La UE alerta de que España 'ostenta' el mayor índice de riesgo de pobreza infantil

Efe (YouTube)

La Comisión Europea presentó ayer su informe semestral sobre la situación macroeconómica de los 28 socios de la Unión Europea (PDF), en el que se dice que España ha experimentado claras mejoras, pero que aún persisten serios desequilibrios, como el desempleo, "que sigue siendo altísimo" (18,9%), especialmente entre los jóvenes de 15 a 24 años (41,9%) y adultos poco cualificados (27%); pero que encuentra muy preocupante la situación de la pobreza infantil, que presenta el peor índice de la Europa de los 28, ya que el 22,6% de los niños, casi uno de cada cuatro, se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social.

El informe recoge que el peligro es mayor en el caso de pequeños que viven en familias monoparentales o en las que tan sólo cuentan con un sueldo, es decir el 39,5% de los hogares. Pero esta exposición de los más pequeños a la pobreza es también fruto de la falta de apoyo público a las familias. De hecho, el informe señala que mientras que la media europea de gasto familiar por hijo supone el 13% del PIB per cápita, en España dicho gasto queda en un escuálido 7,6%, un 42% menos.

Publicidad

El documento también destaca la inadecuación de las prestaciones familiares en España, donde, además, las diferentes administraciones destinan fondos insuficientes a gasto familiar, a mejorar el acceso a la vivienda y a combatir la exclusión social de las familias pobres con hijos. Además, los miembros de este colectivo encuentran problemas para poder acceder a servicios de guardería, lo que complica, a su vez, la búsqueda de empleo o la actividad laboral de quienes ya lo poseen.

El informe que señala que España tiene un crecimiento económico más sólido y equilibrado, lo que ha permitido que su PIB vuelva casi a los niveles previos a la crisis gracias a las reformas estructurales llevadas a cabo. Sin embargo, alerta de que persisten serios desequilibrios, como la elevada deuda del sector público, fruto de la caída de ingresos por impuestos. También apunta como factor serio de riesgo la desigualdad en la distribución de la renta.

Uno de los factores que contribuyen a este avance de la pobreza y la desigualdad es el elevado porcentaje, uno de los mayores de la UE,  de trabajadores con contratos temporales y, en especial, de contratos de muy corta duración. Esto repercute a su vez en la cualificación y competitividad de los trabajadores ya que disponen de menores oportunidades de formación en el puesto de trabajo. Además, "los trabajos temporales no constituyen una buena base para una carrera profesional estable y pueden asociarse a peores condiciones laborales y a un mayor riesgo de pobreza".

Por otra parte, la Comisión Europea también alerta de que España presenta la mayor tasa de abandono escolar prematuro de toda la Unión Europea, deficiente formación básica de los adultos y amplias disparidades en los resultados educativos entre comunidades autónomas. El Ejecutivo europeo también destaca la disminución del gasto en investigación, desarrollo e innovación. La pobre cooperación entre las universidades y las empresas es otro de los factores de riego para la economía española.

Por otra parte, la Comisión Europea también recomienda a España un control más estricto control de las comunidades autónomas ya que pueden incurrir en serias desviaciones presupuestarias que lastrarían los esfuerzos a nivel nacional.

Efe (YouTube)