Desempleados mayores de 55 años: una futura bolsa de jubilados pobres

pensiones dignas
Marcha por las pensiones dignas celebrada el pasado octubre. / UGT (Facebook)

Casi 800.000 personas mayores de 55 años buscan empleo en España sin éxito. Atesoran una gran experiencia en su sector, pero eso no fue suficiente para conservar su trabajo durante la crisis. También suelen tener cargas familiares o una hipoteca que pagar, pero menos casi la mitad no recibe prestación por desempleo. Esta situación desesperante lleva a muchas personas al desasosiego y a una falta de esperanza en el futuro: saben que, pese a estar años trabajando, sus pensiones se verán perjudicadas.

En una respuesta parlamentaria, el Gobierno cuenta, a fecha de agosto de 2017, 3.382.324 parados registrados de los que 783.531 son mayores de 55 años. “Para esas personas es una auténtica tragedia. Nunca en la historia de nuestra democracia se había producido una situación así. Son trabajadores que se fueron a la calle por los ERE tras la reforma laboral de 2012. Trabajadores con muchos años de antigüedad, derechos y buenos empleos fueron sustituidos por mano de obra más barata. Además, se hizo otra reforma por la que se recortaba la protección por desempleo y los dejaba sin prestación en los años previos a su jubilación”, explica Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT.

En los últimos años también ha disminuido la protección a estas personas que un día la empresa consideró demasiado caras. Mientras en 2011, la tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo tenía una media de 70,7%, en 2016 ya había bajado hasta 55,1%. Hasta agosto de 2017, se situaba en 56%, lo que deja a un número muy amplio de personas sin ingresos. Barrera recuerda un dato importante: “Muchos de ellos son parados de larga duración”.

UGT elaboró un informe titulado ‘Mayores de 55 años en el mercado de trabajo español’, donde advertía de otro de los factores que más preocupa a este sector de población: las pensiones. “Los efectos que una situación de desempleo de larga duración en trabajadores mayores de 55 años pueden producir sobre la cuantía de su pensión de jubilación son muy perjudiciales, pudiendo llegar a ser su pensión de jubilación 768 euros inferior (un -40%). Lo que significa que recibiría sólo el 60% de la que le correspondería de haber seguido su carrera laboral hasta la edad de jubilación ordinaria”, reza el documento. Por eso, el sindicato apuesta por recuperar derechos. Piden volver a la situación anterior al real decreto de estabilidad presupuestaria de 2012, en relación a la edad de acceso al subsidio, a la supresión del condicionante de rentas familiares para el acceso y mantenimiento de la prestación, a la duración del mismo y a la base por la que se cotiza durante la percepción del subsidio (125% de la mínima), tal y como informan desde el sindicato.

Los hombres y mujeres con una edad avanzada tienen algunas desventajas con respecto a otra bolsa de desempleo preocupante: la de los jóvenes. Ellos aún tienen ilusión, energía y la sensación de tener un futuro por delante. En cambio, entre el sector más veterano a veces cunde el desánimo. No tienen padres que puedan ayudarles en caso de urgencia económica. Por el contrario, si tienen hijos que mantener o dependientes a su cargo. “Hay que hacer campañas de sensibilización y recuperar a esas personas. En España no existe la formación para el empleo”, explica Barrera. UGT exige al Gobierno un plan de choque por el empleo, que incluya una oferta de servicios públicos de orientación, formación, recualificación e inserción.

En un mercado con muchos mayores en paro que verán sus pensiones encogidas, la sindicalista hace los peores presagios tan años de reformas conservadoras en el mercado laboral: : “Se está creando una bolsa de pobreza”.

Publicidad