El desempleo baja en 2013 hasta los 5.896.000 parados

2

"Acabaremos 2013 con menos parados que 2012". Ese ha sido el mantra de Mariano Rajoy en materia de empleo durante los últimos meses. Y va y resulta que sí, que así ha sido. Según los datos de le EPA del IV trimestre de 2013 que ha hecho públicos hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de desempleados se ha reducido en 69.000 personas respecto al año anterior y en 8.400 respecto al III trimestre.

Pero los datos del INE dicen eso y otras cosas también. Por ejemplo, que durante el pasado año se destruyeron 198.000 puestos de trabajo (-1,17) respecto a 2012.  ¿Menos paro a pesar de mayor destrucción de empleo? Falta la tercera pata de esta mesa de tres patas: el número de activos ha descendido en este trimestre en 73.400 personas, hasta un total de 22.654.500. La tasa de actividad se sitúa en el 59,43% y es la más baja desde el primer trimestre de 2008. En un año la población activa se ha reducido en 267.900 personas.

Esto es, que hay menos paro porque los jóvenes y no tan jóvenes se van fuera a buscar trabajo, porque los inmigrantes retornan a sus países o porque los parados de larga duración, de muy larga duración, ya ni tan siquiera computan oficialmente como tales.

Esto es, que si son menos los ciudadanos en edad de trabajar que buscan empleo en España, el paro, evidentemente, será menor.

Y en eso ha quedado el mantra. No parece gran cosa si lo que ponemos sobre la mesa es el dato real, caliente, el único dato importante en este amanerado carrusel de cifras: el número de parados en España, según la EPA del cuarto trimestre de 2013, asciende a 5.896.300 personas. Sean viejos, mayores, con suerte o sin suerte, sean 8.400 menos que el trimestre anterior o 8.400 más, el caso es que son 5.896.300 parados, que son muchos, muchísimos, y que, además, cada vez gozan de menor cobertura de desempleo y se desenvuelven, tal y como han denunciado distintos informes esta misma semana -entre ellos el de Oxfam-, en un mundo cada vez más asqueroso donde la brecha social, y por tanto la desigualdad y la injusticia, no paran de crecer. Esas son las lentejas, el resto solo son números para que coman bien los 'responsables' del Fondo Monetario Internacional y carnaza de tertulia... Que no te distraigan.

2 Comments
  1. Marifé says

    ¡Albóndigas pa toos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.