Berlusconi saca a España del pelotón de los torpes… por el momento

8

Hace pocas semanas, el 5,50% en el que estaba nuestra deuda era una zona insostenible de no retorno (y mucho de eso hay, sin duda), pero ahora, viendo cómo se nos va por encima Italia y se nos acerca Francia por debajo, la cosa mete menos miedo. Los mercados han establecido tres niveles de conflictividad: en un primero están Grecia, junto a Italia, que se ha metido de lleno gracias a su primer ministro, Portugal y Bélgica, en un segundo España y (poco a poco) Francia y en la zona segura están Alemania, Suecia y demás escandinavos, junto a otros pequeños países como Holanda. Reino Unido y EE UU son caso aparte, merced a las recompras del Tesoro estadounidense y a las falsas señales de crecimiento que se emiten desde el otro lado del Atlántico.

Ya se ha dicho en cuartopoder.es que el Banco Central Europeo (BCE) veía con mejores ojos a España que a Italia. Desde ese 10 de septiembre, fecha en que se afirmó esto, el bono italiano ha perdido precio hasta hacer repuntar en 80 puntos básicos su rentabilidad, mientras que el español sólo lo ha hecho en 40. Es preciso romper una pequeña lanza en favor de Zapatero (sí, repito, reconocer la labor de nuestro presidente) que en los últimos meses se ha comido el marrón, como se dice vulgarmente; ha pasado por unos aros que nunca había pensado que pasaría y, al menos, ahora nos luce el pelo con 70 puntos básicos menos de penalización de nuestra deuda. No es poco, ojo, porque nos saca del pelotón de los más torpes en el que, hasta hace poco, éramos parte destacada.

Nos referimos sobre todo a la reforma constitucional para poner techo al déficit, que encierra un soterrado intento de meter en vereda a las Comunidades Autónomas, pero también a la bajada de sueldos de los funcionarios, al retraso de la edad de jubilación y demás cuestiones de austeridad.

Todas estas cosas que Zapatero juró y perjuró que no haría. Lo tuvo que afrontar, muy presionado por el entorno y ahora se va con las orejas gachas, repudiado por todos; con un correctivo en las encuestas dramático y con la fama de ser lo peor que ha pasado por nuestra democracia. Pero, al menos hizo algo. Tarde y mal. Puede ser. Con más pena que gloria. Seguro. Pero algo hizo. Otros que presumieron más lo han hecho peor.

El asunto no es baladí. El año que viene, España tiene que afrontar la renovación de unos 150.000 millones de deuda pública y es importante que los mercados sigan teniendo apetito por nuestros activos y que el Tesoro pueda pagar lo menos posible. Si España está en segunda línea de los países de riesgo, será más fácil, primero, recolocar la deuda y, además, hacerlo a precios sostenibles. Pero eso ya será tarea de Rajoy, suponiendo que gane.

Salvo debacle, lo cierto es que los mercados nos señalan con el dedo por detrás de varios países, algunos de ellos mejores que nosotros sobre el papel. Es importante que toda la sociedad se conciencie de la importancia de colocar nuestros bonos con tipos bajos y la prima de riesgo estrecha.

El mal de muchos es el consuelo de tontos, pero es preciso decir que si Zapatero es malo, Berlusconi es mucho peor. Antes del verano, el primer ministro italiano sonreía, sintiéndose parte integrante del grupo de ‘los buenos’: Alemania, Francia e Italia. Mientras, nosotros éramos humillados en plaza pública. Primero Obama y después la Merkel, nos habían obligado a meternos el orgullo donde nos cupiera e implementar un plan de reformas doloroso. El paro era una variable que nos sacaba los colores allá donde fuéramos.

Ahora le toca el turno a Berlusconi. Acosado por la deuda, por las fugas internas en su partido y por las altas instancias internacionales, que le han dicho que o reforma o le reforman, tiene que ver cómo en pocos meses ha pasado a ser el gran riesgo sistémico, junto a Grecia.

España tiene un panorama complicado. Debe gestionar con cabeza y consenso, para no caer en el saco de los insolventes. Quedan muchas cosas por hacer. Para empezar, terminar de sanear el sistema financiero, que guarda un montón de pérdidas camufladas en el balance mediante trucos contables. Todo eso debe salir de manera ordenada y, por supuesto, traducirse en que desaparezca cualquier atisbo de gestores de esos tiempos; sin llevarse una millonada al irse, claro.

Pero no estar en cabeza de los torpes es mucho mejor que estarlo. Los próximos meses van a ser clave. Si las elecciones y alguna reforma concreta ayudan a bajar el rendimiento de nuestra deuda, nuestro futuro se aclarará. El de todos.

8 Comments
  1. Miner says

    Todo eso es burocrácia, sólo hay que mirar como está el país en realidad, para comprender. Vamos a por los 5 millones de parados. Todas las industrias en países emergentes(por que será?) .Pronto los países desarrollados seran los se hundan y los que hasta ahora eran tercermundistas(que son los que tienen la industría) van a gobernar el mundo.

  2. Juascad says

    No Miner, los emergentes siguen nuestros pasos,nos imitan, grandes burbujas financieras e immobiliarias están aguardando en la esquina a los emergentes. Un sintoma es la inflación galopante en China. Al tiempo…

  3. antonio says

    ya, pero en Italia el paro esta a menos del 9%….

  4. cachirulo says

    Casi la mitad de los parados son inmigrantes, que llevan poco tiempo en el pais, y la otra mitad de la inmigracion está ilegal en economia sumergida trabajando en «B». El problema se puede arreglar, pienso.

  5. Mariposa says

    Lo importante es que Riqui Martin (nuestro Riqui Martin) ya es un español mas, y eso es lo importante, ahora él puede ser un alma libre en españa…gracias a nuestro pais los gays, los que no valen para trabajos forzados, pueden casarse y ser libres como el viento, hermosa españa que concede libertad a los gays…venid gays de todo el mundo, pobladnos

  6. Scax says

    Ya, pero en España el empleo sumergido es de 2 millones, osea, que del total del 21% de paro, solo lo estarían realmente un 12%

  7. Miner says

    y, ¿qué estan esperando para eliminar esa economía sumergida?

    Estan hundiendo a los que pagan sus impuestos para ser legales

  8. Miner says

    y, para los inmigrantes que han venido a trabajar, perfecto(si están de forma legal)

    Para los inmigrantes ilegales o sin papeles, !que se vayan a su casa!

    Entra tú, en un país ilegalmente, y pide derechos con manifestaciones, y protestas.. verás donde te mandan.

Leave A Reply

Your email address will not be published.