en modélico, no debe dormirse en los laureles. Ojalá pueda librarse de todo tipo de presión política, porque los bancos y las cajas son los vasos capilares de la economía. Esperemos que sepa tratar bien el colesterol.

4 Comments
  1. Jonatan says

    Me gusta leerle, Manuel. Me levanta el ánimo, que buena falta me hace. De paso, me instruye en este lodazal financiero de los bancos y los países. Me da la impresión de que habrá que volver a luchar contra la preponderancia anglosajona. Desempolvemos la Armada Invencible, pero esta vez, con éxito, que ya vamos sabiendo más del verdadero enemigo.

  2. Yotgoilos says

    Análisis tan excelente como realista. Contrapreso moral a los Moody’s de fuera y de dentro. Ese Roig de Mercadona, por ejemplo.¡El júbilo con el que vaticina tiempos peores, ya que al parecer, para él son un negocio redondo!No pienso volver a pisar sus comercios.

  3. jmf says

    Leer una análisis lógico es algo no muy frecuente en estos tiempos de periodismo populista y partidista, se lo agradezco, en cuanto a las agencias que valoran nuestro riesgo y nos bajan la categoría es normal que actúen como lo hacen, trabajan para grupos inversores que cuanto más baja sea nuestra calificación más intereses nos van a cobrar por la deuda, que es su negocio, evidentemente las agencias están para que ganen dinero sus clientes.

  4. celine says

    En estas circunstancias es cuando mejor se entiende por qué ha ganado el capitalismo en la lucha del ser humano por la justicia. Y la conclusión no es muy favorable a la condición humana propiamente dicha. Homo lupus hominis.

Leave A Reply

Your email address will not be published.