Bárcenas amnistiado: ¿sí o no?

5
El extesorero del PP Luis Bárcenas, el pasado día 23, a la salida de su domicilio. / Zipi (Efe)

En un primer momento sólo podía presentar la declaración tributaria especial el titular jurídico de los bienes regularizados. El Real Decreto-ley 12/2012, de 30 de marzo, dio por supuesto que el titular jurídico de los bienes era su propietario real y no admitió dobles identidades. Dos meses después, sin embargo, y en una norma extrafiscal, como es otro Real Decreto-ley que liberaliza el comercio, se amplió el número de beneficiarios de la “amnistía fiscal”. De tal forma que “cuando el titular jurídico del bien o derecho objeto de la declaración tributaria especial no resida en territorio español y no coincida con el titular real, se podrá considerar titular a este último siempre que llegue a ostentar la titularidad jurídica de los bienes o derechos con anterioridad a 31 de diciembre de 2013. Por su parte, una Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas (la número 1182/2012) precisaba lo siguiente seis días después: “Se considerarán titulares reales las personas físicas o entidades que tengan el control de los bienes o derechos a través de entidades, o de instrumentos jurídicos o de personas jurídicas que administren o distribuyan fondos”.

Sin necesidad de realizar ningún juicio de valor, asentirán ustedes conmigo que, hasta donde sabemos (que no es mucho), la situación patrimonial de Luis Bárcenas constituye el presupuesto de hecho de las dos últimas normas citadas. Luis Bárcenas (titular real) tuvo una o varias cuentas no declaradas a la Agencia Tributaria a través de una sociedad interpuesta con esa finalidad de ocultación (titular jurídico) que no residía en territorio español. Me resisto a pensar que se trate de dos normas a la carta (o de beneficiario único). Objetivamente, lo que debe decirse es que el señor Bárcenas cumplía los requisitos legales para regularizar antes del 30 de noviembre de 2012, “siempre que llegue a ostentar la titularidad jurídica de los bienes o derechos con anterioridad a 31 de diciembre de 2013”.

Todo parecía ir como la seda para el ex tesorero del PP hasta el momento en que sus abogados revelaron a la prensa quién había presentado la declaración tributaria especial (modelo 750). Según los letrados, el declarante ha sido una sociedad y su cliente –el señor Bárcenas- procedimentalmente se limitará a ostentar la titularidad jurídica de los bienes regularizados antes de que termine el año en curso. Sin embargo, esa conducta –en mi opinión- no resulta autorizada por las normas que acabo de citar. La Orden número 1182/2012, dictada por el ministro Montoro en desarrollo de los dos decretos-leyes, exigía en su artículo 2 que la declaración fuera presentada por el titular real, no por el titular formal o jurídico. Eso es perfectamente lógico, pues resulta imprescindible acceder a la identidad del contribuyente (hasta entonces, respecto a las rentas afloradas, oculto para el fisco español). Además, esta postura, adscrita a la doctrina del levantamiento del velo, ha sido confirmada por la Dirección General de Tributos en su Informe de 27 de junio de 2012 (apartado 1).

Naturalmente, los abogados que asesoran y defienden al señor Bárcenas habrán decidido la estrategia más conveniente para su patrocinado. Pueden interpretar las normas conforme a los fundamentos que hagan al caso y estar en desacuerdo con los criterios administrativos. Además, si Bárcenas en persona hubiera  presentado la declaración tributaria especial, habría significado ir a pecho descubierto y declarase confeso (antes de conocer los resultados de la investigación de la Audiencia Nacional en Suiza). No tenía entonces -con anterioridad al 30 de noviembre- todas las bazas en su mano y quizás optó por un camino intermedio y poco llamativo, aunque difícilmente podía conciliar todos sus intereses en juego. Sea como fuere, si verdaderamente Luis Bárcenas ha optado por la amnistía fiscal utilizando como declarante a una sociedad, considero muy problemático que esa regularización haya tenido validez y eficacia en el orden tributario, y menos todavía en el ámbito penal.

Ahora bien, lo que no acabo de entender del todo es la última comparecencia parlamentaria de Cristóbal Montoro. El Ministro hizo bien informando que Luis Bárcenas, como persona física, no está en la lista de amnistiados. Y que sólo podía decir lo que conocía por su desempeño del cargo. Pero se quedó corto. Los datos tributarios son confidenciales y sin embargo el ministro pudo quebrar legítimamente ese principio – “el señor Bárcenas no está en la lista”- porque antes los abogados del ex tesorero, al dirigirse a la prensa, ya habían renunciado al respeto de la privacidad de su cliente. Desatado de ese nudo legal, el ministro de Hacienda debió aclarar, a una opinión pública que se siente burlada por tanta corrupción, las consecuencias de esa doble personalidad del señor Bárcenas como titular “jurídico” y como titular “real” de un dinero de procedencia dudosa. Montoro, por el contrario, se enzarzó en una pelea con sus rivales políticos sin saber cuál era su papel. Que, simplemente, consistía en dar explicaciones al pueblo.

5 Comments
  1. Ciro says

    Pedo J también repartía sobres bajo mano entre los directivos y jefes de El Mundo. Forma parte de la derecha corruta, y de eso sabe un huevo. Por otra parte, el montorete ese mintió al Parlamento y se puede demostrar. «¡¿Está claro?!»

  2. Ciro says

    Ya lo dijo Rajoy: «Nadie podrá probar que no es inocente». A partir de ahí, ¿qué podía decir montorete? ¿Explicarán alguna vez la verdad o seguirán chapoteando en la corrupción? Hacienda somos todos para pagar y ellos, los Corleone y don Vito para robar.

  3. Galdo-Fonte says

    SALVAR AL INTENDENTE MR///
    Para salir del laberinto, es necesario preguntarse . ¿De donde provino el dinero que alimentaba la supuesta caja B que administraba el tesorero del PP?. Despejar esta incógnita ha de ser el factor esencial para llegar al fondo del asunto
    http://es.globedia.com/salvar-al-intendente-mr

  4. Verbarte says

    Lo de Bárcenas es una bomba de relojería y hay voces en el PP que señalan a Aguirre como la garganta profunda de Génova en su lucha por imponer las tesis más radicales en el gobieno y el partido. http://wp.me/p2v1L3-f1

  5. birria says

    lean cuanto reciben cada partido tras las elecciones… un voto, un euro…
    http://astillasderealidad.blogspot.co.uk/2013/01/las-escandalosas-subvenciones-los.html
    Miren cuantos votos tuvo el PP para conseguir el 42% y mayoria absoluta en un censo de 24 millones…
    Piensa

Leave A Reply

Your email address will not be published.