Hay que intentar que los bancos de inversión no se salgan con la suya

6
Fadel Gheit, analista de Oppenheimer. / findallvideo.com

Lo he dicho siempre desde este blog que me ha habilitado hace ya más de un año cuartopoder.es, que constituye un auténtico reducto de libertad, independencia y ausencia de trabas: los bancos de inversión están hundiendo el mundo. Casi nos llevan por delante las caídas de Lehman y Bear Stearns y hubo que salvar a Morgan Stanley y Merrill. JP y Goldman, mientras, se fueron de rositas a pesar de que liaron algunas cuestiones como el falseamiento de cuentas de Grecia. Después de aquellos rescates, han vuelto a las andadas hace tiempo, presionando con fuerza los precios de las materias primas.

La especulación sobre las commodities está más fuerte que nunca y sólo cabe culpar a estas entidades. Lo que han conseguido es encarecer de manera exponencial los precios de los materiales básicos a las compañías industriales, con la consiguiente repercusión en los mercados y una especialísima mención especial al crudo y las gasolinas. No van a cejar; se han posicionado a favor de un petróleo alto y matarán por ello.

En España hemos pasado en meses de una inflación inferior al 1% al impensable 3,8%. Llenar el depósito es más caro que nunca, a pesar de que apenas crecemos y tenemos cinco millones de parados. Un escenario desolador. Resulta increíble que las autoridades económicas mundiales no sólo no hayan intentado poner coto a esta situación, sino que ni siquiera la han denunciado.

Sólo Fadel Gheit, analista de la firma Oppenheimer se despachó a gusto la semana pasada (¡No se pierdan el vídeo a partir del minuto 3!) en Bloomberg tv, asegurando que “es una vergüenza para el Gobierno (de EE UU) que permita a Goldman Sachs y Morgan Stanley salirse con la suya”, en referencia al encarecimiento artificial de los precios provocado por la especulación con derivados..

“Sabemos quiénes son los sospechosos habituales; los que en 2008 intentaron que el crudo se fuera a 200 dólares”, denunció, añadiendo que estas firmas son capaces de inventar las razones por las que el crudo subirá”, ya que “está demostrado que son capaces de manipular los mercados”.

Gheit pide que se investigue a estas firmas y que establezcan “nuevas reglas” en los mercados. Algo básico, ya que la economía artificial está corroyendo a la real. Los inversores en commodities logran enormes beneficios, a cambio de generar pobreza en general.

Una de las grandes reformas urgentes de esta crisis es la reforma de los mercados de futuros, para que nadie pueda especular con las cosas de comer. Y reordenar el papel de los bancos de inversión. No puede ser que llenen los mercados de activos tóxicos, controlado una red de clientes enorme, la publicación de informes y, además, tomando posiciones por cuenta propia que, generalmente, van en contra de los intereses de los propios clientes. Lo hemos dicho en cuartopoder.es, pero también se dice en otros foros de máxima repercusión mundial: nada menos que Bloomberg. Esperemos que cale el mensaje.

De momento, bien por Fadel Gheit y, por supuesto, por la agencia de noticias citada, que informa a diario de esta situación.

6 Comments
  1. Jonatan says

    Desde luego que tiene valor este Fadel Gheit y espero que no se encuentre con cuatro matones en su camino un día. Los tiburones del hampa financiera se las gastan en plan bestia.

  2. celine says

    Gracias por esta información, Manel; me pregunto por qué es tan difícil encontrar artículos breves, claros y honestos como éste en la prensa.

  3. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    ¿A qué distancia de estos insectos voraces se halla la Justicia Universal? ¿Cuánto daño han de cometer estas ratas de alcantarilla antes de que se les pida cuentas? Estos días han atrapado a un asesino en potencia, bien; pero insisto, ¿hasta donde tienen que llegar estos asesinos, que lo son, paraque se los presente ante un Tribunal?
    ¿Tan dificil es dar con ellos?
    ¿Será menester, me digo, que antes que estos mafiosos, o con ellos, desfilen hacia las mazmorras los que los protegen o los que no los encausan?

  4. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    ¿A qué distancia de estos insectos voraces se halla la Justicia Universal? ¿Cuánto daño han de cometer estas ratas de alcantarilla antes de que se les pida cuentas? Estos días han atrapado a un asesino en potencia, bien; pero insisto, ¿hasta donde tienen que llegar estos asesinos, que lo son, para que se los presente ante un Tribunal?
    ¿Tan dificil es dar con ellos?
    ¿Será menester, me digo, que antes que estos mafiosos, o con ellos, desfilen hacia las mazmorras los que los protegen o los que no los encausan?

Leave A Reply

Your email address will not be published.