El Congreso logra poner contra las cuerdas a Montoro por “asfixiar” a los ayuntamientos

Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, defendiendo los presupuestos durante un pleno del pasado mes de mayo. / Efe

Un despiste inesperado, un gesto torpe le ha valido un verdadero problema al ministro de Hacienda. El PP tenía intención de vetar la proposición de ley (PL) de Unidos Podemos para modificar los criterios de aplicación de la ‘regla de gasto’, pero se quedó fuera de plazo por cuatro minutos. La admisión a trámite de la propuesta de los morados ha salido adelante en el Congreso de los Diputados con los votos a favor de PSOE, PNV, EH Bildu, Compromís, ERC, PDeCAT, Nueva Canarias y Coalición Canaria. En contra, solo se han manifestado PP y Ciudadanos.

Publicidad

Anuncio

La ‘regla de gasto’ es una parte de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que impide a las administraciones aumentar el gasto público por encima de la tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española. El conflicto de Montoro con el Ayuntamiento de Madrid se inició cuando el Consistorio decidió aumentar el gasto social, según el ministro, saltándose la norma. El equipo de Gobierno de Madrid, con Manuela Carmena al frente, ha logrado reducir la deuda en 2.070 millones desde que gobierna y el año pasado contó con 1.338 millones de euros de superávit. La disputa ha hecho que se ponga en cuestión la norma que impide que los ayuntamientos gasten más dinero en servicios para los ciudadanos aunque hayan hecho los deberes en materia financiera y mantengan las cuentas equilibradas.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha indicado este martes que el despiste del PP ha facilitado uno de esos “momentos excepcionales” en los que “la sede de la soberanía popular le dice al Gobierno lo que tiene que hacer”. Las palabras de desafío no han podido ser escuchado por el ministro, ausente en el debate. Unidos Podemos, por una parte, plantea que los ayuntamientos con las cuentas saneadas no tengan que “amortizar deuda”, mientras que, por otro lado, pretenden la eliminación de las medidas coercitivas de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF)  que han permitido a Montoro tanto la intervención de las cuentas de la Generalitat de Catalunya como las de Madrid,  según ha explicado a este medio el diputado y portavoz de Presupuestos de Podemos, Segundo González.

ticketea

Más en detalle, con este proyecto de ley que comenzará a rodar a partir de este miércoles, Podemos plantea modificar el artículo 12 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que queden “exentos del cumplimiento de la regla de gasto” aquellos consistorios con un nivel de endeudamiento inferior al 110% de los recursos corrientes y con un pago medio a proveedores por debajo de los 30 días. También quieren eliminar los artículos 25 y 26 de esta misma ley que posibilitan al ministro la intervención de las cuentas de las administraciones. Sin embargo, admiten que el PSOE podría poner más objeciones a esta última parte y se muestran dispuestos a negociar.

De hecho, este martes la secretaria de Política Municipal del PSOE, Susana Sumelzo, ha advertido a Iglesias de que están de acuerdo en “flexibilizar” la ‘regla de gasto’, pero en ningún caso eliminarla, y que su partido habla por todos los ayuntamientos, mientras que Iglesias “parece que habla solo para los gobernados por Podemos”. “Ni lo que hace Montoro que es ‘la ley seca’, ni lo que propone Podemos que es ‘la barra libre’”, ha precisado la dirigente socialista a este diario para dar a entender que los socialistas tratarán de buscar un punto intermedio en las negociaciones que mantendrán con los morados.

No obstante, Montoro no se da por vencido y da a entender que buscará la manera de entorpecer este impulso para modificar la ‘regla de gasto’. El ministro ha vuelto a incidir este martes en que, como ya ha dicho en alguna otra ocasión, ‘la regla de gasto’ es una norma de gobernanza europea y no es posible cambiar su aplicación para una administración como los ayuntamientos. Tanto Unidos Podemos como el PSOE sostienen que el titular de Hacienda “miente” al defender este supuesto. La UE sería la encargada de poner “el marco”, pero el Gobierno es quien marca “las reglas” del juego y el Ejecutivo del PP se ha encargado de establecer unas normas que le benefician, según la versión de la oposición.

En declaraciones en el pasillo del Congreso de los Diputados, Montoro además ha indicado que para 2018 ya se están planteando en las instancias europeas “diferentes cambios y modificaciones” y ha arremetido con Podemos por venir “una vez más a descubrir el Mediterráneo”. Lo cierto es que el Gobierno se comprometió al inicio del año con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a revisar la ‘regla de gasto’ para evitar que fuese tan restrictiva con el superávit de las corporaciones y todavía no ha habido ningún avance.

El PP jugará sus cartas en el Parlamento. A partir de la admisión a trámite de la PL, se iniciará un periodo de enmiendas donde el partido del Gobierno puede pedir varias ampliaciones para ralentizar los plazos. En el Senado, donde los populares tienen una amplia mayoría parlamentaria, pueden modificar el proyecto. Es probable que la iniciativa se retrase durante muchas meses. No obstante, la medida impulsada por Unidos Podemos sigue poniendo al ministro contra las cuerdas y hace difícil que eluda una negociación sobre la ‘regla de gasto’ con los municipios, agrupados en la FEMP.

Publicidad