La Ejecutiva de CCOO reconoce su error en la gestión del informe sobre pensiones

Miguel Ángel García (CCOO), a la izquierda, el la foto de familia del acto organizado en el Ministerio de Empleo para presentar, el pasado viernes, el informe del comité de expertos sobre las pensiones. / empleo.gob.es

Al final, la disparatada gestión de CCOO en la comisión de expertos sobre la reforma de las pensiones se ha quedado en un rauliano, “si bueno, no", y tras la reunión convocada por Ignacio Fernández Toxo con los secretarios generales territoriales y sectoriales -que arrancó por la tarde y respaldó la propuesta de la Comisión Ejecutiva celebrada dos horas antes- el asunto se sustanció con un vale, hemos cometido un error.

Las líneas maestras del debate de la Comisión Ejecutiva celebrado por la mañana admiten que enviar al responsable del gabinete técnico de la organización a la ‘comisión de expertos’ con plena libertad de acción -asunto que concluyó con un “sí quiero” de Miguel Ángel García al informe- ha sido un “error”.

Publicidad

La resolución final de la dirección de CCOO reitera que el Informe de la comisión de expertos no es asumido por CCOO, que choca de frente con la posición del sindicato respecto a las pensiones y que no contará con su respaldo en el diálogo social que se va abrir en breve sobre el futuro de las pensiones y, no lo olvidemos, de los pensionistas de hoy y de siempre.

El texo definitivo de la resolución, como decían los periódicos de antes, reza así: "A tenor de la imagen proyectada, la dirección confederal asume que cometió un error al haber aceptado la participación de una persona asociada al sindicato en una comisión profundamente desequilibrada y que podía nacer condicionada por la pretensión del Gobierno de adelantar la aplicación del factor de sostenibilidad al año 2014, cuando en la ley vigente esta posibilidad se contempla para el año 2032".

Según las fuentes consultadas por cuartopoder.es en la dirección del sindicato, el error se cierra aquí. Como diría Dartacán, uno para todos y todos para uno. Lo que no tienen tan claro algunas de esas fuentes es que esta decisión sirva para cerrar la herida.

Y cuando lo dicen lo hacen esgrimiendo razones internas y externas. Respecto a las internas recuerdan que aunque no se le exijan responsabilidades a García, desde el punto de vista político sale muy tocado de esto. “Es difícil que siga presidiendo el gabinete técnico, al menos en algunas materias; al menos en aquellas materias, como en el caso de las pensiones, en las que sus posiciones chocan contra las de Comisiones”, precisa uno de los citados interlocutores.

Desde el punto de vista externo, se remiten al coste indudable que esta decisión de Miguel Ángel García ha costado y puede seguir costando a la organización, y reconocen que el impacto en los medios y en las redes sociales ha sido notable.

Algunos van un poco más allá y apuntan -tengo la impresión de que más el deseo que la posibilidad- de que sea el propio ‘sabio’ quien dé un pasito al frente y presente la dimisión.

En lo que algunos coinciden también es en que el cristo se podría haber evitado solo con cambiar el sí crítico por un no motivado exponiendo aquellos aspectos del informe en los que se haya podido avanzar respecto al documento inicial.  Y eso sí, en lo que hay coincidencia plena es en que la foto de García con los representantes de la banca y las aseguradoras en el inquietante acto convocado por la ilustre ministra de Empleo, doña Fátima Báñez, para celebrar el presunto acuerdo fue un auténtico bodrio... A pesar de que el señor García fuera el único de los que salen en la foto que no llevaba corbata... Eso lo añado yo, que tampoco me pongo nunca cosas de esas alrededor del cuello.